Saltar a: navegación, buscar

Pez papagayo

Cíclido púrpura o Kribensis
Información sobre la plantilla
Pelvicachromis-pulcher.jpg
Clasificación Científica
Nombre científicoPelvicachromis pulcher
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Actinopterygii
Orden:Perciformes
Familia:Cichlidae
Hábitat:Agua dulce

Pelvicachromis pulcher. Especie de peces perciformes de la familia de los Cichlidae.

Nombres comunes

"Kribensis" o "Krib". En realidad el nombre de P. kribensis fue erróneamente utilizado en 1911 por Boulenger para designar a un morfo cromático de Pelvicachromis taenitus, pero el apelativo ha quedado para el P. pulcher. También se le conoce como "Cíclido púrpura" o "Purple cichlid".

En inglés también se le da el nombre común en ocasiones de "Rainbow fish".

Primera importación en 1903 por Christian Brüning para el acuario de Hamburgo. Con anterioridad las especies de Pelvicachromis eran denominadas como Pelmatochromis.

Biotopo

Arroyos y ríos en África Occidental. A veces en desembocaduras con agua ligeramente salobre, pero también en ríos de agua blanda. Las mareas influyen en las variables condiciones del agua, lo que explica que sean adaptables a distintos parámetros del agua.

Distribución

Oeste de África: sur de Nigeria y Camerún. Delta del río Níger. Se han introducido de manera artificial en algunas localizaciones, como por ejemplo Hawaii.

Apariencia

Forma

Típica de los Pelvicachromis, cuerpo semicilíndrico, ligeramente comprimido de forma lateral. Vistos de perfil tienen forma ahusada, siendo más cortas las hembras.

Coloración

Uno de los cíclidos más coloreados. Sobre un fondo de color claro, los machos presentan dos amplias franjas superiores de color verde oliva. Las mejillas tienen brillos amarillo-dorados y las aletas anal y pélvicas son azuladas, y el filo de la dorsal presenta también ribetes azules, amarillos y rojos.

Según la calidad y la zona de la procedencia, los machos presentan además ocelos en la aleta caudal (más cotizados cuantos más presenta). En épocas de celo presentan un vientre rojo, que en las hembras es visible en cualquier época. Las hembras tienen la cara de color amarillo brillante y presentan más intensidad en los rojos y dorados metálicos, pero la coloración azul es más reducida.

Tamaño

  • Hembras 6-7 cm. Machos hasta 10 cm.

Condiciones en cautiverio

Temperatura

  • 24º a 26º centígrados.

Agua

Agua desde blanda y ligeramente ácida a moderadamente dura e incluso ligeramente salobre. GH=5-14ºd. pH entre 5,0 y 7,5. Los parámetros del agua tienen gran relación con el sexo de los alevines.

Acuario

Un pez ideal para iniciarse con cíclidos por ser una especie pequeña y relativamente pacífica, además de muy fácil de criar y adaptable a varios tipos de agua. No obstante, es territorial y agresivo en época de cría y crían en toda circunstancia (si hay machos y hembras, claro está).

Miden su territorio por superficie y una pareja controla un territorio de aproximadamente un metro cuadrado (en acuario, probablemente más en libertad) en el que no permite la entrada de otros peces.

Por este motivo, en acuarios menores de 1 metro de largo, no debería incluirse más de una pareja, ya que los componentes de la pareja formada podrían matar a otros P. pulcher que se encontraran en el acuario.

Hay que prever espacio adicional porque si de un pez ha de darse por seguro que tendrá descendencia es de este: son muy prolíficos. Se encuentran más a gusto en acuarios bien plantados con un gran número de posibles lugares de desove.

Alimentación

No presenta problemas en cautividad. Gusanos, larvas, crustáceos, materia vegetal (guisantes descapsulados) y comida seca (escamas, gránulos y tabletas) así como congelados de calidad. Debe de ser lo más variada posible. También consume pequeños caracoles.

Comportamiento

Pacífico salvo en épocas de cría... el problema es que para estos peces la época de cría es siempre. Aún así son relativamente pacíficos siempre que los demás peces se mantengan alejados de sus cuevas y de su numerosa prole.

Reproducción

Muy fácil de conseguir siempre que se le proporcione espacio, agua de calidad y buenos alimentos. El macho excava una cueva bajo una piedra o un tronco (en ocasiones aprovecha cuevas ya hechas o una vasija de barro apropiada), en sucesivas puestas, una vez formada la pareja, la hembra colabora en la labor de excavación, si es que es necesario construir nuevas cuevas.

El ritual de apareamiento es muy interesante. La hembra adopta sus colores más brillantes y ejecuta una danza frente al macho en la que se dobla sobre si misma en forma de "U" y de "S" mostrándole su vientre, de un fuerte color rojo. Estas danzas y contorneos se acompañan de los clásicos movimientos oscilantes de cabeza y temblores de todos los cíclidos.

Cuando ambos se ponen de acuerdo, la hembra va depositando en la pared superior de la cueva 4-6 huevos cada vez, saliendo inmediatamente para permitir la entrada del macho a fecundar los huevos; las entradas y salidas de uno y otro se repiten hasta que en la cavidad hay de 60 a 200 huevos de color amarillento de tamaño medio (2 mm de diámetro). La hembra permanece en ese momento en la cueva y el macho vigila los alrededores (y en ocasiones se asegura de que la hembra no abandone la cueva).

Los huevos eclosionan en torno a las 72 horas. Cuando los alevines son capaces de nadar, cinco días después de la eclosión, ambos progenitores cuidan de las crías y los pastorean por todo su territorio en busca de alimento.

Los padres suelen llevar las aletas ventrales plegadas cuando están con los alevines, cuando algún peligro acecha a las crías un movimiento rápido de extenderlas y replegarlas provoca que los alevines se agrupen bajo ellos. Se les puede alimentar con nauplios de artemia y enseguida aceptan comida en escamas finamente pulverizada.

Las especies de Pelvicachromis producen relaciones de sexo (macho/hembra) extremas a niveles de pH extremos. Un pH cercano al neutro, produce una relación entre sexos de aproximadamente 50:50. A pH más ácido y agua más blanda mayor es la proporción de machos, y a pH más alcalino y agua más dura, mayor proporción de hembras. Los peces empiezan a mostrar su madurez sexual a los 8 meses de edad.

Como en la mayoría de los cíclidos, los padres primerizos a menudo no saben cuidar sus primeras puestas, que son devoradas por los propios progenitores, pero enseguida aprenden y se convierten en unos excepcionales padres.

Diferencias sexuales

Muy evidentes. Aparte de las indicadas en el apartado de "Coloración", las aletas del macho son puntiaguadas, con la caudal en forma lanceolada; las de la hembra son redondeadas y en el caso de la caudal, de corte recto. Las hembras son más cortas y de menor longitud.

Un ojo entrenado puede distinguir los sexos cuando sólo miden poco más de un centímetro, porque sólo en los machos aparece un filo azul en la parte superior de la aleta dorsal, que jamás se ve en las hembras. Los machos también son los primeros en cambiar las barras verticales de los alevines por las horizontales de los adultos.

Fuentes