Período de transición

De EcuRed
Período de transición
Información sobre la plantilla
Concepto:Período histórico especial de la transformación revolucionaria de la sociedad capitalista en sociedad socialista
Periodo de transición. Período histórico que media entre el capitalismo y el socialismo. Se inicia cuando la clase obrera, aliada con el campesinado conquista el poder político y establece la dictadura del proletariado y termina con la edificación del socialismo, primera fase de la sociedad comunista. Es inevitable. Todos los países que construyen el socialismo tiene que atravesar por esta etapa de desarrollo.

Contenido

Leyes económicas del socialismo

La Gran Revolución Socialista de Octubre dio comienzo a la transformación revolucionaria de la sociedad capitalista en sociedad socialista. Esta transformación se efectúa durante un período especial de transición del capitalismo al socialismo que culmina con la construcción de este último.

Las leyes socioeconómicas esenciales del surgimiento y la conformación del socialismo fueron descubiertas por los clásicos del marxismo-leninismo. En su forma más generalizada se exponen en la Crítica del Programa de Gotha (capítulo IV) de Marx; en el Estado y la revolución (capítulo V), Las tareas inmediatas del Poder soviético, Economía y política en la época de la dictadura del proletariado, Sobre el impuesto en especie, Sobre las cooperativas, y en otros escritos de Lenin.

Premisas objetivas de la revolución socialista

La necesidad objetiva del tránsito del capitalismo al socialismo viene determinada por el hecho de que a medida que evoluciona el régimen capitalista, maduran en él las premisas materiales y sociales para un régimen social más avanzado: para el socialismo. Estas premisas son: un elevado nivel de las fuerzas productivas, el carácter social de la gran producción mecanizada y una clase obrera revolucionaria con su partido marxista-leninista al frente. Con la formación de la economía capitalista mundial cristalizaron las condiciones pata el triunfo de la revolución socialista a escala mundial. Ello dio pie a Lenin para deducir, ya a principios del siglo XX, que el conjunto del sistema mundial del capitalismo había madurado para su transformación socialista.

La fuerza social llamada a ejercer la misión histórica de destruir las relaciones capitalistas y crear un modo de producción nuevo, comunista, es la clase obrera que actúa en alianza con todos los trabajadores. La vanguardia de la clase obrera es el partido comunista, el cual vincula el socialismo científico con el movimiento obrero de masas, inculca la conciencia socialista al proletariado, le ayuda a comprender su gran misión histórica y los problemas que tiene planteados, así como a hallar la forma de solucionarlos.

Bajo el imperialismo, la vigencia de la ley del desarrollo económico y político desigual del capitalismo agudiza de manera notable las contradicciones de dicho sistema y brinda la posibilidad de que se den situaciones revolucionarias en diferentes países en períodos distintos. En consecuencia, tal como le previera Lenin, la revolución socialista no triunfa simultáneamente en todos los países principales del sistema capitalista, sino primero en uno o en varios, en el eslabón más débil del sistema imperialista. En virtud de las circunstancias históricas, el primer Estado socialista surgió en Rusia en 1917.

Esencia de la revolución socialista

El contenido económico fundamental de la revolución socialista es la supresión de las relaciones de producción capitalistas y la afirmación de las relaciones de producción socialista, que se basan en la propiedad social de los medios de producción y en el trabajo libre de toda explotación. De esta forma queda resuelto el conflicto que existe bajo el capitalismo entre el carácter social de la producción y la forma capitalista privada de apropiación de los frutos del trabajo.

Período de transición del capitalismo al socialismo

C. Marx
C. Marx
"Entre la sociedad capitalista y la sociedad comunista (escribió Marx) media el periodo de la transformación revolucionaria de la primera en la segunda. Y a este período corresponde también un período político de transición cuyo Estado no puede ser otro que la dictadura revolucionaria del proletariado". El período de transición se debe a las condiciones especiales en que surge y se desarrolla el modo comunista de producción. Cuando se produjo el tránsito del modo feudal de producción al modo capitalista, las relaciones de producción burguesas ya habían surgido en el seno del feudalismo, donde existían en forma de tipo económico; ello era posible gracias a que los dos modos de producción poseen una base económica común, del mismo tipo: la propiedad privada sobre los medios de producción. La sociedad socialista se diferencia, por principio, de la capitalista y no puede nacer en el seno del capitalismo. Bajo el capitalismo únicamente se crean las premisas materiales del socialismo. La producción socialista se basa en la propiedad social sobre los medios de producción, tipo de propiedad que excluye la explotación del hombre por el hombre. La propiedad social sobre los medios da producción no puede surgir espontáneamente dentro del capitalismo. Para que pueda aparecer, es necesario que se lleve a cabo la revolución socialista y que se establezca el poder de los trabajadores.

Necesidad

El feudalismo y el capitalismo tienen el mismo tipo de base económica (propiedad privada), debido a lo cual el modo de producción capitalista surgió y se desarrollo espontáneamente y por vía evolutiva en las entrañas de la sociedad feudad. A diferencia de ello, las bases de la economía burguesa y de la socialista son diametralmente opuestas: la primera se asienta sobre la dominación de la propiedad privada y la segunda, sobre la propiedad social de los medios de producción; el régimen capitalista es un régimen de explotación del hombre por el hombre y el socialismo libera al hombre para siempre de toda explotación. Esta es la razón de que el sistema económico socialista surja y se afiance a la vez que se suprimen las relaciones de producción capitalistas.

