Saltar a: navegación, buscar

Río Obi

Obi
Información sobre la plantilla
Rio-obi.jpg
País(es) que atraviesaKazajistán, Mongolia y China
Longitud5.410 kilómetros
Superficie de la cuenca3.000.000 de km²
NacimientoLos montes Altai (en Asia central)
DesembocaduraOcéano Ártico.

Río Obi. Conocido como Río Ob, está situado en la Siberia Occidental, Rusia. Es el río más largo del país y el segundo más largo de Asia. Nace en los montes Altai (en Asia central) en la confluencia de los ríos Biya y Katún y desemboca en el Océano Ártico, en el golfo de Ob.

Historia

El río Obi o río Ob (en ruso: Река Обь) es un largo río de Rusia cuya cuenca, cuenta con una superficie de aproximadamente 3.000.000 de km², se extiende también por el territorio de Kazajistán, de Mongolia y de China. Es el más occidental de los tres grandes cursos de agua de Siberia. A semejanza del Yeniséi y del Lena, el Obi, que nace en el macizo de Altai y desemboca en un extenso estuario en el mar de Kara, corre en dirección sur-norte y drena una gran región caracterizada fundamentalmente por sus bajas altitudes.

Con su largo afluente, el río Irtish, el río siberiano constituye una de las más largas arterias fluviales del mundo, con un curso de más de 5.400 km. El Obi y sus principales tributarios, ofrecen posibilidades de navegación estacional, representando una vía de comunicación muy importante para un espacio con fuerte potencial de desarrollo y, también, un eje de poblamiento dominado por algunas grandes ciudades como Novosibirsk, Ekaterimburgoy Omsk, grandes centros industriales. La cuenca del gran río, durante las últimas décadas, se ha convertido en el principal lugar de extracción de hidrocarburos de la Federación Rusa. Estas actividades humanas, fuentes de riqueza y también de contaminación, amenazan medios naturales ricos y variados, ya debilitados por el recalentamiento climático.

Administrativamente, discurre por los sujetos federales de la Federación de Rusia del krai de Altái, óblast de Novosibirsk, óblast de Tomsk y los distritos autónomos de Janti-Mansi y Yamalo-Nenets.

El Obi es uno de los más largos cursos de agua del continente asiático y del mundo; no obstante los datos estadísticos relativos a su longitud total pueden variar mucho en función de la fuente consultada. El curso principal del Obi, medido más abajo de Biisk en el piedemonte del macizo de Altai en la confluencia del río Katun y del río Biya, hasta el comienzo de su estuario más abajo de Salekhard, alcanza los 3.650 km, a los cuales conviene añadir los 800 km de su estuario, o sea 4.450 km. Si, en cambio, el nacimiento de su principal afluente, el río Irtysh, se considera como el inicio de una arteria fluvial Obi-Irtish, la longitud total alcanzada es de 5.410 km; (6.210 con el estuario).

Obi superior

La parte superior del curso principal del río se extiende de la confluencia del Katun y el Biya hasta al encuentro del Obi con su afluente el río Tom, a unos cincuenta kilómetros al noroeste de Tomsk.

El encuentro de los dos ríos originarios de los montes Altai, el Katun (cuyas aguas proceden de la fusión de las nieves de las altas cumbres), al Oeste, y el Biya (emisario del lago Teletskoye), al Este, da nacimiento al río Obi, aguas abajo de Biisk. Estos dos cursos de agua, de longitudes respectivas de 688 y 301 km, y de caudal constante, aportan 626 m³/s y 477 m³/s al río recién nacido.

