Saltar a: navegación, buscar

Máscara de buceo

Máscara de buceo
Información sobre la plantilla
Estándar
Es el elemento que permite ver bajo el agua evitando el contacto directo del agua salada o clorada con los ojos

Máscara de buceo.
Es el elemento que permite ver bajo el agua evitando el contacto directo del agua salada o clorada con los ojos. Con la máscara se interpone una capa de aire entre los ojos y el agua, facilitando la visión. Además de cubrir los ojos, cubre también la nariz. Está compuesta de un faldón (de Goma, Látex o habitualmente silicona) que se adapta a la cara, unos Cristales planos y Templados, y unas tiras de sujeción que sujetan la máscara a la cabeza.

Definición

La posibilidad que tiene un buceador para poder ver debajo del agua, reside en crear un espacio de aire ante los ojos, ya que la transmisión de la luz en el agua difiere al del medio aéreo y los ojos enfocan en función del comportamiento de la luz en el aire.
La máscara es el elemento que permite crear dicho espacio aéreo para poder ver bien debajo del agua. Las máscaras cuentan con un espacio destinado a ubicar en su interior la nariz, siendo este hecho imprescindible, ya que nos permitirá insuflar aire en su interior para poder compensar, en los descensos, las compresiones (esto es el llamado "Efecto ventosa").

Requisitos

Existe una gran variedad de modelos y marcas en el mercado. Antes de seleccionar una, conviene conocer los distintos tipos y saber cuáles son los requisitos que ésta deberá cumplir.

  • El visor debe incluir la nariz en su volumen interno, para permitir equilibrar presiones en inmersión y evitar el fenómeno de ventosa.
  • Ser estanca, de manera que el faldón se ajuste perfecta y cómodamente al perfil de la cara.
  • Para su uso en apnea debe tener el menor volumen de aire posible en el interior.
  • Hay máscaras de goma o de silicona antialérgica. Lo importante es que la máscara se adapte bien a la cara, y que los bordes sean suaves, para no provocar irritaciones, pero a la vez lo suficientemente firmes como para que no dejen entrar el agua.
  • Las correas debe ser fácilmente ajustables y tener fijación de las hebillas para poder cambiarlas rápidamente, de ser necesario. Es aconsejable que las correas sean plásticas y no de neopreno ya que éstas pueden deslizarse durante una zambullida.
  • Existen máscaras de 1, 2 ó 4 cristales (en algunos modelos, pueden sustituirse los cristales por vidrios con graduación, para quienes tengan problemas en la vista y así lo necesiten.).
  • Los cristales podrán ser de cristal templado o laminado, que en caso de rotura es menos probable que provoque astillas afiladas.

Mantenimiento

Para evitar que la máscara se deterioren se recomienda:

  • Lavarlas con abundante agua dulce, aún cuando sólo se hayan utilizado en piscinas.
  • Evitar que les de la Luz solar directamente.
  • Guardarlas en un lugar fresco y seco.
  • Lubricar las roscas y juntas con Silicona, al menos una vez al mes.
  • Si no se van a utilizar por un período relativamente largo, conviene guardarlas con un poco de talco.

Fuentes