La eliminación de la economía capitalista y la creación de la socialista no pueden producirse de golpe, en el curso de la conquista del poder político por el proletariado. Hace falta expropiar a la gran burguesía, entregar los medios de producción en propiedad a todos los trabajadores y organizar el funcionamiento de las empresas sobre bases nuevas, socialistas. Se requiere de mucho tiempo para llevar a cabo la reorganización socialista de las pequeñas producciones campesinas, muy numerosas en casi todos los países capitalistas, asó como para alcanzar el nivel de desarrollo de las fuerzas productivas necesario para elevar el bienestar material y la cultura de los trabajadores. En el curso de la edificación de la nueva sociedad hay que enfrentar la tenaz resistencia de las clases explotadoras derrocadas.

Esencia

V. I. Lenin
V. I. Lenin

Es para la realización de estas tareas para lo que se requiere de un período histórico especial: el de la transformación revolucionaria de la sociedad capitalista en sociedad socialista, período que comienza cuando el proletariado conquista el poder político e instaura su dictadura y termina con la victoria plena del socialismo. La esencia económica de este período consiste en la eliminación de la base capitalista y la creación de una base nueva, socialista, del sistema económico del socialismo. Lenin señalaba que la meta de ls construcción del socialismo “no puede alcanzarse de golpe; ello exige un período de transición bastante largo del capitalismo al socialismo…porque se necesita tiempo para introducir los cambios radicales en todos los dominios de la vida y porque la inmensa fuerza de la costumbre de dirigir de modo pequeñoburgués la economía sólo puede superarse en una lucha larga y tenaz.”

La duración del período de transición para los países que emprenden el camino de desarrollo socialista depende de las condiciones históricas concretas, esto es, del nivel de las fuerzas productivas, del grado de desarrollo de los diversos tipos de propiedad, de la correlación de fuerzas de clase, de las tradiciones históricas y nacionales, del grado en que la vieja ideología perdura en la conciencia de la población, etc. Es también considerable la importancia de la situación internacional. En el contexto actual, resultan decisivos para reducir el período de transición la existencia de un sistema mundial del socialismo, y del fortalecimiento de la cooperación y la asistencia mutua entre los Estados que construyen la nueva sociedad.

Leyes generales del período de transición

Periodo de tránsición
Periodo de tránsición

A todos los países que han emprendido la vía de desarrollo socialista les son inherentes unas regularidades generales. Ello se debe, primero, al contenido común de la revolución proletaria; segundo a que el objetivo y el resultado final de las transformaciones revolucionarias son para los países que han iniciado el período de transición los mismos: la construcción del socialismo; tercero, a que en todos estos países la principal fuerza social de las transformaciones revolucionarias es la clase obrera, dirigida por un partido marxista leninista.

Estas leyes generales como se indicó en la Declaración formulada por la Conferencia de representantes de los partidos socialistas y obreros de los países socialistas, celebrada en 1957, son:

  • La dirección de las masas trabajadores por la clase obrera, cuyo núcleo es el partido marxista leninista, en la realización de la revolución proletaria en una u otra forma y la implantación de esta o la otra forma de dictadura del proletariado.
  • Alianza de la clase obrera con la masa fundamental de los campesinos y con otras capas de trabajadores.
  • Liquidación de la propiedad capitalista y establecimiento de la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción.
  • Gradual transformación socialista de la agricultura.
  • Desarrollo planificado de la economía nacional dirigido a la construcción del socialismo y el comunismo, a la elevación del nivel de vida de los trabajadores.
  • Cumplimiento de la revolución socialista en la esfera de la ideología y de la cultura y formación de una numerosa intelectualidad fiel a la clase obrera.
  • Liquidación del yugo nacional y establecimiento de la igualdad de derechos y de la amistad fraterna entre los pueblos sobre la base de los principios del internacionalismo proletario.
  • Defensa de las conquistas del socialismo frente a los ataques de los enemigos exteriores e interiores.

El socialismo puede edificarse con éxito tan sólo si se aplican con espíritu creador las leyes generales en función de las condiciones históricas concretas. Para llevar a cabo hasta el fin la revolución socialista y erigir una sociedad socialista es condición decisiva la existencia de la dictadura del proletariado.

La historia ha conformado la justeza de la previsión de Lenin en cuanto a la diversidad de formas y métodos de la construcción socialista en los diversos países a partir de las leyes generales de la conformación y el desarrollo del socialismo. En cada país que ha emprendido el camino socialista del tránsito al socialismo se lleva a cabo habida cuenta de las particularidades nacionales y del nivel de desarrollo. “Todas las naciones llegarán al socialismo, - dice Lenin -, eso es inevitable, pero no llegarán de la misma manera; cada una de ellas aportará su originalidad en una u otra forma de la democracia, en una u otra variante de la dictadura del proletariado, en uno u otro ritmo de las transformaciones socialistas de los diversos aspectos de la vida social.”

Fuentes

  • V. I. Lenin. Un saludos a los obreros húngaros. O. C. t. 38. Pág. 385.
  • V. I. Lenin. Sobre la caricatura del marxismo y el “economicismo imperialista”. O. C. t. 30. Pág. 123.
  • V. I. Lenin. Economía y política en la época de la dictadura del proletariado. O. C. t. 39. Pág. 272.

Enlaces externos