Saltar a: navegación, buscar

La Fiesta del Tayuyo

La Fiesta del Tayuyo
Error al crear miniatura: Falta archivo
Dedicada a:La buena cosecha del maíz
Lugar:Montezuelo, Mantua, Pinar del Río, Bandera de Cuba Cuba
Fecha de inicio:Último sábado de agosto
Fecha de terminación:El mismo día
Participantes:Toda la comunidad

LA FIESTA DEL TAYUYO: La cultura tradicional y popular ocupa un lugar cimero en el quehacer cultural de la comunidad de Montezuelo. La celebración de esta fiesta constituye una tradición en este caserío.

Surgimiento

En agosto de 1896, nació esta festividad, adscrita a las de la Virgen de las Nieves, Patrona de Mantua que se celebraban ya desde tiempos inmemoriales cada 5 de agosto y que luego fueran extendidas hasta los días 6 y 7 del mismo mes. La gran cosecha de maíz de aquel memorable año dio lugar a su origen Los propietarios de las tierras prometieron a sus peones que, dadas las condiciones meteorológicas imperantes ese año, muy favorables al maíz, si se obtenía una buena cosecha se celebraría una fiesta “por todo lo alto”.

El día escogido (aún no precisado), la fiesta comenzó en horas tempranas con una competencia de bueyes, aunque en realidad, se trataba de medir la habilidad de quien los conducía para lograr el surco más derecho, utilizando un arado de madera. Otra de las tantas actividades recreativas consistía en competir para determinar quien extraía la palada de tierra más grande, mientras en otros puntos del caserío poetas, repentistas y grupos de música guajira amenizaban la mañana.

Alrededor de mediodía se presentaba una variada gama de platos hechos a base de maíz y que posteriormente eran regalados, primero a los visitantes y después a los vecinos de Montezuelo.

En horas de la noche se llevó a cabo un desfile de muchachas previamente escogidas por su belleza, a fin de elegir la flor del maíz y sus pétalos.

Desaparición

Con el paso del tiempo, la Fiesta del Tayuyo se convirtió en una tradición del caserío, pero dejó de celebrarse en el año 1901 cuando los nuevos propietarios de tierra determinaron suspenderlas porque no obtenían ganancia alguna.

Preludio a la revitalización

En 1968 cuando el Gobierno Revolucionario estaba empeñado en llevar adelante los denominados “planes integrales” con el objetivo de estimular la producción agrícola, se propuso a los cosecheros de Montezuelo que si en los años 1969, 1970 o 1971 se lograba recolectar un millón de mazorcas de maíz, se organizaría una gran fiesta de pueblo. La propuesta partió del jefe del plan integral Rubén Esquijarosa, el presidente del Poder Local Jesús Padrón González y el Secretario del Partido Pablo Antonio Rocubert Álvarez.

En [[agosto] de 1970, los cosecheros de Montezuelo lograron acopiar poco más de un millón de mazorcas de maíz. Entonces las autoridades locales antes citadas procedieron a organizar una gran celebración siguiendo los patrones de la desaparecida Fiesta del Tayuyo.

El día escogido, en agosto, mes en que tradicionalmente tiene lugar la cosecha de maíz en Montezuelo, tuvo lugar la fiesta que constaba con elementos nuevos, acordes a los tiempos que se vivían y donde se eliminaron algunos factores de las antiguas fiestas tradicionales.
En horas de la mañana se efectuó un encuentro de béisbol entre los equipos de Mantua y Montezuelo y por la tarde entre Mantua y las Martinas, los tres equipos pertenecían a la primera categoría.

Los platos típicos a base de maíz se ofertaron a la población gratuitamente, así como cerveza y refrescos. Manolo Barrios donó un toro que fue sacrificado para obsequiar su carne como plato extra. En la noche se llevó a cabo un bailable gigante con la orquesta Hermanos Palacios.

Según cálculos bastante conservadores, asistieron a la fiesta alrededor de tres mil personas. Sin embargo la experiencia no se repitió en años siguientes y la celebración de la cosecha de maíz en Montezuelo volvió a caer en el olvido.

Revitalización

A principios de la década de 1990, el movimiento de artistas aficionados recibió un rudo golpe debido a la carencia de recursos originada por el derrumbe del campo socialista.

A mediados de la citada década la Casa de Cultura Ramón Ivonet se propuso llevar a cabo una serie de estudios para revitalizar las tradiciones mantuanas en la medida en que la recuperación económica de la nación lo permitiera. Entre las seleccionadas como factibles se incluyó la Fiesta del Tayuyo de Montezuelo.

Siguiendo orientaciones del especialista de estudios socioculturales de la Casa de Cultura, Enrique Pertierra Serra, el promotor sociocultural de Montezuelo José Ramón Sánchez Cabrera se dio a la tarea de llevar a cabo una exhaustiva investigación para proceder a la revitalización de esta festividad montezueleña, que se hizo realidad en agosto de 1999 con el apoyo del gobierno, el partido la ANAP y todas las instituciones culturales del municipio y su movimiento de artistas aficionados.

Fuente

  • Archivo Municipal de Historia Local Mantua
  • Promotores Culturales
  • Sectorial Municipal de Cultura
  • Historiadores del municipio Mantua . Investigación de la historia del municipio.

Enlaces Externos