Saltar a: navegación, buscar

Nancy Witcher Langhorne

Nancy Witcher Langhorne
Información sobre la plantilla
Vizcondesa de astor.jpg
Vizcondesa de Astor
NombreNancy Witcher Langhorne
Nacimiento19 de mayo de 1879.
Danville, Virginia, Estados Unidos.
Fallecimiento2 de mayo de 1964.
OcupaciónParlamentaria por Plymouth Sutton.

Nancy Witcher Langhorne. Vizcondesa de Astor, política y feminista británica que fue la primera mujer en ocupar un escaño en la Cámara de los Comunes del Parlamento británico.

Síntesis biográfica

Niñez

Nació en Danville, Virginia, Estados Unidos, el 19 de mayo de 1879 y muere el 2 de mayo de 1964. Recibió una refinada educación. Política y feminista británica que fue la primera mujer en ocupar un escaño en la Cámara de los Comunes del Parlamento británico.

En 1906, tras un temprano matrimonio que acabó en divorcio, se casó con Waldorf Astor (1879-1952), descendiente en línea directa del magnate americano John Jacob Astor. Waldorf fue miembro de los Comunes desde 1910, pero pronto abandonó su escaño, al heredar el vizcondado que le elevaba a la Cámara de los Lores.

Trayectoria política

Lady Astor ganó renombre entre la clase dominante inglesa por su exquisito papel de anfitriona en Cliven Set, la mansión familiar que los Astor poseían junto a Taplow, en el condado de Buckingham. Allí formó, a fines de los años treinta, un importante cenáculo político, del que formaban parte habitualmente celebridades como Sir John Simon, Sir Samuel Haare o el primer ministro Neville Chamberlain. Cliven Set se convirtió en el principal bastión en la sombra de la política de apaciguamiento que mantuvo el gobierno británico en sus relaciones con la Alemania nazi, antes del estallido final de la Segunda Guerra Mundial.

En la Cámara

Lady Astor accedió a la Cámara de los Comunes el 28 de diciembre de 1919, cuando contaba con cuarenta años de edad, como diputada electa de la Unión Conservadora por Plymouth, condado de Devon. Mantuvo su escaño en el Parlamento a través de las sucesivas elecciones hasta su retiro definitivo en 1945. Sus actividad política se distinguió por su vigorosa defensa de reformas sociales encaminadas a mejorar la educación pública, la protección de la infancia, las condiciones laborales de la clase obrera y la consecución de la igualdad de derechos para las mujeres, que constituyó una de sus principales líneas de actuación y para lo cual colaboró intensamente con diversas organizaciones feministas conservadoras; todo ello desde los principios de una férrea moral, heredera de la época victoriana.

Muerte

Después de su retiro oficial, lady Astor mantuvo su influencia en los círculos de gobierno, convirtiéndose en una institución de la clase política y de la alta sociedad inglesa hasta que se produjo su muerte a los 85 años, el 2 de mayo de 1964. Fue nombrada doctora honoris causa por el College of William and Mary de Williamsburg, en su Virginia natal, así como por las universidades inglesas de Reading y Birmingham. En 1923 publicó una obra autobiográfica, My two countries.


Citas

  • Me casé por debajo de mis posibilidades. Todas las mujeres lo hacemos.
  • Me niego a admitir que tengo más de 52 años, aunque eso haga a mis hijos ilegítimos.
  • Ya de paso también me gustaría decir que la primera vez que Adán tuvo la oportunidad le echó la culpa a una mujer.
  • Mi vigor, vitalidad y descaro me repelen. Soy la clase de mujer de la que huyo.
  • Una razón por la que no bebo es porque deseo saber cuándo me lo estoy pasando bien.
  • Los pioneros pueden ser figuras destacadas, pero a menudo están solos.
  • La verdadera educación debería educarnos para ser algo mejor; en un egoísmo que nos una a la humanidad.
  • Los principales peligros de esta vida son las personas que quieren cambiarlo todo…o nada.
  • Lo único que me gusta de la gente rica es su dinero.
  • La pena del éxito es que la gente que te asombraba ahora te aburre.
  • Las mujeres tienen que hacer el mundo más seguro para los hombres ya que los hombres lo han hecho tan inseguro para las mujeres.
  • Nosotras, las mujeres, hablamos demasiado, pero ni siquiera así decimos la mitad de lo que sabemos.
  • ¿Me estoy muriendo o es mi cumpleaños?.

Fuentes