Saltar a: navegación, buscar

Metronidazol

Metronidazol
Información sobre la plantilla
Metronidazol1.jpeg
Presentación farmacéuticaTab,Amp,Bbo,Óvulos, etc
Grupo TerapéuticoAntibiótico, Antiparasitario

Metronidazol. Antibiótico y antiparasitario que pertence al grupo de los nitroimidazoles.

Descripción

El Metronidazol es un medicamento que se viene utilizando desde hace casi ya medio Siglo para tratar infecciones provocadas por algunos tipos de Bacteris y Protozoos anaeróbicos. Es un Antibiótico y antiparasitario que pertence al grupo de los Nitroimidazoles.

Inicialmente el Metronidazol se empleó para el tratamiento de Trichomonas vaginalis y diez años más tarde fue reconocida su actividad frente a ciertos gérmenes anaerobios, protozoarios y contra el Helicobacter pylori, la bacteria responsable de la mayoría de las úlceras y gastritis crónicas.

En la actualidad el Metronidazol es utilizado para una amplia variedad de patologías como abcesos cerebrales, endocartitis infecciosas, infecciones óseas, articulares, pleuropulmonares y cutáneas.

Se emplea como tratamiento profiláctico en infecciones quirúrgicas, tratamientos de periodontitis y gingivitis, tratamientos de colitis C y tratamientos de giardiasis.

También se utiliza Metronidazol en casos de sobrecrecimiento bacteriano intestinal, en la Enfermedad de Cronh, en vaginosis bacterianas y en el tratamiento de la amebiasis.

Tiene también aplicación cutánea, en enfermedades dermatológicas como la rosácea, una condición crónica en la que la piel de la cara se inflama y desarrolla lesiones. También se utiliza en úlceras producidas en pacientes encamados, con pocos cambios posturales y para prevenir embarazos pre-término, asociados a vaginosis bacterianas, aunque no es efectivo en embarazos de alto riesgo.

El Metronidazol ha sido relacionado con el desarrollo de cáncer en animales de laboratorio, pero según expertos, el beneficio del tratamiento es mayor que el riesgo.

El Metronidazol está disponible en comprimidos, ampollas, óvulos vaginales, gel para uso tópico, inyecciones y comprimidos de uso odontológico.

Uso apropiado

Antes de usar Metronidazol informe al Médico de todos los medicamentos que esté tomando actualmente con o sin receta, especialmente anticoagulantes como astemizol, Warfarina, Disulfiram (Antabuse), Litio, fenobarbital, Fenitoína y vitaminas.

Debe informarle también si es alérgico a cualquier otro medicamento, si está embarazada o piensa embarazarse mientras esté usando esta medicina. Si tiene antecedentes de enfermedades de la sangre, enfermedades del sistema nervioso central, enfermedad del corazón, del hígado, úlceras aftosas en la boca o infección vaginal por levaduras.

No utilice este medicamento si ha presentado síntomas de Alergia al Metronidazol o a los nitroimidazoles, o a alguno de los excipientes de la formulación.

Este medicamento viene envasado en forma de tabletas para tomar por vía oral. Generalmente se toma 2 o 3 veces al día durante 5 a 10 días o más.

Siga con cuidado las instrucciones de la etiqueta del medicamento y consulte a su doctor cualquier duda que tenga. Use el medicamento tal y como se indica. No use más ni menos que la dosis indicada, ni tampoco más seguido que lo prescrito por su doctor.

Siga con cuidado las instrucciones de la etiqueta del medicamento y consulte a su doctor cualquier duda que tenga. Use el medicamento tal y como se indica. No use más ni menos que la dosis indicada, ni tampoco más seguido que lo prescrito por el doctor.

Precauciones

Consumo de alcohol

Mientras esté tomando Metronidazol y hasta tres días después de suspenderlo, no debe ingerir bebidas alcohólicas u otras preparaciones que contengan Alcohol, tales como tónicos o jarabes para la Tos, ya que esto podría causarle Dolor de Estómago, de Cabeza, Náuseas, vómitos, aumento en el ritmo del Corazón, o enrojecimiento del rostro.

Manejo de vehículos: 

El Metronidazol puede causar mareos o vahídos, por lo que debe evitar conducir, usar maquinaria u otras tareas que requieran estar alerta.

Embarazo y lactancia

No se recomienda durante el primer trimestre de gestación, pues podría provocar daño al feto. En etapas más avanzadas el Médico deberá valorar el uso.

No se aconseja su uso durante la lactancia, pues pasa a través de la leche materna. Su médico deberá evaluar la conveniencia de seguir el tratamiento o dejar de amamantar.

no debe ser usado por personas mayores de 60 años ya que los ancianos son más sensibles a los efectos adversos de los medicamentos, se debe seguir las indicaciones del médico durante el tratamiento con metronidazol.

Lactantes y niños

Debe emplearse con precaución en niños recién nacidos. En niños mayores puede emplearse previa consulta al pediatra.

Precauciones especiales

  • El Metronidazol debe usarse con precaución en personas con antecedentes de convulsiones o trastornos neurológicos.
  •  Puede causar sequedad en la boca y sabor metálico, lo cual puede aliviarse chupando caramelos. Si la sequedad continúa por más de 2 semanas, podría desarrollar enfermedades en la boca, por lo que conviene consultar con su médico o dentista.
  •  El Metronidazol provoca una mayor sensibilidad de la piel a la luz solar, por lo que conviene utilizar ropa que cubra la piel, gafas de sol y filtro solar.
  •  Si después de unos días, sus síntomas no mejoran o empeoran, deberá consultar con su médico.
  •  Si está tomando este medicamento por alguna infección genital, su compañero sexual debe recibir también el tratamiento, aunque no tenga síntomas. Se recomienda el uso de condón.

Efectos colaterales

El Metronidazol es un medicamento que generalmente es bien tolerado. Las reacciones adversas pueden llegar a ser graves solo en pacientes que reciben altas dosis o tratamientos prolongados, lo cual lleva a la interrupción inmediata del mismo.

Las reacciones que deben informarse de inmediato al médico son: convulsiones, adormecimiento, cosquilleo, dolor o debilidad en las manos o los pies.

También cualquier irritación, descarga o sequedad en la vagina, que no estaba presente antes de usar el medicamento. Heces negras y alquitranadas, sangre en la orina o en las evacuaciones intestinales; torpeza o inestabilidad; dolor al orinar, orina más frecuente o incapacidad para controlar el flujo de orina.

Cambios en el estado de ánimo u otros cambios mentales. El Metronidazol puede provocar alteraciones en el Sistema nervioso; pequeños puntos rojos en la piel; sensación de presión en la pelvis; salpullido, ronchas, picazón o enrojecimiento en la piel; garganta irritada y fiebre; dolor de espalda o de estómago (severo); sangrado o moretones inusuales.

Fuentes

  • Formulario Nacional de Medicamentos de Cuba.