Gorrión común

De EcuRed
(Redirigido desde Passer domesticus)
Gorrión Común
Información sobre la plantilla
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Cordados
Clase:Aves de Bandera de Cuba Cuba
Orden:Passeriformes
Familia:Passeridae
Gorrión Común (Passer domesticus). Especie de ave que habita en Cuba, procede de Eurasia y el Norte de África y fue introducida al resto del mundo (salvo la Antártida) por el hombre. Son pájaros que están habituados a convivir con los humanos y se han adaptado perfectamente a la vida urbana. Pertenece a la familia Passeridae del orden Passeriformes, su nombre común en inglés es House Sparrow.

Contenido

Características

Mide unos 15 centímetros de longitud y tiene el plumaje pardo, variado de negro y rojizo. La parte superior de su cabeza es gris en el centro, y castaña y gris en los lados. Una línea negra pasa por debajo de los ojos, y un collar del mismo color adorna su pecho. La hembra no tiene estos atributos y es de un color más uniforme.

El aspecto general del gorrión común no es atractivo, como tampoco lo es su canto, que se limita a un piar fuerte, a veces molesto. No obstante, a pesar de su apariencia poco afortunada, resulta un ave alegre, inquieta y dotada de una inteligencia poco común entre sus semejantes.

En cautiverio pueden vivir hasta 13 años, cifra que se reduce a los 7 años si están en libertad. Como ocurre con otras especies, también los gorriones machos son un poco más grandes que las hembras; alcanzando una longitud de hasta 16 centímetros y un peso que suele rondar los 30 gramos.

Se puede diferenciar al Gorrión macho porque éste posee una mancha de color negro de una forma similar al de una corbata, también se destaca el color gris de la nuca, la coronilla y la frente, cosa que no ocurre con las hembras caracterizadas por poseer colores más apagados.

Para reproducirse los Gorriones conforman parejas monógamas en cada estación y realizando la puesta de huevos cuando llega la primavera; puede haber hasta cuatro puestas y cada una de ellas puede contar con hasta cinco huevos. La incubación dura dos semanas y es realizada por ambos padres y los polluelos (conocidos como “Gurriatos”) nacen luego de diez días, son alimentados por los padres y cuidados con gran amor y celo; pero recién a los catorce tendrán plumaje, de características similares al de la hembra.

El gorrión anida generalmente en los tejados, rara vez en los árboles, pero puede hacerlo en los sitios más insospechados: postes del alumbrado, lámparas, etc. Su nido es muy tosco, hecho de paja fundamentalmente, aunque también emplea plumas de otras aves, pedazos de tela, ramitas.

Por torpe que parezca, no deja de ser un ave bien dotada. Cuando está en el suelo, salta pesadamente, pero no sin cierta rapidez. Vuela con grandes esfuerzos, aleteando aceleradamente, más logra franquear grandes distancia, describiendo líneas algo arqueadas al principio, y rectas, después.

Antes de posarse en una rama, extiende un poco las alas. Por mucho que le agraden las casas y edificios altos, gusta de mantenerse cerca del suelo, donde abunda su alimento. En los lugares donde se le protege, se comporta muy familiar y no teme a la presencia del hombre, cuyas costumbres ha llegado a conocer tanto, que sorprende y divierte al observador. Pero donde se le persigue y maltrata, se muestra tímido y receloso.

Nada de lo que puede serle útil o hacerle daño, pasa inadvertido a su penetrante vista. Frente a otros animales se conduce de diferentes formas: lo mismo desconfía, que se muestra amistoso con el perro; manifiesta simpatía por el caballo, o roba a la gallina los granos de maíz delante de su pico. Riñe con otras aves, cuando de su alimento o territorio se trata y, en época del apareamiento, lucha con sus rivales tan furiosamente, que podría creerse que se trata de un duelo a muerte, aún cuando todo se reduce a la pérdida de algunas plumas.

Hábitat

Por excelencia, el gorrión común es el pájaro de las ciudades, donde viven en íntima relación con el hombre. Habita tanto en las urbes como en los pueblos más solitarios. A través de la historia ha seguido a los colonos en todos los países de Asia, donde antes no existía. También se pueden encontrar en las ruinas de ciudades destruidas.

Alimentación

Los Gorriones están habituados a convivir con los seres humanos y, por lo tanto, no muestran temor a la hora de bajar a la tierra para buscar comida. Su dieta está basada en semillas, insectos y hasta algunos desperdicios del hombre. Ello le ha permitido colonizar una gran cantidad de territorios, lo que unido a su potencial reproductivo, los convierte en estrategas de la supervivencia, al igual que los ratones.

Véase también

Enlaces externos

Fuentes