Saltar a: navegación, buscar

Hernia incisional

hernia incisional
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
Clasificación:No Trasmisible
Región de origen:abdomen


Hernia incisional. Se presenta en el abdomen en el área de una cicatriz quirúrgica antigua. Una parte de un órgano abdominal, como el intestino, pasa a través del área debilitada de la pared abdominal.

Caraterísticas

Se presentan mas frecuentemente en personas obesas o embarazadas, por el aumento de la presión dentro del abdomen sobre el área débil por cirugía previa en la pared abdominal.

Origen

  • Este tipo de hernia tiene como origen la debilidad del tejido cicatrizal que se forma después de la cirugía. Este tejido cicatrizal debilitado representa una debilidad en la pared abdominal.
  • El aumento excesivo de peso, actividad física que aumenta el esfuerzo en el abdomen, embarazo, la constipación, el vómito severo y la tos intensa causan que el tejido cicatrizal se encuentre a tensión. Debido a que la pared abdominal es débil, la hernia se presenta debido a este esfuerzo abdominal.

Causas

  • Una hernia incisional causa un aumento de volumen en el área donde se produce. Este tipo de hernia usualmente no causa dolor pero puede haberlo, especialmente cuando el paciente realiza esfuerzo físico como levantar cosas o toser.
  • La masa puede desaparecer cuando el paciente esta acostado y ser más visible cuando esta parado.
  • Una hernia puede ser colocada nuevamente en su lugar por medio de maniobras durante el examen. A esto se le llama una reducir la hernia.

Recomendaciones

Es necesario recordar que cualquier operación en el abdomen tiene un riesgo variable de producir una hernia con el paso del tiempo, pero medidas como mantener un peso adecuado, evitar la constipación intestinal, evitar fumar, así como tener los cuidados necesarios para levantar objetos pesados, pueden ayudar a disminuirlo. Por otra parte se recomienda su tratamiento temprano, ya que una hernia estrangulada usualmente implica un peligro para la vida.

Síntomas

Cuando una hernia no puede ser reducida, significa que una parte del órgano ha quedado atrapada, o encarcerada. Los síntomas incluyen dolor, náusea, vómito, falta de movimientos intestinales y un aumento de volumen que permanece incluso cuando el paciente esta acostado. Cuando una porción de un órgano esta encarcerada, su irrigación sanguínea puede cortarse, lo que tiene como consecuencia que el órgano muere. A esta situación se le conoce como hernia estrangulada. Para diagnosticar una hernia incisional, se lleva a cabo un examen físico. Se busca un aumento de volumen en el área abdominal, donde previamente se llevó a cabo algún procedimiento quirúrgico, y se pide al paciente que tosa mientras se presiona en el área. El toser causa que el contenido de la hernia salga a través del orificio. Este contenido, asi como el defecto en la pared abdominal pueden ser palpados.

Tratamiento

El tratamiento de las hernias incisionales puede ser con operación o sin ella. Los pacientes con hernias incisionales pueden usar un tipo especial de faja, para reducir la hernia. También deberán evitar cualquier actividad que cause esfuerzo abdominal, y bajar de peso, para evitar el aumento de la presión dentro del abdomen que la obesidad produce. Sin embargo, al ser estos métodos solamente paliativos, es decir, que mejoran los síntomas, pero no resuelven la situación del todo, la mayoría de los pacientes elige la cirugía para reparar las hernias incisionales y evitar la posibilidad de una hernia estrangulada. El procedimiento para reparar una hernia incisional implica devolver a su lugar dentro del abdomen al órgano herniado y reparar la pared abdominal. Se puede usar un procedimiento llamado hernioplastía para reforzar el área debilitada con material sintético, como una malla. Las hernias encarceradas y estranguladas requieren cirugía de emergencia y hospitalización.

Complicaciones

  • Aumento progresivo de su volumen llegando a tener dimensiones desmesuradas determinando asimetrías antiestéticas del abdomen que alteran notablemente la autoestima del paciente además de provocar dolores de espalda.
  • Encarcelamiento. Cuando alguna estructura u órgano del abdomen protruye o “se sale” por el orificio de la hernia y se establece en forma definitiva sin poder regresar a su sitio mediante maniobras externas. Esta complicación puede provocar obstrucción intestinal y/o dolor si es el intestino el que se ha “salido” por el orificio de la hernia.
  • Estrangulamiento. Cuando estas estructuras mencionadas son “ahorcadas” por el orificio de la hernia provocándoles falta de circulación y la consecuente muerte del órgano atrapado, si es el intestino, éste puede perforarse y producir peritonitis.

Riesgos

Los riesgos de estas cirugías son mínimos así como la posibilidad de complicaciones postoperatorias aunque con frecuencia es necesario instalar drenajes quirúrgicos por dentro de la pared abdominal que permanecerán en su sitio de uno a cinco días.

Recuperación

La recuperación de la cirugía de hernia incisional es de uno a tres días de estancia hospitalaria y 15 a 20 días de reposo relativo, necesitando vendaje abdominal constante hasta por dos a tres meses. Podrá regresar a su trabajo a los 21 días, si es de baja actividad.

Fuentes