Saltar a: navegación, buscar

Iowa

Estado de Iowa
Información sobre la plantilla
Estado de los Estados Unidos
<span/>
Bandera de Iowa
Bandera

Escudo de Iowa
Escudo

Otros nombres: The Hawkeye State (El estado del ojo de halcón)
Lema: Our liberties we prize and our rights we will maintain (en inglés: Apreciamos nuestras libertades y mantendremos nuestros derechos)
CapitalDes Moines
EntidadEstado
 • PaísBandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Subdivisiones99 condados
Superficie 
 • Total145 744 km²
Población (2007) 
 • Total2 988 046 hab.
 • Densidad20,5 hab/km²

Iowa. Uno de los estados de Estados Unidos de América, localizado en la Región Centro-Oeste del país. El 92% de la población del estado son blancos, y el mayor grupo étnico de Iowa son los alemanes, que componen el 35,7% de la población del estado. Sus principales fuentes de renta son la manufactura, la agricultura y el turismo. Es el mayor productor de soja y etanol de Estados Unidos, y posee el mayor rebaño porcino del país.El nombre del estado proviene del pueblo nativo americano Iowa que habitaban la región. Los primeros europeos a explorar la región que actualmente constituye el estado estadounidense de Iowa fueron los franceses Louis Jolliet y Jacques Marquette en 1673, y que describieron la región como verde y fértil. Los primeros colonos blancos se instalaron en la región en junio de 1833. El 28 de diciembre de 1846, Iowa se convirtió en el 29º estado de la Unión.

Geografía

Mapa

Iowa colinda con los estados de Minnesota por el norte, con Nebraska por el oeste, con Dakota del Sur por el noroeste, con Misuri por el sur, con Wisconsin por el noreste y con Illinois por el este. El río Misisipi constituye la frontera oriental del estado, y el río Misuri la oeste. Iowa tiene 99 condados. La capital del estado, Des Moines, está localizada en el condado de Polk.

Hay varios lagos naturales en el estado, los más importantes son los lagos Spirit, West Okoboji y East Okoboji, en el noroeste de Iowa. Los lagos artificiales incluyen los lagos Odessa, Saylorville, Red Rock, Coralville, MacBride y Rathbun.

La topografía del estado está formada por llanuras con suaves ondulaciones. Colinas de loess se encuentran a lo largo de la frontera occidental del estado, algunas de las cuales tienen una profundidad de varios cientos de pies. En el nordeste, a lo largo del río Misisipí, está una sección de la Driftless Zone, que en Iowa consiste en bajas colinas rugosas cubiertas de un paisaje de coníferas —un paisaje no asociado por lo general con este estado.

El punto de menor elevación es Keokuk en el sudeste de Iowa, con 146 m, y el punto más elevado, con 509 m de altitud, es Hawkeye Point[5] , localizado al norte de la ciudad de Sibley, en el noroeste de Iowa. La elevación media del estado es de 335 m. Considerando el tamaño del estado (145.743 km²), hay muy poca diferencia de elevación.

Iowa tiene el promedio más alto de concentraciones de radón de la nación debido a la significativa glaciación que trituró las rocas graníticas del Escudo Canadiense y se depositó en los suelos, enriqueciendo las tierras de labranza de Iowa.[6] A causa de la gran superficie del área de tierra rocosa, el radón se libera como gas en ebullición desde los suelos. Muchas ciudades del estado, como Iowa City, han aprobado exigencias de resistencia al radón para la construcción de todas las nuevas viviendas.

Economía

El producto interior bruto de Iowa fue de 103 mil millones de dólares en 2003. La renta per cápita del estado, por su parte, fue de 28.340 dólares. La tasa de desempleo de Iowa fue del 4,1%.

El sector primario supone el 4% del PIB de Iowa. Juntas, la agricultura y la ganadería responden por el 4% del PIB de Iowa, y emplean aproximadamente a 136 mil personas. Los efectos de la pesca y de la silvicultura son poco importantes en la economía del estado. Iowa posee cerca de 94 mil granjas, que cubren más del 90% del estado. Sólo Nebraska posee un porcentaje mayor en relación al área del estado cubierta por granjas. Iowa es el mayor productor de maíz de Estados Unidos, produciendo aproximadamente un quinto del maíz producido en el país. Iowa también posee el mayor rebaño porcino del país. El estado también es uno de los mayores productores de soja del país. Iowa concentra cerca de un cuarto de la cabaña porcina estadounidense. Otros productos importantes de la agropecuaria de Iowa son la paja, avena, manzanas, legumbres y rebaños bovinos.

El sector secundario supone el 26% del PIB. La industria de manufactura aporta el 22% del PIB del estado y emplea aproximadamente a 267 mil personas. El valor total de los productos fabricados en el estado es de 31 mil millones de dólares. Los principales productos industrializados fabricados en el estado son alimentos industrialmente procesados, maquinaria, productos químicos, equipamientos eléctricos y vehículos de transporte. Iowa es el mayor productor de etanol del país. La industria de construcción supone el 4% del PIB del estado, empleando aproximadamente a 100 mil personas. Los efectos de la minería en la economía del estado son poco importantes, empleando a cerca de 3 mil personas. El principal recurso natural mineral en el estado es la caliza.

