Saltar a: navegación, buscar

Herniorrafia

Reparación de hernia inguinal
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
Concepto:Es la cirugía para reparar una hernia en la pared abdominal de la ingle.

Herniorrafia o Reparación de hernia inguinal, es la cirugía para reparar una hernia en la pared abdominal de la ingle. Una hernia es un tejido que protruye por un punto débil en la pared abdominal. Los intestinos pueden protruir a través de esta área debilitada. Durante la reparación de la hernia, este tejido que protruye se empuja de nuevo hacia adentro. La pared abdominal se fortalece y se sostiene con suturas (puntos de sutura) y, algunas veces, una malla.

Descripción

El paciente probablemente recibirá anestesia general (estará dormido y sin dolor) o anestesia raquídea para esta cirugía. Si la hernia es pequeña, le pueden aplicar anestesia local y un medicamento para relajarlo. En este caso, estará despierto pero sin dolor.
En la cirugía abierta, el cirujano hará una incisión cerca de la hernia.

  • El cirujano encontrará la hernia y la separará de los tejidos a su alrededor. Luego, extirpará el saco de la hernia o reintroducirá los intestinos dentro del abdomen.
  • El cirujano cerrará los músculos abdominales debilitados con puntos de sutura. Con frecuencia, también se cose un pedazo de malla en el lugar para fortalecer la pared abdominal. Esto repara la debilidad en la pared del abdomen.

El cirujano puede usar un laparoscopio en lugar de realizar la cirugía abierta.

  • Un laparoscopio es una sonda delgada con una cámara diminuta en el extremo que le permite al cirujano ver dentro de esta área. El cirujano hará 3 o 4 incisiones pequeñas en la parte baja del abdomen, a través de las cuales introducirá el laparoscopio y otros instrumentos pequeños.
  • Se hará la misma reparación que en la cirugía abierta.
  • Los beneficios de esta cirugía son un tiempo de sanación más rápido, menos dolor y menos cicatrización. Es posible que la cirugía laparoscópica no se recomiende para hernias más grandes o más complicadas, o para hernias en crecimiento en ambos lados.

Por qué se realiza el procedimiento

El médico puede sugerir la cirugía de reparación de una hernia si el paciente tiene dolor o la hernia le molesta durante sus actividades cotidianas. Si la hernia no le está causando problemas, posiblemente no necesite cirugía. Sin embargo, estas hernias casi siempre no desaparecen por sí solas y pueden volverse más grandes.
Algunas veces, los intestinos pueden resultar atrapados en el interior, lo cual es potencialmente mortal. Si esto sucede, el paciente necesitaría una cirugía urgente de inmediato.

Riesgos

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado.
  • Problemas respiratorios, como neumonía.
  • Problemas del corazón.
  • Infección.
  • Reacciones a los medicamentos.

Los riesgos de esta cirugía son:

  • Daño a otros vasos sanguíneos u órganos.
  • Daño a nervios.
  • Daño a los testículos si un vaso sanguíneo conectado a ellos resulta lesionado.
  • Dolor prolongado en el área de la incisión.
  • Retorno de la hernia.

Antes del procedimiento

El paciente debe comentarle siempre al médico o a la enfermera:

  • Si se está o podría estar en embaraza.
  • Si se está tomando fármacos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante la semana antes de la cirugía:

  • Algunos días antes de la operación, se le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin), naprosyn (Aleve, Naproxen) y otros fármacos como éstos.
  • Se ha de preguntar al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • No beber ni comer nada después de medianoche la noche anterior a la operación.
  • Tomar los fármacos que el médico recomienda con un pequeño sorbo de agua.
  • El médico o la enfermera dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

La mayoría de los pacientes pueden bajarse de la cama una hora más o menos después de esta cirugía. La mayoría puede irse a casa el mismo día, pero algunos posiblemente necesiten quedarse en el hospital de un día para otro.
Algunos hombres pueden tener problemas para eliminar la orina después de la cirugía de la hernia. Si el paciente tiene problemas para orinar, puede necesitar un catéter (una sonda flexible que drenará la orina) en su vejiga durante un corto tiempo.

Pronóstico

El pronóstico de esta cirugía por lo regular es muy bueno. La hernia retorna en menos de 3 de cada 100 pacientes que se someten a esta cirugía.

Nombres alternativos

Herniorrafia; Hernioplastia de hernia inguinal

Fuente