Saltar a: navegación, buscar

Ortología

Ortología
Información sobre la plantilla
Orchell.jpg
Concepto:Parte de la gramática que establece las normas para pronunciar correctamente los sonidos de una lengua.

Ortología. A pesar de hablar el mismo idioma, un argentino no pronuncia igual que un español ni que un mexicano. Para pronunciar correctamente se necesita aprender a articular los fonemas bien; pero estos no se articulan siempre igual, pues depende de la persona que los pronuncie y de la posición que ocupen en la cadena hablada.

Definición

Es el arte de pronunciar correctamente los sonidos del idioma y, por extensión, de hablar con propiedad, utilizando las palabras adecuadas.

Aparato fonador

Los sonidos se originan en el aparato fonador y se modifican en la boca por el movimiento de los labios, la lengua, el velo del paladar y la mandíbula inferior, diferenciándose unos de otros. Es lo que se llama la articulación.

Normas para pronunciar bien

El sistema fonológico español no ofrece excesivas dificultades en cuanto a su articulación. No obstante, conviene recordar algunas peculiaridades de los fonemas y ciertos errores que hay que evitar.

  • /b/: se representa con tres letras, b, v y, excepcionalmente, w. Cuando el fonema /b/ ocupa el final de una sílaba, es incorrecto cambiarlo por /p/: /abdómen/, no /apdómen/. Los grupos abs, obs, ubs, en la lengua oral, tienden a perder la b, pero esta se mantiene en la escrita por influencia culta: abstracto, obstáculo, subscripción.
  • /z/: es representado por las letras c (ante e, i) o z (ante a, o, u). En gran parte de Andalucía, Canarias y casi toda Hispanoamérica, este fonema se pronuncia como /s/: /kabesáso/ (cabezazo), /sársa/ (zarza), /ejersísio/ (ejercicio). Es lo que se conoce como seseo.
  • /ch/: aunque en la escritura está compuesto por dos letras, este fonema tiene un único sonido y como tal se ha de pronunciar: chochez, achicharrar, cuchichear.
  • /d/: en las terminaciones -ado de los participios, en España, a veces se suprime el fonema d, en el lenguaje coloquial: /termináo/ por terminado, y, en el vulgar, en las de los participios en -ido: /partío/ por partido. Estos usos son incorrectos: en un lenguaje cuidado, la d debe pronunciarse siempre. Tampoco es admisible el cambio del fonema /d/ por /z/ o /t/ que hacen algunos al decir, por ejemplo, /virtúz/ o /virtút/ por virtud; ni por el fonema /r/ cuando se debe utilizar la forma imperativa y no la del infinitivo: /bailár/ por bailad o /komér/ por comed.
  • /g/: es el que se escribe con las letras g (ante a, o, u): gato, goma, gusano; gu (+ e, i): albergue, guinda, guitarra; g (+ consonante): gladiolo, esgrima; o como final de sílaba: diagnóstico, ignorante. Cuando el fonema /g/ va seguido de u + e, i y la u ha de tener sonido, es obligatorio el uso de la diéresis (¨): cigüeña, vergüenza, pingüino.
  • /j/: es el fonema que gráficamente se escribe como g (+ e, i) o j: agenda, colegio, espejo, granjero, juguete.
  • /k/: se representa este fonema como c (+ a, o, u), c (+ consonante), k y qu (+ e, i). Cuando la letra c va delante de una consonante, es incorrecto pronunciarla como z, se ha de hacer como /k/:: inspector (/inspektór/),, acné, inyección.
  • /ll/: es un único sonido representado con dos letras: caballo, lluvia, muelle. En muchas zonas de España e Hispanoamérica se pronuncia como /y/; es lo que se llama yeísmo: /muráya/ (muralla); /obíyo/ (ovillo).
  • /p/: las palabras que empiezan por ps-, en la lengua hablada, suelen perder el fonema /p/, aunque se mantiene en la escrita: psicólogo, psiquiatra, psicópata. Igualmente tiende a debilitarse en la lengua oral el fonema /p/ en el grupo -pt- de palabras como septiembre, séptimo, etc. Algunos convierten /p/ final de sílaba en /z/, en palabras como reptil (/reztíl/), adopción, egipcio; es incorrecto.
  • /rr/: es el sonido vibrante múltiple que aparece a principio de palabra: racimo racimo (/rrazímo/), reja; entre vocales: parra, torre; y tras las consonantes l, n, s: alrededor, enredar, desratizar.
  • /s/: en algunas partes de Andalucía el fonema /s/ se pronuncia como /z/: /azezíno/ (asesino); es lo que se llama ceceo.
  • /t/: la t al final de sílaba a veces se pronuncia incorrectamente como /z/: /fúzbol/ por fútbol; /ézniko/ por étnico.

Buena expresión

Es importante expresarse bien y con voz clara y confidencial, el escritor argentino Ernesto Sábato habla de la etapa que vivió en París trabajando en los laboratorios Joliot-Curie. Las personas que se expresan con más claridad, consiguen explicar mejor sus ideas y tienen más posibilidades de convencer a quien le escuche. En primer lugar, también tienen más posibilidades de ser escuchados.

Fuentes