El Obi toma, en la primera parte de su curso, una dirección occidental, y recibe, por su orilla izquierda, numerosos afluentes de poca longitud (comparativamente a los de más abajo), entre ellos el Peschanaya, el Anuy y el Charysh. El río presenta aún un desnivel medio relativamente fuerte de 2,5 ‰, pero ya ve entorpecido su lecho por bancos de arena y por islas. Después de su encuentro con el río Charysh, se orienta hacia el norte, tomando la dirección de Barnaul], el valle así como el cauce se amplían. El Obi adquiere definitivamente su aspecto de curso de agua de llanura después de haber recibido la contribución del Aley, tributario por su orilla izquierda. En Barnaoul, el Obi retoma una orientación occidental, su valle se amplía aún más, llegando a medir entre 5 y 10 kilómetros de ancho, con la orilla izquierda más escarpada que la derecha; su lecho se complica (numerosos brazos, presencia de lagos) mientras que su profundidad media aumenta. El río cambia de nuevo de dirección en Kamen-na-Obi, siguiendo un curso orientado al noreste, el valle se estrecha, no midiendo más que de 3 a 5 kilómetros de ancho antes de entrar en el inmenso embalse de Novosibirsk. A partir de esta última ciudad, discurriendo siempre hacia el Ártico, el Obi entra en una región forestal donde dominan los abedules y los álamos. Su velocidad de paso disminuye, su valle mide cerca de 20 kilómetros de ancho por término medio. El curso superior acaba cuando el río se encuentra con su gran afluente por la orilla derecha el río Tom cerca de la ciudad de Tomsk.

Obi medio

Esta parte del río se extiende desde la confluencia con el Tom hasta la unión con su principal afluente, el río Irtish; aquí el curso sigue una dirección occidental.

Más abajo de la confluencia con el Tom, el curso de agua siberiano recibe varios afluentes que, si por la orilla izquierda, son de poca longitud (Chaya, Parabel), con la excepción del Río Vasiugán, por la orilla derecha, al contrario, tienen cuencas hidrográficas más importantes. El Obi recibe sucesivamente las contribuciones del río Culym, del río Ket, del río Tym, del río Vakh y del río Agan. A partir de su confluencia con el Agan, el río toma una dirección occidental y recibe numerosos afluentes de longitud media: en la orilla derecha, el Tromyegan, el Lyamin y el Nazym, en la orilla izquierda, el Gran Yugán y el Gran Salym, antes de unirse con su principal tributario, el río Irtysh cerca de Khanty-Mansiysk. Este último, nacido en las montañas de Mongolia, tiene una longitud muy superior al Obi con sus 4248 km pero, debido a lo escaso de las precipitaciones que caen en su cuenca hidrográfica, tiene un caudal bajo (menos de 3.000 m³/s).

A partir de su encuentro con el Río Vasiugán, el Obi entra en el ámbito de la inmensa taiga siberiana. Su pendiente disminuye y su valle se amplía de nuevo para alcanzar de 30 a 50 kilómetros mientras que el lecho principal del río se amplía, y de un kilómetro en los estiajes, puede alcanzar tres kilómetros en el período de crecidas. La profundidad del lecho permanece entre los 4 a 8 metros durante las aguas bajas. En período de crecida, el Obi se desborda de su cauce menor e inunda el valle en varias decenas de kilómetros durante dos a tres meses.

Obi inferior

Esta última parte del curso comienza después de la confluencia con el Irtysh. El Obi deja su dirección occidental para tomar una dirección norte-noreste hasta Peregrebnoye. En esta ciudad, toma una orientación totalmente norte. El río cruza el límite septentrional de la taiga antes de penetrar en la tundra cuando llega a su delta.

En un amplio valle de 30 kilómetros, dominado por alturas de medianas en la orilla derecha, el curso de agua discurre lentamente dividiéndose, poco antes del Peregrebnoye, en dos brazos: el gran (Bolshaya) Obi a la derecha, el pequeño (Malaya) Obi a la izquierda. Cada uno de sus brazos recibe afluentes, el Kunovat y el Kazym para el primero, el Synya y el Sosva del Norte para el segundo. Antes de llegar a Shuryshkary, el río tiene un lecho de 19 kilómetros de amplio y 40 metros de profundidad. Tras la confluencia, más allá de Salekhard, con el Poluy, el Obi se divide de nuevo en dos brazos, el Khamanelsk Obi (izquierda) y el Nadym Obi (derecha) para formar un delta. Este delta se abre sobre el golfo del Obi (en ruso Obskaya Guba), calificado de estuario. La ambigüedad sobre este espacio y sobre el término que debe emplearse para designarlo conduce a su exclusión, en todas las fuentes, en el cálculo de la longitud del río. Con 800 kilómetros de largo y de 30 a 100 de amplio, posee su propia zona de captación, cubriendo una superficie de 105.000 km² antes de su encuentro con el mar de Kara.

