Saltar a: navegación, buscar

Intervenciones psicopedagógicas en casos de implantes coclear

Intervención psicopedagógica en casos de implante coclear
Información sobre la plantilla
IC.JPG

Intervención psicopedagógica en casos de implante coclear. La intervención psicopedagógica en niños sordos y sordociegos con el implante coclear comienza mucho antes de la propia colocación del implante y está dirigida a todas las áreas de aprendizaje, con énfasis en el trabajo sobre la audición y el lenguaje oral.

Etapas del implante coclear

Etapa pre-implante

Los niños sordos y sordociegos seleccionados como candidatos deben recibir el entrenamiento previo, lo que los prepara para el aprendizaje curricular y fonolingüístico para la etapa posterior del implante. Esta labor debe centrarse fundamentalmente en la preparación del niño para el uso del lenguaje oral mediante el desarrollo de las habilidades de lectura labiofacial, articulación y en la medida de las posibilidades, instauración de los sonidos, trabajo sobre la voz y administración del aire para la pronunciación.

Etapa post-implante

La intervención psicopedagógica comienza a partir de efectuarse la primera programación del implante (aproximadamente 30 días después de la operación). Este proceso es muy complejo, requiere mucha paciencia y la participación de todas las personas que rodean al niño. La estrategia psicopedagógica para cada niño con implante coclear varía en dependencia de la valoración integral de cada uno, principalmente de la edad en que sufre la pérdida auditiva, el nivel de desarrollo del lenguaje y el momento de colocación del implante.

Aspectos a trabajar en la rehabilitación

La Percepción Auditiva Durante el proceso de rehabilitación se realiza un programa organizado e intensivo de estimulación auditiva que despierta en el niño la necesidad de escuchar y lo ayuda a darle sentido a las nuevas sensaciones que experimenta, entre ellas el lenguaje.

Comunicación El desarrollo del lenguaje oral a través de la audición constituye el hilo conductor de la intervención psicopedagógica con los niños sordos y sordociegos con implante coclear en el área de la comunicación. Esta labor se efectúa en todo el contexto educativo y social del niño (actividades individuales especializadas, clases, vivencias diarias del niño en la escuela, familia y comunidad), utilizando el siguiente modelo: Detección - Discriminación - Identificación - Comprensión; donde:

Detección

es la habilidad para responder a la presencia o ausencia del sonido.

Discriminación

Es la habilidad de percibir semejanzas y diferencias entre dos o más estímulos sonoros, a los principios no verbales y después verbales.

Identificación

Es la habilidad para manifestar lo que escucha mediante escritura, gesto, palabra o frase, repitiendo el estímulo escuchado.

Comprensión

Es la habilidad para entender el significado del habla, respondiendo preguntas, siguiendo una instrucción o participando en una conversación.

Currículo

La selección de la alternativa para la escolarización de un niño con implante coclear (IC) se efectúa a partir de la evaluación integral del niño con énfasis en sus potencialidades, partiendo de la premisa que todo niño puede aprender y desarrollar sus potencialidades, si se encuentran las vías adecuadas para estimular, conducir y promover ese desarrollo.

Las dificultades en el aprendizaje de los alumnos sordos y sordociegos con implante coclear a lo largo de su escolaridad varían mucho de un alumno a otro, las dificultades de niños sordos y sordociegos implantados son similares a sus coetáneos sin implante coclear en cuanto a capacidad de atención, motivación hacia el aprendizaje, inteligencia, desarrollo de la comunicación y del lenguaje, lo que repercute en sus resultados académicos.

El trabajo psicopedagógico sistemático con el niño implantado permite de una forma más rápida y eficaz la compensación en gran medida las consecuencias de la sordera, sin embargo hay que tener presente que aunque el niño implantado tiene mayores posibilidades para el desarrollo, él sigue siendo un niño con grandes limitaciones auditivas y su aprendizaje depende de estas, sobre todo cuando el niño con el implante coclear se encuentra en los entornos ruidosos y confusos del ambiente escolar o en la calle.

Actualmente es innegable la aceptación que ha adquirido esta ayuda técnica entre sus usuarios, pues aunque el proceso de rehabilitación es paulatino se observan los beneficios del mismo siempre garantizados por el sistema educacional en estrecha relación con el sistema de salud pública, pues todos los niños sordos y sordociegos con implante coclear reciben atención educativa, principalmente por la vía de la institución escolar; tienen su maestro y el servicio de logopedia, como mínimo 3 veces a la semana, además mantienen seguimiento médico cada seis meses.

Fuente

  1. Chkout, Tatiana. Atención educativa a los niños sordos y sordociegos con implantes coclear en Cuba. Folleto. MINED; 2007.
  2. Chkout, Tatiana y Martínez Morales M. Teresa. Los niños con implante coclear. Editorial Pueblo y Educación; La Habana; 2008.