Pez Globo

Pez Globo
Información sobre la plantilla
Globojpeg.jpeg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Clase:Peces óseos
Orden:Tetraodontiformes
Familia:Tetraodontidae

Pez Globo.Perteneciente a la familia de los Tetraodontidae, este enigmático pez es temido, a la par que admirado, por su capacidad de hincharse como una pelota en los momentos en los que se siente atacado por algún depredador. Este sistema de defensa se completa con el empleo de una sustancia extremadamente venenosa que invita a no tomar a la ligera lo que, a simple vista, parece un pequeño animal de lo más inofensivo.

Hábitat

Generalmente se los encuentra solitarios en aguas tropicales, a no más de 300 m de profundidad, principalmente en zonas de arrecifes de coral, variando su tamaño entre los 3 y 5 dm.

Utilidad en la Salud

Actualmente se está estudiando la posibilidad de utilizar el veneno del respetable pez globo como analgésico en pacientes con cáncer terminal. De hecho, en las pruebas realizadas en laboratorios, casi el 75% de los pacientes experimentaron buenos resultados gracias a medicamento formulados a partir de esta toxina.

Biología

Curiosos peces, de cuerpo mazudo, con cabeza grande, muy abultada y bastante ancha, que pueden alcanzar una longitud cercana a los 20 cm, aunque en cautividad difícilmente sobrepasan los 10.

texto descriptivo

En un primer vistazo al pez globo, saltan a la vista sus innumerables espinas. Este peligroso vestido de púas, cubre el cuerpo del animal vertebrado a excepción de la boca.

La boca tiene labios reforzados, y el superior presenta forma de pico de loro. Los ojos, circulares, bastante grandes, son negros, con visos azulados, estando redondeados por un iris dorado o cobrizo y pueden confundirse con los ocelos que salpican el cuerpo. Carece de aletas pélvicas, y la dorsal, muy pequeña, se sitúa en la parte final del dorso, cerca del apéndice caudal muy móvil y diferenciado.

Por otro lado, indicar que las aletas dorsal y pectoral constituyen órganos motores de gran efectividad que permiten al pez globo una natación muy ágil, siendo capaz de modificar rápidamente la dirección de sus desplazamientos.

No existe dimorfismo sexual aparente y el color dominante es amarillo verdoso, en la parte superior del cuerpo hasta el pardo oliváceo del dorso mientras que garganta y vientre tienen un tono uniforme blanco plateado, varios ocelos negros ribeteados de amarillo destacan netamente en el cuerpo y otro más pequeño se sitúa en ambos costados, junto al nacimiento de la aleta caudal. La particularidad más llamativa es la facultad de hinchar el cuerpo, adquiriendo aspecto esférico, característico del grupo.

Mascota

Su color amarillo o verde parduzco con manchas negras en forma de puntos convierten a este pez en un ejemplar de gran atractivo para el acuario, sin embargo, se recomienda que su morada sea única y exclusivamente de su propiedad. Su temperamento nos obliga a habilitar un acuario específico si no queremos que otros ejemplares sean literalmente devorados por este mordedor insaciable. Crustáceos, caracoles e, incluso, parientes, pueden ser su cena.

Globo Manos.jpeg

Es una especie activa en todos los niveles del acuario, pero necesita plantas y raíces entre las que poder nadar. El espacio es un requisito fundamental para su correcto desarrollo, así que no escatimaremos en metros cúbicos cuando adquiramos la casa del pez globo. Otro de los objetivos para lograr su adaptación en cautividad, es el respeto a la temperatura de su nuevo hogar: entre los 22 y 26º C.



Supervivencia

Este peculiar pez, al sentirse apresado o amenazado, reacciona inmediatamente tragando agua con lo que aumenta su volumen considerablemente hasta convertirse en una pelota. Sin duda, pocas estrategias son tan buenas como la de nuestro futuro compañero.

Una vez transformado en bola, difícilmente podrá entrar en la boca de sus enemigos, resultando imposible para los mismos abarcar el volumen que alcanza este animal con las fauces. Si aún así el atacante consigue pillar desprevenido al pez globo y lo engulle antes de que llegue a inflarse, éste será el último bocado que probará puesto que la carne del pez globo contiene un veneno mortal llamado tetrodotoxina.

Alimentación

La dieta del pez globo es, cuanto menos, exquisita. se basa principalmente en caracoles, también de gusanos, y otros crustáceos, pero lo que mas buscara para alimentarse es la comida viva o liofilizada de máxima calidad. En el acuario es un útil devorador de caracoles y es capaz de acabar con cualquier plaga.

Puede adaptarse con cierta dificultad a la comida seca en forma de gránulos, pero lo ideal es alimentarlo con caracoles, cuya concha les permite mantener controlada su portentosa dentadura, que crece de forma constante. Al masticar la concha de los caracoles, desgasta sus dientes para que su exacerbada dentición no le impida seguir alimentándose. Por otro lado, su ansiedad puede inducirnos al error de alimentarlos en exceso, aspecto que vigilaremos.

Reproducción

En cuanto a su reproducción, admitir que es casi imposible conseguirla en cautividad. Lo que sí podemos hacer es distinguir el sexo, ya que las hembras son algo más grandes que los machos. Decir igualmente que el pez globo es ovíparo: las hembras depositan sus huevos entre las hojas o troncos sumergidos. Si nos decidimos por uno de estos peces, disfrutaremos de su magnífica planta pero es esencial que nos guíe en su cuidado algún experto.

Géneros

Curiosidades

En primer lugar, el pez globo es muy apreciado culinariamente. A pesar de lo peligroso que resulta su veneno, en Japón se cocina un plato llamado fugu, para cuya preparación se necesita una autorización especial de una Escuela de Gastronomía que corrobore que el cocinero tiene los conocimientos precisos para cocinar este pescado sin peligro alguno.

texto descriptivo

Lo cierto es que únicamente en Vietnam el año pasado murieron cerca de un centenar de personas por ingerir fugu mal cocinado, provocándoles una intoxicación mortal.

Por otro lado, en China estos peces se sacan del agua y se hinchan. Al secarlos al sol, mantienen su forma esférica y se endurecen, de modo que se emplean para convertirlas en “originales lámparas” donde la boca sirve como orificio para que salga la luz. Este comportamiento está reduciendo las poblaciones de pez globo drásticamente.



Fuentes