Saltar a: navegación, buscar

Perlita

Perlita
Perlita




Color:
blanco grisáceo



Perlita. Es un cristal natural muy abundante en el planeta y también en Chile, aunque también puede ser encontrado de forma artificial.

Formación

Se encuentra de forma natural distribuida por todo el planeta, por otra parte también la podemos encontrar de forma artificial, o sea, una piedra que ha sido triturada y mediante un proceso térmico lo que era un granito se ha convertido en una especie de bolita de corcho pero que no es corcho.

Propiedades

  • Es muy liviana, pesando 125 kg por metro cúbico.
  • pH neutro.
  • Libre de plagas, enfermedades y malezas.
  • Incorporada en sustratos es ideal porque favorece la buena aireación y absorbe grandes cantidades de agua.
  • No es inflamable.
  • Su color blanco reduce la temperatura del sustrato y aumenta la reflexión de la luz, lo que es importante en invernaderos y sombreaderos.

Tipo básico

La perlita es un cristal natural. Conteniendo un 5 % de agua en su interior tiene la propiedad de expandirse cuando es sometido a altas temperaturas, presentando así una textura porosa y liviana.

Composición química

  • 3-5% pérdida en el horno (agua químicamente combinada)

Dureza

En la perlita gruesa tiene una separación entre las laminas de unas 400 mm y una dureza de 200 Brinell.

Densidad

  • La perlita no expandida ("cruda") tiene una densidad cercana a 1100 kg/m³ (1,1 g/cm³).
  • La perlita expandida tiene típicamente una densidad de 30–150 kg/m³.

Utilidad

Al principio su uso estaba destinado a la construcción para la fabricación de morteros por su bajo peso pero pronto fue descubierto para la jardinería, sobre todo los que se fabricaban de grano grueso. Se utiliza para mezclar en los sustratos, sobre todo para sustituir a las arenas ya que carecen de uniformidad (son distintas unas de otras y con capacidades diferentes) y pueden venir infectadas por hongos, insectos u otras semillas sobre todo si no han sido tratadas. La perlita es inerte, pesa muy poco (cosa apreciada sobre todo en los viveros) y no absorbe agua, tan solo la retiene en su superficie, su tamaño además permanece inalterable.

  • Ideal como sustrato de propagación de todo tipo de plantas por su neutralidad.
  • Cultivos hidropónicos.
  • Apropiada para mezclar con arena en cultivo y propagación de cactus y plantas suculentas.
  • En plantas que pasan un tiempo en bolsas o maceteros que deben trasladarse, debido a su capacidad de retención de humedad, porosidad y leve peso.
  • En construcción como aislante térmico.

Observaciones particulares

El punto de fusión de la perlita es 40º más bajo que el feldespato potásico (1093 °C), esto permite agregarla a una pasta de gres, bajando su punto de sinterización. Como componente de esmaltes puede actuar a la manera de una frita natural. Respecto a la molienda de la perlita es muy fácil, en el mortero lleva unos pocos minutos reducirla a polvo fino.

Fuentes