Linfogranuloma Venéreo

De EcuRed

Linfogranuloma Venéreo. Es una enfermedad transmitida sexualmente (STD) causada por un tipo específico de las bacterias llamadas Chlamydia. Afecta generalmente las glándulas de la linfa en el área genital.

Linfogranuloma Venéreo (ITS).
Información sobre la plantilla

Es una infección bacteriana de transmisión sexual.
Clasificación:Transmisible.
Agente transmisor:Chamydia trachomatis.
Forma de propagación:Relaciones sexuales desprotegidas.

Contenido

Causas

El linfogranuloma venéreo (LGV) es una infección crónica (prolongada) del sistema linfático causada por tres tipos diferentes de la bacteria Chlamydia trachomatis que se disemina a través del contacto sexual. La infección es ocasionada por una bacteria diferente de la que causa la clamidia genital.

El linfogranuloma venéreo es más común en Centro y Suramérica que en América del Norte. Cada año, se diagnostican unos cuantos cientos de casos en los Estados Unidos. Sin embargo, el número real de infecciones se desconoce.

El linfogranuloma venéreo es más común en hombres que en mujeres y el principal factor de riesgo lo constituye el hecho de tener múltiples compañeros sexuales.

Tiempo en aparecer los primeros síntomas

  • De 7 a 30 días después del contagio.
  • Posteriormente (2 a 6 semanas después) en un estado secundario se produce:
    • Inflamación dolorosa de los ganglios de la ingle pudiendo incluso supurar.
    • En ocasiones puede acompañarse de fiebre.

Síntomas

  • La lesión inicial, cuando existe, aparece en el hombre como una úlcera de poca profundidad o erosión en el gangle.
  • Luego, pueden aparecer abscesos indoloros en genitales internos (vagina), recto (inflamación de ganglios cercanos causando dificultad para defecar), y a veces en la cavidad bucal.
  • Alrededor de 1-2 semanas después de curada la lesión primaria aparecen ciertos síntomas s como:
    • Fiebre.
    • Dolor muscular.
    • Aumento del volumen de la ingle.
    • Pequeñas lesiones en genitales. Aparecen algunos abscesos que drenan un pus lechoso por múltiples orificios persistentes.
    • Poco a poco aumentan las lesiones y al cabo de 2- 3 semanas revientan los abscesos.

Es posible que la mujer no sienta nada pero si su pareja presenta síntomas entonces ella debe acudir al médico cuanto antes.

Diagnóstico

El diagnóstico se hace a partir de métodos serológicos. Se utilizan pruebas de microinmunofluoresencia.

Tratamiento

  • Con antibióticos.
  • Aspiración de los bubones (abscesos).
  • Corrección quirúrgica si aparecen en el recto o en la uretra.

Prevención

No tener sexo es la única manera segura de evitar contagiarse. Si no, la limitación en el número de sus compañeros sexuales reduce el riesgo de infección. Usar condones con todos los compañeros disminuirá la posibilidad de infectarse. Si usted piensa que le han infectado, evite cualquier contacto sexual hasta que usted vea un doctor, vaya a un hospital o una clínica. Si le infectan, notifique a sus compañeros sexuales inmediatamente para que así puedan ser tratados.

Fuentes