Saltar a: navegación, buscar

Queratitis punteada de Thygeson

Queratitis punteada de Thygeson
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
Clasificación:Afección del tipo corneal

Queratitis punteada de Thygeson. Es una queratitis epitelial focal recidivante bilateral, sin inflamación conjuntival o del estroma asociada.

Antecedentes

Se supone que es de causa viral. Afecta a todos los grupos de edades y se plantea una mayor incidencia en la segunda y tercera décadas de la vida.

Cuadro clínico

  • Fotofobia
  • Lagrimeo
  • Sensación de cuerpo extraño
  • Leve disminución de la visión.

La lesión corneal clásica consiste en un grupo de puntos gruesos, blancos o grises, de forma ovalada y ligeramente elevados, que tiñen a la fluoresceína. Pueden existir varias lesiones, con frecuencia 20 ó más, muestran predilección por la córnea central más que por la periférica.

Durante etapas de inactividad, las lesiones suelen desaparecer y entonces pueden ser puntos intraepiteliales planos y grisáceos o aparecer de forma estrellada. La conjuntiva puede o no estar inyectada levemente y la aparición de filamentos diminutos puede ser observada en lámpara de hendidura.

Incubación

Los períodos de estado suelen durar:

  • De 1 a 2 meses, parecen remitir durante 4-6 semanas y luego pueden recidivar.

Su curso es variable. Por lo general, la enfermedad se resuelve después de 2-4 años sin dejar secuelas, pero puede persistir durante muchos años, incluso hasta 20, sobre todo en pacientes que han utilizado esteroides.

Tratamiento

Para el alivio y supresión de los signos pueden utilizarse lentes de contacto blandas o esteroides tópicos a dosis bajas (prednisolona 0,12 %, 2-3 veces al día por pocos días o 2 semanas).

Alivio de los síntomas

Existe también la queratitis en el curso del Herpes Zóster y en el de la varicela,que se sospechará al aparecer síntomas como dolor ocular, pero mayormente fotofobia, lagrimeo y blefaroespasmo.

Desde el punto de vista terapéutico se utilizan antivirales locales, midriáticos y vitaminoterapia. Ciclopléjicos, antiinflamatorios no esteroideos locales y sistémicos, así como analgésicos.

Fuentes

  • Olivé González, María Magdalena. Práctica médica en Oftalmología
  • María Magdalena Olivé González. La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 2008.