Saltar a: navegación, buscar

Meristemo

Tejido embrionario
Información sobre la plantilla
Tejido meristematico.jpg
Reino:Plantae

Tejido embrionario. Comúnmente llamado meristemo, es un tejido formativo que añade nuevas células al cuerpo de la planta y realiza las diferentes funciones de esta. Además se perpetúa, asegurando de esta forma el crecimiento del vegetal.

Historia

En los meristemos en división se presentan células que permanecen meristemáticas, las células iniciales y las que son producto inmediato de la división de las iniciales, las células derivadas.

Las células derivadas pierden gradualmente las características meristemáticas tanto en el espacio como en el tiempo, por lo cual aumentan de tamaño y se dividen hasta que comienzan a diferenciarse. Cambian fisiológica y morfológicamente de forma gradual, por lo cual se distinguen de sus progenitores meristemáticos iniciales, y existen ligeras diferencias entre ellas según la línea de especialización que sigan.

Los meristemos pueden clasificarse según su posición en el cuerpo de la planta en apicales y laterales. También se clasifican de acuerdo con la naturaleza de las células que le dan origen.

Función

El tejido meristematico tiene como función dividirse para formar los tejidos adultos diferenciados de la planta y formar otras celulas meristematicas. Tambien tiene como función prodcucir el crecimiento longitudinal y lateral del organismo vegetal.

Tipos de tejidos meristemáticos

  • Meristemas primarios o apícales: son los que se ubican en los extremos de tallos y raíces, producen el crecimiento en longitud del vegetal.
  • Meristemas Intercalares: Se ubican entre los tejidos ya adultos y están formados por porciones de los meristemas apicales, que se separaron del ápice durante el desarrollo del vástago. Se encargan del alargamiento de los entrenudos y reconstituyen la lamina foliar si ha sido parcialmente destruida.
  • Meristemas secundarios o Laterales: Son el Cambium y el Felógeno, producen el crecimiento en grosor de la planta y aparecen después del segundo año de vida.
    • Cambium: Se ubica en la porción central de tallos y raíces (en el Cilindro Central), y función es producir tejido liberiano hacia fuera y tejido leñoso hacia adentro
    • Felógeno: Se ubica en la zona cortical de tallos y raíces y produce, hacia fuera "Tejido Suberoso" y hacia adentro "Felodermis".

Clasificación de los meristemos

Según las células que le dan origen se pueden clasificar en:

  • Primarios. Meristemos apicales y cambium primario.
  • Secundarios. Cambium secundario y cambium suberoso (felógeno).
  • Remanentes. Meristemos intercalares y Meristemoides.

Según la posición topográfica en la planta:

  • Apicales: localizados en el ápice de los órganos (tallos, raíces, glándulas, etc.) que forman.
  • Basales: localizados en la base de los órganos (p.e., espinas) que forman.
  • Intercalares: situados entre células diferenciadas (maduras), contribuyendo al crecimiento en ambos lados.
  • Laterales: localizados en la periferia de los órganos, favoreciendo el crecimiento en grosor.
  • Axilares: son los meristemas apicales de las yemas, situados en las axilas de las hojas.

Según el tiempo de aparición (secuencia de formación) en la planta:

  • Primarios: son los meristemas apicales del tallo y raíz presentes originariamente en el embrión y son capaces de producir los tejidos primarios .
  • Secundarios: se originan a partir de tejidos primarios por desdiferenciación. Producen los tejidos secundarios .

Primarios

Los tejidos meristemáticos de los ápices, del tallo y de la raíz están formados por células iniciales y sus derivadas inmediatas que se conocen bajo el nombre de promeristemo. Los tejidos meristemáticos apicales especializados se clasifican según los sistemas de tejidos que de ellos se derivan. Estos tejidos son:

  • Procambium. También llamado tejido provascular, da origen a los tejidos vasculares primarios.
  • Meristemo fundamental. Precursor del sistema de tejidos fundamentales (parénquima y tejidos de sostén).

La protodermis, el procambium y el meristemo fundamental son considerados meristemos primarios.

Los meristemos primarios se derivan directamente de la primera célula meristemática formada, la cual por mitosis sucesivas origina el pequeño embrión donde se localizan polarizados los meristemos primarios que forman el ápice caulinar y radical.

En aquellas plantas que tienen crecimiento secundario, el procambium forma los tejidos vasculares primarios (xilema y floema) y además, una banda de cambium primario que queda situada entre el xilema y el floema primario. Una vez que este cambium primario entre en actividad, producirá tejidos vasculares secundarios, los cuales formarán parte de una estructura secundaria de la raíz o el tallo en cuestión.

Estructura de las células primarias

Las células meristemáticas primarias presentan una estructura celular variable con las siguientes características:

  • Protoplasto relativamente indiferenciado y denso.
  • Presencia de proplastidios.
  • Vacuolas pequeñas y numerosas.
  • Núcleo grande.
  • Relación núcleo/tamaño celular, variable.
  • Células pequeñas isodiamétricas.
  • Pared celular fina.
  • Generalmente carecen de espacios intercelulares.
  • Los orgánulos celulares están adaptados a la actividad celular: proplastidios abundantes, pequeñas y numerosas vacuolas, abundantes mitocondrias, ribosomas y síntesis proteica.
  • Núcleo grande en síntesis activa y duplicación del material genético, mitosis activa, por lo cual se hacen visibles los cromosomas.

Secundarios

En las plantas que tienen crecimiento secundario en la raíz y el tallo, los meristemos secundarios se originan a partir de la desdiferenciación de tejidos permanentes primarios, fundamentalmente el parénquima. En las raíces, el cambium secundario y el felógeno se originan a partir del parénquima del periciclo, mientras que en el tallo los meristemos secundarios se originan a partir del parénquima de relleno del radio (cambium secundario o interfascicular) y del parénquima de relleno de la corteza (cambium suberógeno o felógeno).

Los meristemos secundarios producen los tejidos que se añaden al vegetal después del crecimiento primario y hacen posible el crecimiento en grosor.

Las características citológicas dependerán del tejido que le dio origen.

Estructura de las células secundarias

Estas células pueden ser:

  • Estrechas y largas, fusiformes.
  • Muy vacuoladas.
  • Sus membranas tienen campos de punteaduras primarias con plasmodesmos.
  • Pueden presentar cloroplastos, granos de almidón, acumulación de taninos, etc.

Remanentes

Los meristemos remanentes son, generalmente de origen primario, que quedan en algunos órganos de la planta y que entran en actividad poco a poco. Tal es el caso de los meristemoides y del meristemo intercalar.

  • Meristemoides: son células meristemáticas aisladas que al entrar en actividad producen nuevas células, como ocurre con la formación de los aparatos estomáticos de los tallos verdes y las hojas.
  • Meristemo intercalar: es una zona meristemática en activo crecimiento que se halla situado entre regiones de tejidos más o menos diferenciadas. Se encuentra en los entrenudos y en las vainas de muchas gramíneas; por ejemplo, la caña de azúcar y otras monocotiledóneas. A medida que crece el tallo de la caña, las inserciones de las hojas o nudos están separadas entre sí por porciones de crecimiento intercalar en la base del entrenudo.

Fuente