Pedicura

De EcuRed
Información sobre la plantilla
Concepto:Pedicura/e, tratamiento y cuidado de los pies

Pedicura/e se deriva de las palabras en latín, que significa "de pie", y cura, lo que significa "cuidado".

Contenido

Historia

La gente ha ejercido la manicura/e y Pedicura/e de las uñas por más de 4.000 años. En el sur de Babilonia, los nobles usaban herramientas de oro macizo para las manicuras y pedicuras. El uso de esmalte de uñas se remonta aún más lejos. Originarios de China en el año 3 000 AC, el color de uñas indican el estatus social, según un manuscrito de la Dinastía Ming.

Una representación de los principios de manicura y pedicura se encuentran en una talla de la tumba de un faraón y los egipcios eran conocidos por prestar especial atención a sus pies y piernas. Los egipcios también tenían en cuenta el color de sus uñas, el uso de rojo para mostrar la más alta clase social. Se dice que las uñas de Cleopatra estaban pintadas de un rojo intenso, mientras que la reina Nefertiti usaba un llamativo color rubí. En el antiguo Egipto y Roma, los jefes militares también se pintaban las uñas para que coincidiera con sus labios antes de irse a la batalla.

Recursos necesarios

  • Una cubeta con agua jabonosa caliente.
  • Lima de uñas o piedra pómez.
  • Removedor de esmalte o acetona.
  • Cortauñas de acero inoxidable.
  • Palito de naranja o empujacutículas.
  • Raspador de callo.
  • Aceite para masaje o crema del cuerpo.
  • Separadores de dedos.

Pasos básicos para pedicure

Estos sencillos pasos lo puedes realizar fácilmente en casa, organizate y tómate un tiempo para dedicárselo a tus pies.

  • Si tienes esmalte en las uñas retíralo con el removedor o acetona.
  • Una vez libres de esmaltes, remoja tus pie en agua caliente por 10 minutos para suavizar la piel y las cutículas.
  • Sécate los pies y una vez que estén suaves usa el raspador de callos o credo.
  • Toma la piedra pómez o la lima y suaviza el resto de la planta de tus pies.
  • Ahora usa el empujacutículas para recorrer hacia atrás y con mucho cuidado las cutículas y limpia también debajo de las uñas.
  • Con el cortauñas, corta las uñas en forma recta.
  • Lima las uñas para eliminar asperezas y asegurarte de que no queden picos que puedan enterrarse.
  • Luego humecta tus pies, dándote un masaje profundo con el aceite o con la crema. Esta es la parte más relajante y es importante para los pies porque aumenta la circulación.
  • Limpia las uñas con agua, sécalas bien y cerciorate de que no queden partículas grasosas.
  • Finalmente aplicaraás el esmalte pero para que no se corra, usa los separadores de dedos.
  • Aplica una capa de esmalte y espera a que se seque para aplicar la segunda.

La mayoría de las veces las personas se enfocan en la apariencia del cabello, cara y manos; dándole menor importancia a los encargados de llevarnos y traernos por todos lados, nos referimos a los pies. Ellos también necesitan de nuestros cuidados, y más cuando abusamos de ellos desarrollándo callos y partes ásperas.

Fuentes