Saltar a: navegación, buscar

Jungla de Jones (Isla de la Juventud)

Jungla-de-jones
Información sobre la plantilla
Jungla-de-jones1.jpg
Características
Clima:Tropical
Localización
Continente(s):Continente americano

La jungla de Jones. Sitio de gran atractivo por la presencia de diversas especies de plantas. Forma parte de la Red Nacional de Jardines Botánicos.

Ubicación

A menos de veinte kilómetros de Nueva Gerona, la cabecera municipal de la Isla de la Juventud, se localiza la Jungla de Jones, un bosquecito de algo más de 15 ha atravesado longitudinalmente por el arroyo Los Almácigos. Su atractivo fundamental lo constituye la gran variedad de plantas que allí existen en tan poco espacio y sobre todo, con un gran porciento de exotismo.

Historia

Su origen se remonta a principios del siglo pasado, cuando una pareja de ciudadanos norteamericanos se asentó en la zona y comenzó a sembrar plantas de diferentes especies, muchas de ellas traídas al territorio por vía marítima y aérea. Ella, Helen Rodman era naturalista y él Harry Sanford Jones, biólogo, procedentes ambos de Chicago, Illinois.

Los Jones trabajaron juntos para convertir este sitio en un beneficioso jardín botánico, para lo cual recibieron la ayuda del Departamento de Agricultura de los EE.UU. a través del Dr. David Fairchild quien aportó gran variedad de semillas.

La tranquilidad del lugar unido a sus atractivos hicieron del lugar un sitio para el descanso muy utilizado por quienes acudían a recibir los beneficios de los manantiales de aguas minero medicinales que brotan en el cercano pueblo de Santa Fe, y que gozan de prestigio internacional.

A partir de mayo de 1998 comenzó un proceso paulatino de recuperación sobre el principio de la sustentabilidad ecológica y también con fines socioculturales y educativos. Especial mérito en esta tarea corresponde al joven Tomás Betancourt desde su nombramiento como jefe de finca.

Variedad de especies de plantas

La Jungla llegó a tener una gran variedad de especies de plantas. Entre las más notables se encontraban: 20 variedades de mangos; 10 de caña brava; el mangostán, diversas variedades de ocujes y aguacates; jagüey, yagruma, té de China, café de Brasil, cacao de la India y mate de Los Andes; un algarrobo y otras muchas más.

Sin embargo, el más asombroso de todos lo constituía una yagruma, la cual ostentaba en una de sus ramas, un nudo en forma de corazón y que se convirtió en su época en uno de sus ejemplares más atractivos. Hoy día muchas de las especies arbóreas que allí viven no han podido ser clasificadas. Justamente en estas rarezas estriba la singularidad del lugar, declarado parte de la Red Nacional de Jardines Botánicos.

Fuente

  • Revista Electrónica Magisterio. UCP "Carlos Manuel de Céspedes".