Loth

De EcuRed
Loth
Información sobre la plantilla
Personaje de Ficción
235 × 301 píxeles
Loth, la Reina Araña.
NombreLoth, la Reina Araña
CreadorRobert Anthony Salvatore
Obra a la que perteneceLibros basados en la campaña de Los Reinos Olvidados del juego de rol Dungeons & Dragons
Otros nombresLot, Lolth.
OcupaciónCausar el caos entre sus seguidores
Conocido porDeidad de los drow

Loth, también conocida como la Reina Araña, es la caprichosa deidad venerada por la gran mayoría de los drow, elfos oscuros que habitan en la Antípoda Oscura.

Es una diosa maligna que adora el caos y la destrucción. Entre las prácticas de sus seguidores está el hacerle sacrificios. Es cruel y caprichosa y representa el mal absoluto. En su trato con otras criaturas es maligna, fría y despiadada, le gusta la venganza y el chantaje. Impulsa a sus seguidores a pelear a muerte entre ellos en busca de poder y posición social, como ocurre en la ciudad Menzoberranzan. Gusta de la muerte, la destrucción y la tortura, y no tiene inconvenientes en matar a sus propios adoradores si llegan a disgustarla.

Su forma original o su avatar es la de una elfa drow de tamaño humano y de una belleza exquisita, pero a veces prefiere aparecer como una gigantesca araña viuda negra.

Contenido

Historia

Según se cuenta, el nombre original de Loth era Araushnee, y era la consorte de Corelon, jefe del panteón élfico. Fue desterrada de Arvandor por traicionar a su esposo para intentar tomar el poder. Una vez en el abismo se le comienza a conocer por el nombre actual: Loth.

Bajo su guía los drows se expandieron y crearon ciudades cuando fueron expulsados a vivir en la Antípoda Oscura. Se sabe que fue quien guió en la construcción de Menzoberranzan.

Durante la Era de los Trastornos, época en que la magia se volvió inestable, Loth apareció en Menzoberranzan para mandar a la ciudad a luchar contra Mithril Hall. Se cree que durante ese tiempo mató a una deidad menor drow del asesinato y se hizo con sus poderes.

Dogma

El miedo es tan fuerte como el acero, mientras que el amor y el respeto son blandos e inútiles. Convierte o destruye a los drows no creyentes. Elimina a los débiles y a los rebeldes. Destruye a los que ponen en duda la fe. Sacrifica a los varones, a los esclavos y a aquellos de otras razas que ignoren los mandatos de Lolt o de sus clérigos. Educa a los niños para que adoren y teman a Lolt; cada familia debe de producir al menos una clériga a su servicio. Cuestionar los motivos o la sabiduría de Lolt es un pecado, como lo es auxiliar a los no drows contra los drows o ignorar las órdenes de Lolt por amor a un amante. Revencia a los arácnidos de todas clases; aquellos que maten o maltraten a una araña deben morir.

Cleros y templos

El clero de Lloth es el gobernante, fuerza de la ley, juez, jurado y verdugo de la sociedad drow. Constituido únicamente por mujeres, basan su poder en el seguimiento de la cruel y caprichosa naturaleza de la propia Lloth, y manipulan a sus seguidores drow para que se comporten como su diosa. La meta última de toda clériga es alcanzar y conservar el favor de Lloth. Creen que los espíritus de aquellos que mueren en su gracia van al Laberinto de los Demonios, donde se convierten en yochlol y otras criaturas servidoras, mientras que las que no contaban con el favor de Lloth sufren tormento en algún otro plano (las almas condenadas pueden regresar algún día a Faerûn como serpientes o arañas, las creencias drow al respecto habitualmente cambian con el tiempo y el lugar). Aunque con frecuencia recompensa la traición y la crueldad, Lloth no ve con buenos ojos a aquellos que dejan que las rencillas personales y la venganza traigan derrotas o vergüenza a su Casa, clan, ciudad o banda.

Rituales

Las ofrendas son depositadas en cuencos en un altar negro o en un brasero ardiente de donde surgen llamas negras para consumir las ofrendas. Si la diosa está enfadada o hay un impostor en la sala, esas llamas pueden trazar arcos consumiendo lo que encuentren a su paso. En los rituales más importantes, se suelen instalar ocho braseros, como símbolo de las ocho patas de Lot.

Por norma los rituales suelen ser celebrados solo por sus sacerdotisas en una habitación especial. Sin embargo, en los casos en los que se pide un gran favor o tienen como objetivo a los fieles se suele celebran en sitios públicos y con ambos sexos presentes.

El mayor favor que una Madre Matrona puede obtener de su diosa es el llamado Zin-Carla, mediante el cual la Matrona solicitante puede devolver a la vida el cadáver de un drow a cambio del sacrificio de otro, recuperando el cuerpo difunto todas las capacidades que poseyó en vida pero sometido a la voluntad de la beneficiaria del favor de Lloth. Es conocido el uso que de éste favor hizo la Matrona Malicia Do'Urden para devolver a la vida al difunto Maestro de Armas de su casa, Zaknafein Do'Urden, reconocido como mejor espadachín y guerrero de la ciudad de Menzoberranzan y antiguo amante de la Matrona Malicia, con el que ésta había concebido a Drizzt, célebre prófugo de la sociedad drow debido a su alto idealismo y unos sentimienos nobles que le habían sido inculcados por su maestro, padre y mentor. La Matrona Malicia fue víctima al tiempo que beneficiaria del Zin-Carla, puesto que el control nigromántico que mantuvo sobre su antiguo amante reanimado le permitió rastrear a su hijo rebelde por toda la Infraoscuridad hasta dar con él para obligarlo a luchar contra el que probablemente fuera el único elfo oscuro capaz de superar al propio Drizzt en combate, además de amigo y amante padre, pero también le robó décadas de juventud y belleza por cada minuto que pasaba sometiendo la voluntad del Maestro de Armas no muerto, quien finalmente logró deshacerse del control mental de la malvada Matriarca el tiempo suficiente como para destruir su cadáver reanimado lanzándose a un lago de ácido.

También se conoce que a la matrona Baenre le fue concedido en dos ocasiones.

Las Casas nobles drow tienen sus propios templos privados, y en cada ciudad drow gobernada por la Iglesia de Lloth hay al menos una gran zona de reunión abierta y pública para los grandes rituales, las llamadas a la batalla y demás. La mayoría de las ciudades también tienen un gran templo de la Reina Araña, utilizado para entrenar clérigas. En la ciudad drow de Menzoberranzan este es el papel de Arach-Tilinith.

Lloth solo permite que se contacte directamente con ella cuando le apetece hacerlo. En los demás casos la llamada alcanza a sus sirvientes yochlols (demonios amorfos capaces de adoptar la forma de un elfo o una araña). Cuando Lloth está disgustada, envía a una yochlol o a un myrlokhar (un demonio arácnido de rango inferior) a atacar al clérigo.

Fuentes

  • Artículo www.puertadebaldur.net. Revisado el 28 de febrero de 2012.
  • Salvatore, Robert Antony. La Morada. Editorial Timmun Mas. 1995.
  • Salvatore, Robert Antony. El Valle del Viento Helado. Editorial Timmun Mas. 2000.
  • Salvatore, Robert Antony. Las Espadas del Cazador I. Editorial Timmun Mas. Octubre de 2004.
  • Salvatore, Robert Antony. Sendas de Tienieblas. Editorial Timmun Mas. 19 de noviembre de 2009.