Saltar a: navegación, buscar

Puentes Grandes (Playa)

Puentes Grandes
Información sobre la plantilla
Localidad de Cuba
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaLa Habana
 • MunicipioPlaya
Papelera P1.jpg


Puentes Grandes. Barrio del municipio de Ciudad de La Habana.

Historia

La Colonia

El antiguo pueblo de Puentes Grandes tuvo su origen a fines del siglo XVI. Era un caserío formado en uno de los primeros ingenios que se establecieron en los alrededores de La Habana. Pertenecía tal ingenio a Hernán Manrique de Rojas y ocupaba no sólo su demarcación, sino la barriada de Mordazo, hasta muy cerca del Cerro. Al ser destinados aquellos terrenos a otros cultivos, los trabajadores del ingenio continuaron viviendo en sus casas y bohíos.

En 1740, y posteriormente en 1762 cuando el sitio y Toma de La Habana por los ingleses, ya su nombre aparece en documentos oficiales. Este nombre le venía de los dos puentes sobre el Río Almendares que facilitaban el camino de La Habana hacia su territorio occidental.

La amenidad del lugar atrajo a varias familias de la capital, que allí edificaron sus mansiones de veraneo para bañarse en las aguas siempre puras del río. Y esto fue un nuevo motivo de aglomeración y fomento del pueblo. En 1768 un temporal derribó los puentes y las viviendas. Puentes Grandes conoció de un estancamiento debido a esa desgracia, que no se reparó hasta que años más tarde, en que el capitán general Marqués de la Torre ordenó construir dos nuevos puentes aptos para el paso de carretas y carruajes. Los puentes anteriores sólo resistían el paso de peatones y caballería. De nuevo el pueblo volvió o su anterior esplendor y fomento, aun cuando por poco tiempo, pues en 1791 un nuevo temporal y la gran avenida del río dieron el traste con los puentes del Marqués de la Torre.

En 1817 se había erigido en parroquia y vicaría perpetua un sencillo templo que existía en la barrada de Mordazo y que por muchos años perteneció al Cerro; pero en 1827, al construirse el nuevo y definitivo puente, se incorporó a la parroquia de Puentes Grandes. De este puente data la reviviscencia y crecimiento que tuvo, pues muchas fueron las familias que ya seguras de un tránsito fijo construyeron sus viviendas y fincas de recreo.

En 1836, se le declaró cabecera del partido. Ya en ese tiempo contaba con más de 100 edificios y 749 habitantes, duplicándose en la temporada de baños y estableciéndose la consiguiente glorieta para bailes, a que tan aficionados eran los liberales españoles de la época del “morrión”.

La Neocolonia

Allí se instalaron sierras hidráulicas movidas por las aguas del Almendares, se explotaron las canteras de sus inmediaciones, hornos de cal y yeso, una fábrica de papel y posteriormente dos fábricas de cerveza y de hielo y otros productos que ya en las décadas de 1940 y 1950 llegaron a ser grandes e importantísimas industrias nacionales. Nos referimos a La Tropical y a La Polar, orgullo de Cuba, convertidas al mismo tiempo en jardines de recreo, deportes y diversiones, que esas empresas crearon alrededor de sus industrias y como un aliciente para la explotación de sus productos.

Fuente

  • Multimedia del Proyecto Identidad, PCC, La Habana. 2003.