Saltar a: navegación, buscar

Klement Gottwald

Klement Gottwald
Información sobre la plantilla
55x78
NombreKlement Gottwald
Nacimiento23 de noviembre de 1896
Bandera de Checoslovaquia Checoslovaquia
Fallecimiento14 de marzo de 1953
Praga
Causa de la muerteGrave resfriado
ResidenciaPraga
NacionalidadChecoslovaquia
CiudadaníaChecoslovaquia
EducaciónPolitico
OcupaciónCarpintero
Conocido porGottwald
Partido políticoPolítico comunista de Checoslovaquia
PadresAgricultores
Resultados deportivos
Títulos obtenidosPrimer Ministro (1946-1948) y Presidente de la República de Checoslovaquia (1948-1953).

Klement Gottwald. Político comunista checoslovaco que fue primer ministro (1946-1948) y presidente de la República de Checoslovaquia (1948-1953).

Datos biográficos

Hijo ilegítimo de un modesto agricultor, el joven Gottwald fue enviado a Viena con tan sólo doce años para convertirse en aprendiz de carpintero mientras aprendía alemán. Atraído por las ideas socialistas, cuatro años más tarde ingresó en la organización de juventudes socialdemócratas checas, tras de lo cual regresó a su provincia natal para ejercer el oficio de carpintero en las ciudades de Lipnick y Hranice, actividad que se vio interrumpida cuando el Ejército imperial lo llamó a filas para tomar parte en la Primera Guerra Mundial.

Vida en el ejército

En 1918, poco antes del fin de la contienda -durante la cual fue herido de gravedad en el frente ruso-, Gottwald desertó del ejército y regresó a su pueblo con la intención de retomar su antigua profesión; sin embargo, volvió a alistarse en la milicia, esta vez en el recién creado Ejército checo de la naciente República de Checoslovaquia. Ese mismo año, ingresó en el Partido Socialdemócrata checo, en que se alineó en el a la izquierda del partido, hasta que encabezó dicha facción política para salirse del partido y ser uno de los miembros fundadores del Partido Comunista Checo (KSC), donde muy pronto comenzó a escalar los puestos más relevantes y decisivos.

La dirección del partido le encomendó en 1923 la dirección de su órgano de expresión, el rotativo Hlas Ludn (La Voz del Pueblo), en Bratislava, y, posteriormente, la del Pravda (La Verdad). Dos años más tarde, Gottwald entró a formar parte del Comité Central del KSC y se marchó a Praga para, en el año 1927, ser elegido secretario general del mismo. Desde el año 1929 fue diputado de la Asamblea Nacional. Pese a las excelentes relaciones mantenidas con el presidente checo, Eduard Benes y a la buena prensa que tenían los comunistas entre la población checoslovaca, la estrategia política defendida por Gottwald, consistente en estrechar progresivamente los lazos entre el KSC y el Partido Comunista Soviético, Gottwald y sus seguidores comenzaron a perder paulatinamente el predicamento necesario en el concierto político del país.

Poco antes de producirse la agresión nazi sobre la región checa de los Sudetes, en el año 1938, Gottwald realizó un viaje a Moscú para asistir al VII Congreso de la Internacional Socialista, para cuya presidencia acabó siendo elegido junto con los líderes comunistas Maurice Torez y Palmiro Togliatti, y en el que se llegó al acuerdo de constituir varios "frentes populares" en cada país representante.

Cuando se produjo la crisis de los Sudetes y la posterior firma del Pacto de Munich, el presidente Eduard Benes se vio obligado a dimitir del cargo y exiliarse en los Estados Unidos de América, al tiempo que Gottwald regresó a Moscú para dirigir la emigración comunista checoslovaca y reforzar aún más su posición dentro del partido. Desde Moscú, Gottwald dirigió un contundente manifiesto a sus compatriotas en el que les conminaba a la lucha sin tregua contra el enemigo invasor nazi.

Hasta el año 1943 no se produjo contacto alguno entre Gottwald y el Gobierno provisional checo de Eduard Benes establecido en Londres, cuando este último fue reconocido por las fuerzas aliadas como presidente en funciones de la república. En Moscú, ambos dirigentes se entrevistaron para determinar el futuro político del país una vez acabada la guerra. Gottwald hizo saber a Benes las líneas generales del programa político comunista checo, las cuales pasaban, sin discusión alguna, en la participación activa de los comunistas en la reconstrucción futura del país.

Como Primer Ministro

Consecuencia de la victoria soviética en el frente oriental fue que, en el año 1945, Gottwald regresó a Praga como dueño y señor del KSC, apoyado sin reservas por Joseph Stalin desde Moscú, con el que había llegado a entablar una auténtica inteligencia política para llevar hasta lo más alto del poder al KSC. Gottwald colaboró, tal como estaba pactado en un principio, con el Gobierno de Eduard Benes, quien encomendó la formación de un Gabinete a su primer ministro Fierlinger, que no tuvo más remedio que nombrar viceprimer ministro al comunista Gottwald. Gracias a una coalición formada entre comunistas y socialdemócratas, las elecciones generales del año 1946 dieron la victoria aplastante a Gottwald, que pasó a ocupar el cargo de primer ministro.

Lo primero que llevó a cabo Gottwald como primer ministro fue la implantación del modelo económico planificado, a imagen y semejanza del soviético. La medida en cuestión no tardó en ser contestada por la oposición; en enero de 1948 dimitieron en bloque todos los ministros anticomunistas del Gobierno, circunstancia que no desaprovechó Gottwald para conseguir de Eduard Benes la ratificación de un Gobierno enteramente comunista.

Conseguido esto último, Gottwald encontró el camino abierto para llevar a cabo sus planes políticos y económicos más ambiciosos. En mayo del mismo año, Gottwald reafirmó su posición mediante la celebración de elecciones generales por lista gubernamental única, lo que le aseguró el 80% de los votos. Seguidamente, Gottwald promulgó una nueva Constitución, puso en práctica una reforma agraria profunda, nacionalizó la gran mayoría de las empresas checas y puso en marcha en primer plan quinquenal checo (1948-1953).

Desengañado y hundido moralmente, Eduard Benes se encontró en la misma posición política del año 1938, cuando se firmo el vergonzoso Pacto de Munich, dimitiendo como presidente de la República de Checoslovaquia, el 14 de junio de 1948. Ese mismo día, Gottwald se apresuró a declarar oficialmente constituida la República Democrática de Checoslovaquia, satélite indiscutible de los dictados provenientes de Moscú.

Durante los cinco años que estuvo en el poder, Gottwald gobernó el país con métodos represivos y estalinistas, realizando purgas y ejecuciones de todos los oponentes políticos que le salieron al paso, tanto fuera como dentro del KSC, de entre la que destacó la eliminación de su mayor enemigo político, Rudolf Slánsky, muerto por orden directa de Joseph Stalin. Sin lugar a dudas, Gottwald convirtió a su país con su sumisión a Moscú en el mejor aliado político que encontró Joseph Stalin en los años posteriores inmediatos a la guerra que dieron inicio a la Guerra Fría. Irónicamente, Gottwald cogió un grave resfriado cuando asistía a los funerales de su gran protector político, Joseph Stalin, el 9 de marzo de 1953, muriendo 5 días más tarde en Praga. A su muerte fue reemplazado por otro político comunista de la línea dura, Zápotocky.

Fuentes