El sector terciario aporta el 70% del PIB. Aproximadamente el 17% del PIB del estado se genera a través de servicios comunitarios y personales. Este sector emplea a cerca de 535 mil personas. El comercio al por mayor y al por menor supone el 16% del PIB del estado, y emplea aproximadamente a 420 mil personas. Los servicios financieros e inmobiliarios responden por cerca del 16% del PIB del estado, empleando aproximadamente a 135 mil personas. Des Moines es el centro financiero del estado, y el segundo mayor centro de la industria de seguros de Estados Unidos (detrás sólo de Hartford (Connecticut), y el tercero mayor del mundo (detrás de Londres y Hartford). Los servicios públicos suponen un 12% del PIB de Iowa, empleando aproximadamente a 254 mil personas. Transportes, telecomunicaciones y utilidades públicas emplean a 92 mil personas, y responden por el 9% del PIB de Iowa. Cerca del 85% de la electricidad generada en el estado se produce en centrales termoeléctricas a carbón o a petróleo. La única central nuclear del estado, la Duane Arnold Energy Center, produce el 11%, y las centrales hidroeléctricas producen aproximadamente el 2%.

Historia

Cuando los primeros amerindios llegaron a lo que hoy se llama Iowa desde hace más de 13.000 años, eran cazadores-recolectores viviendo en un paisaje glacial de la época pleistoceno. Cuando los exploradores europeos llegaron, los amerindios se habían convertido en agricultores con una infraestructura económica, social y política. Esta transformación se llevó a cabo en forma paulatina. Durante la época Arcaica (hace 10.500 - 2.800 años) los amerindios se adaptaron a los entornos y ecosistemas llegando a ser más sedentarios en cuanto se aumentaba la población. Desde hace más de 3.000 años, durante la época Arcaica tardía, los amerindios en Iowa comenzaron a cultivar plantas domesticadas. El período siguiente, conocido como el «período Woodland» (de bosque) se caracterizó por una dependencia mayor en la agricultura y por una estructura social más compleja. Se incrementó el uso de los montículos y la cerámica. Durante el período prehistórico tardío, que tenía sus inicios alrededor del 900 d. C., se aumentó el cultivo del maíz. Los cambios sociales fomentaron asentamientos estables. La llegada de los productos y enfermedades europeos del período posthistórico por medio de los exploradores europeos y otros grupos étnicos de amerindios produjeron trastornos en la población, en la economía y en la estructura social.[1]

Los primeros europeos en visitar la región fueron los exploradores franceses Louis Jolliet y Jacques Marquette en 1673. Llegaron navegando por el río Misisipi, y después de examinar la zona, escribieron que Iowa parecía ser una región verde y fértil. El territorio estaba habitado por amerindios, entre los cuales se contaban los Ioway, Sauk, Mesquaki, Sioux, Potawatomi, Oto y Misuri.[2]

Julien Dubuque (1762 – 1810), nacido de padres Normandos en St. Pierre les Brecquets, ubicado en la ribera sureña del río San Lorenzo un poco más de cien kilómetros al oriente de la ciudad de Quebec, Canadá, fue el primer europeo para vivir en lo que es ahora Iowa. En 1788 consiguió permiso de los jefes de la tribu Fox, (y posteriormente, también de las autoridades Españoles) para minar galena (sulfuro de plomo) en las lomas al lado del río Misisipi en los contronos de la ciudad que hoy lleva su nombre.[3]

Estados Unidos obtuvo Iowa como parte de la Compra de la Luisiana en 1803. Los patowatamie, oto y misuri habían vendido su territorio al gobierno federal antes de 1830,[4] y en junio de 1833 La colonización oficial de Iowa por parte de los Estados Unidos comenzó. La mayor parte de los primeros colonos procedía de Ohio, Pensilvania, Nueva York, Indiana, Kentucky y Virginia.

Los primeros colonos enfrentaron una vida solitaria y dura en las primeras décadas. Tenían que adaptarse a la pradera extensa que carecía de árboles y que padecía de incendios anuales extensos del pasto silvestre que cubría todo el terreno. Sólo el extremo oriente del territorio tenía bosques suficientes para abastecer las necesidades de la construcción de la vivienda y del combustible. La llegada del ferrocarril en los 1850's y 1860's abrieron más el mercado nacional e internacional a los productos agrícolas de la región y la población creció de 43,112 (1840) a 1,194,020 (1870). Como resultado parcial de una campaña oficial para atraer inmigrantes en 1869, llegaron muchos de países europeos (primordialmente de Alemania, Suecia, Noruega y Holanda.[2]

El gobierno federal aceptó a Iowa en calidad de estado de la Unión el 28 de diciembre de 1846.

Fuentes