Saltar a: navegación, buscar

Poder Popular

Poder Popular
Información sobre la plantilla
Concepto:El poder popular es una propuesta para la construcción del socialismo marxista o del socialismo democrático mediante un modelo de democracia participativa y protagónica en la que se sustentaría la organización del Estado socialista.
El Poder Popular en Cuba se genera desde circunscripciones de base y consejos populares, que agrupan a los vecinos en cada uno de los 168 Municipios del país y desde donde surgen los candidatos propuestos y electos por el voto del pueblo para conformar las estructuras de gobierno, en expresión de democracia participativa total.

Definición

El poder popular es una propuesta para la construcción del socialismo marxista o del socialismo democrático mediante un modelo de democracia participativa y protagónica en la que se sustentaría la organización del Estado socialista.

Se basa en la voluntad general (soberanía popular) y consiste en dos ejercicios, el directo y el indirecto:

  1. La transferencia de competencias desde el gobierno a la comunidad organizada en consejos locales electos en asambleas populares.
  2. A través del sufragio, tanto para la elección de representantes a las distintas instancias del poder popular, como para la toma de decisiones trascendentales en los diversos tipos de referéndum disponibles en cada Legislación Nacional.

Sistema Cubano

El Sistema Cubano lo rige la Constitución, que estipula elecciones generales cada cinco años para diputados a la Asamblea Nacional y delegados a las provinciales, así como comicios parciales cada dos años y medio para delegados de circunscripción y asambleas municipales.

El proceso convoca a los órganos de base y deviene auténtica expresión de Democrática participativa, sin influencias internas o externas, con la obligatoriedad de quienes resulte electos de rendir cuenta ante los electores, los cuales tienen la facultad de remover de los cargos a los incumplidores de sus obligaciones.

Tras un período preparatorio, a manera de ensayo general, el 30 de junio de 1974 comenzaron en la provincia de Matanzas -100 kilómetros al este de la capital del país-- las primeras elecciones para delegados a los Órganos Locales del Poder Popular, y el día 21 quedó constituida la inicial Asamblea Provincial de delegados procedentes de los 14 municipios de este territorio.

El 11 de diciembre del propio año, por vez primera en la Historia de Cuba, se iniciaron las asambleas de vecinos en Matanzas para escuchar la Rendición de Cuenta de sus delegados. Los frutos de aquel ensayo se materializaron en decisiones para vertebrar el sistema de instituciones representativas estatales, que culminó con la creación de los órganos del Poder Popular en los 169 municipios, las 14 provincias y la instancia nacional.

Los días 10 y 17 de octubre de 1976, en primera y segunda vueltas electorales, el 95,2 por ciento de los cubanos mayores de 16 años -incluidos militares-- mediante voto secreto y directo escogieron entre más de 30 mil nominados por el propio pueblo y eligieron 10 mil 725 delegados (concejales) que formaron las 169 asambleas municipales (ayuntamientos) del Poder Popular.

La constitución de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el 2 de diciembre de 1976, la elección del Consejo de Estado, su Presidente y Vicepresidentes, y la designación del Consejo de Ministros, fortalecieron la esencia democrática de la Revolución Cubana.

Asamblea Nacional

La Asamblea Nacional del Poder Popular es el Órgano Unicameral Supremo del poder del Estado, representa y expresa la voluntad soberana de todo el pueblo, y es el único con potestad constituyente y legislativa en la República.

Al integrarse para una nueva legislatura, la Asamblea Nacional del Poder Popular  elige de entre sus Diputados a su Presidente, Vicepresidente y Secretario, así como al Consejo de Estado, compuesto por un Presidente, que es Jefe de Estado y de Gobierno, un Primer Vicepresidente, Vicepresidentes, Secretario y miembros.

En los llamados sistemas de "democracia representativa", como Estados Unidos, la Economía de Mercado capitalista domina las relaciones políticas, y quien aspire a representante o Senador necesita una fortuna personal para lograr que su partido lo postule y competir con otros de su propia clase social. En cambio, los parlamentarios cubanos no devengan remuneración especial por sus tareas legislativas, y durante sus mandatos perciben los salarios por las actividades laborales que desempeñaban al momento de su elección. Igualmente, el grueso de ellos sigue ejerciendo sus habituales profesiones, salvo los que integren órganos ejecutivos de gobierno.

Por su procedencia, los parlamentarios cubanos también resumen una representatividad balanceada de la sociedad, lo cual posibilita integrar comisiones gubernamentales de trabajo dotadas de integralidad en los análisis socioeconómicos y desprovistos de prejuicios sectorialistas o regionalistas.

Otra característica de la Asamblea Nacional es que hasta el 50 por ciento de sus integrantes son delegados en sus respectivas circunscripciones. Los restantes son propuestos por las organizaciones laborales y sociales.

Las biografías de los candidatos resultan ampliamente conocidas por los electores antes de votar. Quienes sean electos deberán reunir más de la mitad de los Sufragios emitidos.

Desde los Consejos Populares, que actúan en las respectivas comunidades para atender tareas y necesidades propias del vecindario, hasta la más alta instancia del Poder Popular en Cuba, prima el espíritu de solidaridad y cooperación.

No se trata de una obra perfecta ni terminada, sino experiencia que se enriquece en el enfrentamiento con dificultades propias o externas, como los diseñadas por los enemigos de la Revolución, en particular 10 administraciones de Estados Unidos con su medio siglo de bloqueo económico, comercial y financiero.

Construcción

La construcción y funcionamiento del Poder Popular ha devenido obra social colectiva y perfectible en la práctica cotidiana de la democracia participativa, donde los ciudadanos opinan, critican, proponen, debaten, eligen y pueden ser electos.

Gérmenes de socialismo

Para construir el poder popular el Guevarismo postula desarrollar "los gérmenes de socialismo" que se encontrarían presentes en el pueblo. La construcción teórica del poder popular tiene entonces que atender las expectativas, las aspiraciones y los valores presentes en los sectores populares, quienes sufrirían en mayor grado los efectos más indeseados de la explotación y la dominación capitalista, así el socialismo sólo adquirirá sentido y representará la solución a estos problemas de los oprimidos y excluidos si logra resolverlos. En caso contrario, se estaría sólo cambiando una forma de dominación por otra.

Bibliografía:

• Centralismo democrático

• Control obrero

• Poder Popular para el Socialismo del SIglo XXI

• ViVe Televisión La TV del poder popular

Fuente

Enlaces externos: