Saltar a: navegación, buscar

Organismos Autótrofos

Organismos Autótrofos
Información sobre la plantilla
Nutricion autótrofos.jpeg
Concepto:Los seres autótrofos son organismos capaces de sintetizar sus metabolitos esenciales a partir de sustancias inorgánicas.

Organismos Autótrofos. Son los seres que necesitan la luz para fabricar su propio alimento, son los vegetales o plantas, ya que absorben la energía solar para transformarla en energía química. Necesitan CO2, H2O, Clorofila (Pigmento de color verde que contienen todos los vegetales) y Energía Solar. procede del griego y significa "procesa su alimento por sí mismo". Es la capacidad de ciertos organismos de sintetizar todas las sustancias esenciales para su metabolismo a partir de sustancias inorgánicas, de manera que para su nutrición no necesitan de otros seres vivos.

Resultado de la fotosíntesis

Como resultado de este proceso llamado fotosíntesis, los vegetales fabrican su alimento: CH2O (Hidrato de Carbono), como por ejemplo la Glucosa, Fructosa, Almidón y liberan a la Atmósfera O2 que luego lo utilizarán los heterótrofos (animales fundamentalmente). Los seres que son capaces de fabricar su propio alimento son los productores, generalmente vegetales de color verde, llamados también autótrofos, ya que fabrican su propio alimento obteniendo del ambiente sustancias inorgánicas para transformarlas en sustancias orgánicas.

Descripción

Son los seres vivos como las plantas, las algas y ciertas bacterias (cianobacterias) que elaboran su propia materia orgánica a partir de sustancias inorgánicas y una fuente de energía que suele ser la luz. Estos seres son llamados fotosintetizadores.

Los seres autótrofos son organismos capaces de sintetizar sus metabolitos esenciales a partir de sustancias inorgánicas. El término autótrofo procede del griego y significa que se alimenta por sí mismo. Los organismos autótrofos producen su masa celular y materia orgánica, a partir del dióxido de carbono, que es inorgánico, como única fuente de carbono, usando la luz o sustancias químicas como fuente de energía.

Las plantas y otros organismos que usan la fotosíntesis son fotolitoautotróficos; las bacterias que utilizan la oxidación de compuestos inorgánicos como el anhídrido sulfuroso o compuestos ferrosos como producción de energía se llaman quimiolitoautotróficos. Estos además son una parte esencial en la cadena alimenticia, ya que absorben la energía solar o de fuentes inorgánicas y las convierten en moléculas orgánicas que son utilizadas para desarrollar funciones biológicas como su propio crecimiento celular y la de otros seres vivos llamados heterótrofos que los utilizan como alimento.

Los seres heterótrofos como los animales, los hongos, y la mayoría de bacterias y protistas, dependen de los autótrofos ya que aprovechan su energía y la de la materia que contienen para fabricar moléculas orgánicas complejas.

Nutrición autótrofos

Se designan autótrofos porque generan sus propios alimentos, a través de sustancias inorganicas para su metabolismo. Los organismos autótrofos producen su masa celular y materia orgánica, a partir del dióxido de carbono, que es inorgánico, como única fuente de carbono, usando la luz o sustancias químicas como fuente de energía.

Los toman del medio dióxido de carbono, agua y energía solar y con esto producen azúcares (almidón, glucosa), liberan oxígeno y pueden sintetizar o fabricar lípidos y prótidos. Las plantas y otros organismos que usan la fotosíntesis son fotolitoautótrofos; las bacterias que utilizan la oxidación de compuestos inorgánicos como el anhídrido sulfuroso o compuestos ferrosos para producir energía se llaman quimiolitotróficos.

Los seres autótrofos son una parte esencial en la cadena alimenticia, ya que absorben la energía solar o fuentes inorgánicas como el dióxido de carbono y las convierten en moléculas orgánicas que son utilizadas para desarrollar funciones biológicas como su propio crecimiento celular y la de otros seres vivos llamados heterótrofos que los utilizan como alimento. Los seres heterótrofos como los animales, los hongos, y la mayoría de bacterias y protozoos, dependen de los autótrofos ya que aprovechan su energía y la de la materia que estos contienen para fabricar moléculas orgánicas complejas.

Los heterótrofos obtienen la energía rompiendo las moléculas de los seres autótrofos que han comido. Incluso los animales carnívoros dependen de los seres autótrofos porque la energía obtenida de sus presas procede en última instancia de los seres autótrofos que comieron sus presas. También se pueden clasificar en: fotosintéticos y quimiosintéticos.

Origen y evolución

Nutrición autótrofos

Los primeros seres vivos que aparecieron en la Tierra eran seguramente muy similares a los organismos unicelulares más primitivos que existen actualmente, tales como las bacterias y las algas verde-azules. Tenían, sin embargo, un rasgo distinto: con seguridad eran heterótrofos; es decir, no fabricaban sus propios alimentos, sino que los tomaban ya elaborados de la gran cantidad de materia orgánica disuelta en los mares primitivos, y que se había formado abióticamente.

Estas sustancias, incorporadas al interior de las primeras células, eran utilizadas para obtener energía aprovechable biológicamente por medio de la fermentación anaerobia, un proceso que es poco eficiente desde un punto de vista energético. Seguramente en forma similar a como la realizan algunas bacterias contemporáneas, como las responsables de la Gangrena, eran capaces de fermentar muchos tipos de carbohidratos; pronto se dio, por un proceso de evolución biológica, un gran salto, al aparecer bacterias que eran capaces de incorporar el dióxido de carbono (CO2)presente en la atmósfera a compuestos reducidos de origen metabólico utilizando para ello el Ácido sulfhídrico (H2S) atmosférico mediante procesos fotosintéticos primitivos.

Aparecieron después bacterias que utilizaban las moléculas de sulfatos, mucho más energéticas, liberando a su vez el H2S como un producto secundario. Sin duda, los primeros fueron los autótrofos, ya que no había otros microorganismos de los cuáles obtener energía. Luego, con la evolución, se desarrollaron los organismos heterótrofos, que perdieron la capacidad de generar sus propias moléculas energéticas a cambio de poder obtenerlas de la naturaleza (comiéndose a otros organismos, ya sea autótrofos o heterótrofos).

Ejemplos

Los seres vivos basan su composición en compuestos en los que el elemento químico definitorio es el carbono (compuestos orgánicos), y los autótrofos obtienen todo el carbono a través de un proceso metabólico de fijación del carbono llamado ciclo de Calvin.

Sin embargo se distinguen unos de otros por la fuente de energía que emplean para realizar el trabajo de sintetizar sustancias orgánicas; hay dos clases principales, los fotoautótrofos, que emplean la luz para realizar la fotosíntesis, y los quimioautótrofos, que extraen la energía de reacciones químicas entre sustancias inorgánicas, minerales, en el interior de la tierra o en el fondo del océano.'

Fuentes