Sobre la costa oriental, se abre un divertículo, el golfo del Taz, desembocadura del río del mismo nombre, que drena el distrito autónomo de Yamalo-Nénets y posee una cuenca de 150.000 km² y una longitud superior a 1400 kilómetros.

El golfo (o estuario) del Obi, poco profundo (de 10 a 12 metros), divide las penínsulas de Yamal y Gyda; el litoral oriental es muy escarpado mientras que el occidental es bajo y pantanoso.

Hidrografía

La cuenca del Obi cubre en total una superficie de alrededor de 2.975.000 km². Esta superficie incluye una zona esteparia de 521.000 km² poco irrrigada que no da lugar a ninguna aportación superficial y en consecuencia no viene a reforzar el caudal del río. En función de la consideración o de la exclusión de este espacio, esta cuenca es la quinta o la sexta más amplia del mundo después de las del Amazonas, del Congo, del Mississippi, del Nilo y más o menos como la del Yeniséi.

La cuenca se reparte por el territorio de cuatro Estados: Rusia (73,77%) y Kazajstán (24,71%) que comparten la casi totalidad de su superficie, China (1,51%) y Mongolia (0,01%) que no participa más que de manera marginal. En su mayor parte (85%), está constituida por la llanura de Siberia occidental. El único relieve está formado por pequeñas colinas, llamadas grivy, con orientación suroeste – noreste. Este llano es una zona de inundación; los sedimentos se acumularon en más de 6000 metros de grosor sobre capas de terrenos de la era secundaria. Estos extensos horizontes llevan la marca de las grandes glaciaciones, con la presencia de numerosos rastros morénicos y de terrazas fluvioglaciares.

El Obi debe, por otra parte, su estuario a estas glaciaciones, en cuyo fondo forma un delta, este estuario es el testimonio de una costa antaño sumergida, cuando el continente estaba más hundido por el peso de los hielos que se extendían hasta los 110° de longitud este.

Hasta su confluencia con el Irtysh, el Obi toma un antiguo canal glacial anteriormente ocupado por un curso de agua que corría hacia la depresión aralo-caspiana. La elevación de la parte meridional de Siberia orientó la red hidrográfica hacia el norte. Esta parte meridional está constituida por las montañas del Altai y su ante-país que corresponde a la zona donde el río recoge un gran caudal aunque apenas representa más de un 10% de la superficie total de la cuenca.

La cuenca hidrográfica posee más de 1.900 cursos de agua con una longitud de 180.000 km. El principal tributario del Obi, el Irtysh, posee, aunque aporta poca agua al río, una extensa cuenca de 1.593.000 km², lo que representa cerca del 54% de la superficie total.

Fauna y flora

La cuenca presenta formaciones vegetales variadas. Al sur, en la zona correspondiente al clima siberiano meridional, se desarrollan el prado siberiano, estepa de hierbas, accidentada con depresiones salinas o solonetz, de ciénagas, con bosquecillos de abedules, de álamos y de pinos.

La cuenca del Irtysh, sobre sus márgenes sur-occidentales y en los valles del Tobol y del Ichim, se sitúa al límite del clima desértico de Kazajstán y es el ámbito de la estepa dónde no se encuentran árboles. Más al norte, la taiga se desarrolla en el clima siberiano de verano fresco y está salpicada de marismas llamadas ourmany, ésta precede a la tundra que ocupa la parte más baja del río.

Más de una cincuentena de especies de peces viven en la cuenca del Obi y en el extenso estuario.De todas ellas, las más importantes económicamente son algunas variedades de esturiones como el Stenodus leucichthyse, y el Coregonus nasuse. Existen también: la perca, el rape, la carpa, el lucio y el alburno. La congelación estacional de las aguas de los cursos de agua en la parte baja de la cuenca, (desde la confluencia con el Tym hasta el delta) contribuye a una fuerte disminución de la oxigenación de las aguas, e implica una elevada mortalidad en los peces.

Entre los mamíferos presentes en el valle del Obi y de sus afluentes es posible descubrir a numerosos animales de piel valiosa, como el visón, la marta (Mustela erminea), la nutria, el castor, pero también el lobo, el zorro, el alce, la liebre ártica y el ratón almizclero. Más de 170 especies de aves viven en las orillas del río y los afluentes que le abastecen, entre las que se encuentran numerosas perdices, gansos, patos, urogallos o gangas.

Fuente