Molino de café

De EcuRed
Molino de café
Información sobre la plantilla

Instrumento pequeño de cocina que sirve para moler café

Molino de café. Herramienta empleada en la cocina para moler los granos de café. Antiguamente eran manuales pero en la actualidad se encuentran modelos eléctricos.

Contenido

Historia

Al llegar el café a Europa los molinos de especias son adaptados parcialmente para moler el café, el primer método conocido es la utilización de un mortero con granos tostados. Los verdaderos primeros molinos aparecen en Europa y en Turquía en el siglo XVII. En Turquía, los molinillos se componen de un cilindro de cobre o latón. Cincelados o adornados con piedras preciosas, son dotados de un mecanismo compuesto por un eje vertical que acciona una tuerca estriada, y a menudo por una manivela plegable ubicada en la parte superior del molinillo. Los primeros molinillos franceses son modelos de lujo para los salones de la gran nobleza. Saint-Etienne será un centro importante de producción de estos modelos excepcionales, utilizando la experiencia de la mecánica de precisión aplicada desde hacía tiempo en la fabricación de armas. En Francia los primeros molinos "en serie" son llamados "modelos Luis XIV". Tienen un cuerpo tallado en un solo pedazo de madera. Por esta razón se los llama monoxyle. A menudo están hechos de nogal. Eran fabricados a pedido por fabricantes de herramientas o herreros. Los molinos estrictamente funcionales aparecen hacia mediados del siglo XVIII. Por lo general están equipados con una pata de fijación, la cual les permitía sujetarse a una mesa. El modelo estrella de la época es el llamado reloj de arena. Se compone de dos conos unidos por una fijación de bayoneta. Cuenta también con un dispositivo de fijación. En ell siglo XIX aparece el molino cúbico, imponiéndose como la mejor solución para un uso individual. Primero el molino flamenco de madera de cavidad abierta, luego el molino Peugeot en Francia a partir de 1840

El molino Peugeot

Molinillo Peugeot
Molinillo Peugeot

Los molinillos cúbicos tienen su cajón bloqueado por una placa en latón fijada ligeramente sobre el cajón por un tornillo y que lleva la inscripción “Peugeot-Jackson-Pont-de-Roide Doubs“, utilizado de 1866 a 1877. Fueron Peugeot frères que dieron a los molinillos cúbicos de madera su notoriedad e hicieron de ellos el símbolo del molinillo de café. Los molinillos cúbicos de madera fueron la más importante producción de los molinillos Peugeot. Existen en 56 modelos diferentes que representan 280 versiones, si se diferencian los tipos de madera, los tamaños, el material de los casquillos, los colores y los decorados. Iniciadas en 1840, las ventas se continuaron hasta 1960: “ciento veinte años de fabricación que dan prueba de la calidad excepcional de estos molinillos”, según el catálogo general publicado en 1993 por el museo Peugeot. Los “molinillos silenciosos” datan de 1938. Se suprimen se equipan de una tolva en chapa que absorbe las vibraciones del mecanismo y toda deformación. La calcomanía hace su entrada en 1936. Consta de un autoadhesivo gris y oval señalado, en negro, de un león sobre flecha y de las palabras Peugeot hermanos (1936-1945). De 1938 hasta 1961, este autoadhesivo toma la forma de un escudo, bastante amplio, reducido a partir de 1950. Las manivelas son de acero redondo pulido o, a partir de 1890, niquelado sobre los modelos de lujo. Los casquillos en chapa se pintan bronce o verde, en latón o latón niquelado. La carga de café se efectúa por atrás hasta 1935, por la derecha hasta 1960. Después de la Primera Guerra Mundial Peugeot tuvo el mérito de popularizar el molino mural de hogar. Peugeot tomó para modelo de los molinos americanos del principio del siglo XX. Los primeros, en madera barnizada, se asemejan a altas cajas rectangulares generalmente metálicas, en venta de 1920 a 1935. La segunda mitad del siglo XX marca la decadencia del molinillo de café, llegando a su casi total extinción al aparecer los molinos eléctricos en 1975.

