Muerte encefálica

De EcuRed
Muerte encefálica
Información sobre la plantilla
Concepto:Ausencia completa e irreversible de todas las funciones del encéfalo.

Muerte Encefálica. Entidad anatomo-funcional y patológica, que define con precisión la perdida de la vida.

Contenido

Introducción

La definición y determinación de la muerte han sido una historia de incertidumbre, siendo pocas veces una tarea fácil y nunca una empresa segura. La naturaleza de la muerte es un problema antiguo.

Antecedentes históricos

Para los antiguos griegos, el ser humano sintetizaba en su naturaleza la integración de tres tipos de funciones:

  1. Las funciones naturales o vegetativas (nutrición, crecimiento, reproducción), con sede en el abdomen.
  2. Las funciones vitales o animales (pulso y respiración), radicadas en el tórax.
  3. Las funciones intelectivas o espirituales (pensamiento y voluntad), con sede en el cráneo.

La muerte consistía en la pérdida del espíritu denominado vital, radicado principalmente en el corazón, de ahí que la muerte haya coincidido con la ausencia de pulso y respiración espontáneas. El criterio griego de muerte es el cardiopulmonar.

Ellos se planteaban también la cuestión de qué sucedería si el espíritu intelectivo pereciera antes que el vital; por ejemplo, por una herida del cerebro.

¿Sería esto una muerte? Respondían afirmativamente a esta interrogante.

Galeno decía que el proceso de morir puede seguir dos vías, una ascendente, que comienza por la pérdida del espíritu vital (muerte cardiorrespiratoria) y termina por la pérdida del espíritu intelectivo (muerte cerebral), y otra descendente, que se inicia con la pérdida del espíritu intelectivo y finaliza con el paro cardiorrespiratorio.

En la tradición judía el signo principal de vida era la respiración. Maimónides, un célebre médico judío decía que «si durante el examen ningún signo de respiración puede ser detectado en la nariz, la víctima debe ser dejada donde se halle, pues ya está muerta.

Alteraciones fisiopatológicas

Al producirse la muerte encefálica se inician en el organismo toda una serie de cambios fisiopatologícos, los cuales deben de ser corregidos.

El personal médico y de enfermería, debe de estar muy atento a los cambios que presente todo paciente, y principalmente el sujeto en estado crítico, cuya condición neurológica se esté deteriorando. Esto incluye a pacientes con traumatismo cerebral grave, isquemia cerebral como consecuencia de hemorragia subaracnoidea o epidural, infarto, asfixia, ahogamiento, paro cardiopulmonar, tumores cerebrales primarios y autoenvenenamiento agudo.

Una vez que se establece la muerte encefálica, la muerte somática sobreviene en un período de 48 a 72 horas.

Las alteraciones fisiopatológicas y secuelas que se producen durante la muerte encefálica son:

Secuelas

Causas

Diagnóstico clínico

I. Coma con ausencia de respuestas cerebrales: Ausencia de respuestas cerebrales significa que espontáneamente y con estímulos dolorosos el paciente no obedece órdenes, no emite respuestas verbales, ni vocales, no realiza movimientos propositivos de los miembros ni adopta posturas tónicas de decorticación o descerebración. Los reflejos clínicos espinales, de estiramiento muscular y cutáneo frecuentemente están conservados. Pueden existir otros movimientos de origen espinal, inducido por estímulos propioceptivos o cutáneo, o bien de aparición espontánea, caracterizados sobre todo por flexión de los miembros inferiores o superiores.

II. Apnea: No hay respiración espontánea y el paciente es mantenido en supervivencia con ventilación controlada. La apnea debe persistir en situaciones de hipercapnia superior a 60 mmHg de PaCO2, inducida por desconexión del ventilador durante 10 min. con administración de un flujo alto de O2 antes y durante la desconexión (prueba de apnea).

III. Ausencia de los reflejos del tallo cerebral o cefálico: Todos los reflejos cefálicos están abolidos: el pupilar, el oculocefálico, el oculovestibular, el corneal, el cócleopalpebral, el faríngeo, el tusígeno, el mandibular y el labial. Se deben explorar todos estos reflejos con una técnica adecuada. El oculovestibular se investiga con la prueba del agua helada. El diámetro pupilar es variable y por eso carece de valor diagnóstico.

IV. Prueba de la Atropina: Esta prueba establece el no cambio de la Frecuencia Cardiaca después de la administración IV de 0.04 mg/kg de Sulfato de Atropina.

V. Presencia de una lesión encefálica irreversible: Es necesario reconocer la existencia de una lesión estructural irreparable, como por Ej.: traumatismo encefálico, hemorragia cerebral, hemorragia subaracnoidea, etc, que explique suficientemente el cuadro clínico.

VI. Ausencia de causas en las que hay posibilidad de recuperación: El diagnóstico de muerte encefálico debe excluirse si se sospecha o demuestra la existencia de alguna de las siguientes causas, en las que el cese de las func iones encefálicas es potencialmente reversible:

  • Intoxicación por fármacos neurodepresores;
  • hipotermia grave;
  • choque circulatorio.

VII. Persistencia de los signos clínicos por un mínimo de 6 horas: Los signos clínicos del cese total de las funciones encefálicas deben persistir un tiempo mínimo de 6 horas. Si se realizan pruebas confirmatorias de Muerte encefálica y su resultado apoya el diagnóstico, el tiempo de observación del paciente puede ser menor de 6 horas.

Nota: Los puntos I, II, III y IV indican el cese total de las funciones encefálicas.

Los puntos V, VI y VII indican la ir reversibilidad.

La demostración de ausencia total de función del tronco cerebral (ausencia de reflejos, apnea y prueba de la atropina) completan el diagnóstico de muerte encefálica, no siendo necesario en estos casos realizar ningún examen confirmatorio.

Para evitar un posible diagnóstico erróneo se debe definir la evidencia clínica o de neuroimágen de una catástrofe aguda del sistema nervioso central (SNC) que sea compatible con muerte encefálica.

Condiciones a evaluar y/o excluir

Puebas instrumentales que complementan el diagnóstico

Las pruebas auxiliares no son necesarias si el diagnóstico se completó por el método clínico, pero pueden emplearse en caso de lesión estructural demostrada acompañada de imposibilidad de realizar la totalidad de las pruebas clínicas para el diagnóstico, o, en caso de causa no estructural del coma, o en caso de coma de causa desconocida.

No son necesarias pruebas auxiliares para el diagnóstico de muerte encefálica, salvo que existan condiciones que impidan el diagnóstico.

Tipos de pruebas instrumentales

Condiciones en las cuales se deben indicar las pruebas instrumentales

a- Presencia de fármacos depresores de Sistema Nervioso Central, especialmente barbitúricos.
b- Alteraciones metabólicas o hipotermia que no se corrigen a pesar del tratamiento médico agresivo.
c- Para suspender el período de observación.

Fuente