Pierre Degeyter

De EcuRed
Pierre Degeyter
Información sobre la plantilla

‎ Músico y compositor francés
NombrePierre Degeyter
Nacimiento8 de octubre de 1848
Bandera de Bélgica Bélgica
Ocupaciónmúsico

Pierre Degeyter. Músico y compositor francés nacido en Bélgica que alcanza la fama mundial debido a la composición de “La Internacional”, devenido himno del proletariado.

Contenido

Síntesis biográfica

Niñez

Nace el 8 de octubre de 1848, en Bélgica. A los siete años de edad, Pierre Degeyter comenzó a laborar como mecánico, por lo que aprendió a leer y escribir en una escuela nocturna. Con 16 años inició sus estudios sobre música; después, ingresa en la Lira de los Trabajadores y participa en la asociación musical del Partido Obrero Francés, poniendo melodía a las huelgas y campañas electorales.

Trayectoria Artística

Pero la fama mundial del francés, se debe a la composición de “La Internacional”, devenido himno del proletariado, que surge porque el 15 de junio de 1888 Delory, uno de los organizadores de la Lira de los Trabajadores, se interesa en que la coral ampliara su repertorio de canciones socialistas y obreras. Delory se siente atraído por uno de los versos de Pottier titulado “La Internacional”, que aparecía en su libro “Cantos Revolucionarios”, y le encarga a Pierre, que ya tenía buena reputación como compositor, su música, indicándole que le pusiera un ritmo vivo y arrebatador. Con un simple armonio (órgano), Degeyter cumplió el encargo, cuyo estreno fue un éxito rotundo en toda Francia. En 1892 la Segunda Internacional la populariza y el 3 de noviembre de 1910 se convierte en el himno de todos los trabajadores del mundo en el Congreso Internacional de Copenhague. En 1919 Lenin la oficializa en la Tercera Internacional, y se convierte en el Himno Nacional de la Unión Soviética hasta el año 1943. Ya con 79 años, Pierre Degeyter fue invitado a Moscú en 1927, para la celebración del aniversario de la Revolución de Octubre, y cuando vio y oyó desfilar al Ejército Rojo bajo la tribuna al son de “La Internacional”, no pudo retener las lágrimas.

Querellas y otros datos históricos

Hasta 1922 se mantuvo una querella entre los dos hermanos Degeyter, Adolphe y Pierre, sobre quién era el autor de la música de “La Internacional”. El 23 de noviembre de 1922 el Tribunal del Sena proclamó que Pierre había sido el compositor, aunque anteriormente lo había hecho a favor de Adolphe, quien, en una carta a su hermano, el 26 de abril de 1915, ya había reconocido que no había puesto la melodía a dicha obra. El 23 de julio de 1888, en una reunión de la Junta Sindical de vendedores de periódicos, se interpretó por primera vez en público “La Internacional”. El 8 de diciembre de 1896 es adoptada como himno oficial de los revolucionarios. En 1899 lo acogen todas las organizaciones socialistas francesas, al finalizar el Primer Congreso General, en París.

Según cuentan, en 1928, en el VI Congreso de la Internacional Comunista, celebrado en Moscú, el propio Pierre Degeyter dirigió personalmente, con lágrimas en los ojos, el coro que interpretó la canción, cuya letra ha sido traducida a casi todos los idiomas del mundo. Su presencia es importante en países con sistema socialista, como Cuba. Existen notables variaciones de contenido entre las diferentes traducciones del himno, y algunos idiomas, como el español o el inglés, cuentan con dos o más versiones. También hay variaciones en cuanto a la extensión.

El Himno

Este himno se ha transformado en un canto universal porque sus estrofas contienen la sublimidad de un profundo y delicado sentimiento humano hacia los pueblos que sufren. Es un llamado a salvaguardar la unidad y consolidar el pacto de las naciones en su lucha contra el fascismo, y el imperialismo despiadado ahora, y evidencia los deseos de levantar los ánimos de los pueblos, de movilizarlos hasta obtener un final victorioso, en el cual el sacrificio no sea en vano y se dignifique el porvenir de la clase obrera.

“La Internacional” denuncia los prejuicios que dividen a las naciones, hace retroceder los odios y levanta el estandarte de una rebeldía sana y justa contra los opresores que convierten al ser humano en un ser resignado. Canta al advenimiento de un mundo mejor, con versos que van a la calle, con los pobres. Es la voz simple que anima a cualquier hermano de trabajo y de sufrimientos que está dispuesto a rebelarse.

Fuente