Principio de funcionamiento

Su funcionamiento es sencillo y se basa en una palanca ubicada en la parte superior que hace girar uno conjunto de engranes al interior de la máquina, mientras los granos enteros de café de un depósito superior caen dentro de este sistema siendo pulverizados y almacenados en un tercer depósito. El resultado se recoge en un cajón inferior.

Molinos industriales de café

Molinos de fresas

Molino de fresas
Molino de fresas

Se muele mediante dos fresas, una fija y otra rotatoria, atrapando y triturando el café entre ambas. La separación de las fresas es graduable, con lo que se puede obtener la granulometría precisa: desde un café casi pulverizado para el café turco, hasta granulometrías de 0,7 mm o superiores. Las fresas son mecanizadas a partir de aceros especiales de gran dureza, y es muy importante el dibujo y las líneas de salida. Existe un desgaste debido tanto a la temperatura de trabajo, que dilata los discos, como al roce continuado en el trabajo de molturación. Influye el tipo de molturación -más desgaste en molido fino que grueso-, el grado de tueste y el tipo de café, siendo el torrefacto el más abrasivo. La calidad de estos molinos reside principalmente en el fresado de los discos, los materiales utilizados en su preparación y la refrigeración, que es por aire, incidiendo en una o en ambas fresas. Un correcto fresado evita que se produzca polvo al moler, aportando esponjosidad al producto y el consiguiente aumento de volumen del paquete. Se construye este tipo de molino con capacidades de molturación de hasta 600 kg por hora.

Molinos de Rodillos

Molino de rodillos
Molino de rodillos

Son molinos de gran capacidad, desde 300 a 4.000 kg por hora, usados en las grandes industrias transformadoras de café molido. Son de accionamiento hidráulico o electromecánico y utilizan juegos o parejas de rodillos fresados, habitualmente en tres pasos: La alimentación del molino se lleva a cabo por vibración con cortina de descenso, para conseguir que el grano llegue a la primera fase con caudal regular y distribuido en toda la amplitud del rodillo. Una vez el café ha superado las distintas fases del molido, un sin-fin extractor lo transporta a un compactador para conseguir una densidad uniforme que favorezca el envasado automático. En este tipo de molinos la refrigeración de los rodillos es por agua. Una estación independiente refrigera agua que alimenta en circuito cerrado el interior del eje de los rodillos y el sin-fin extractor.

Molinillo actual

thumb|right|Molinillo eléctrico En la actualidad se emplean diferentes variantes de molinillo eléctrico, estos permiten triturar el grano a diferentes velocidades y distintos tamaños de grano. Se debe evitar moler mucho tiempo para no calentar los granos.

Una vez molido el café debe ser consumido inmediatamente. En caso contrario se debe guardar en un recipiente hermético, seco, oscuro y fresco.

Otros usos del molinillo de café

Igual que muele el café, el molinillo es una herramienta muy práctica para moler distintos ingredientes convirtiéndolos en polvo, es además la mejor elección cuando se desean moler pequeñas cantidades, por ejemplo, para hacer mezclas de especias como la pimienta.

Curiosidades

Es importante el control de la temperatura del café molido: esta no puede estar por encima de 50ºC (lo ideal es conseguir que no supere los 35ºC) ya que a partir de aquí podemos notar gustos de café requemado y además tendremos más pérdidas de gases y aromas de lo habitual. La velocidad del motor, el estado de las fresas o rodillos y la refrigeración del sistema son elementos que hay que tener en cuenta para preservar la calidad del café.

Para cada uso y para cada tipo de máquina, existe un grado adecuado de molturación del café. Hubo un tiempo en que estaba prohibido vender café molido envasado, para evitar picarescas indeseadas, pero hoy es normal la compra del café molido, con lo que el consumidor puede ahorrarse la delicada operación de moler el café en su grado justo. La determinación de la granulometría o medida de las partículas molturadas, está en función del tipo de cafetera que se usará en la preparación del café.

Fuentes