Raíz

De EcuRed
La raíz
Información sobre la plantilla
Reino:Plantae

Raíz. Es un órgano que crece bajo tierra. Es más gruesa por la zona más cercana al tallo y va estrechándose conforme se aleja de él. Se ramifica en otras raíces cada vez más finas hasta llegar a ser unos pelos que absorben el agua y las sales minerales que hay en el suelo y que la planta necesita para producir su alimento. La raíz es la parte de las plantas encargada de absorber las sustancias del suelo para alimentarla. Aunque no está separada del tallo, se diferencia de él por no poseer yemas, nudos, entrenudos ni clorofila, y crece en sentido inverso.

Contenido

Concepto

La raíz en botánica es el órgano vegetal que nace en el periciclo, se caracteriza por su crecimiento indefinido, su geotropismo positivo, la ausencia de yemas, hojas, nudos y entrenudos y por su especialización como órgano de anclaje, absorción de agua y sales minerales disueltas según sean plantas terrestres (raíces hipogeas) o acuáticas, donde en general se desarrolla los nutrientes que la planta necesita. También hay plantas con raíces aéreas, que absorben la humedad del ambiente, y la sabia de otras plantas.

Origen y distribución

La raíz se origina a partir de la radícula del embrión, o polo radical del eje embrionario, y se conoce como "raíz principal" o "raíz primaria". Es la primera de las partes del embrión que se desarrolla durante la germinación de la semilla. La radícula, entonces, con una cubierta en su punta llamada coleorriza, se desarrolla originando la raíz primaria con su tejido de protección en el ápice, denominada caliptra, cofia o pilorriza. La radícula crece y se fija al suelo desde los primeros estadios, de esta modo se garantiza el posterior crecimiento y desarrollo de la planta. En las plantas monocotiledóneas, la radícula aborta en estados tempranos de desarrollo, por lo que el sistema radical está conformado por raíces que surgen de la base del tallo, las que por ese motivo se denominan raíces adventicias. La raíz está presente en todas las plantas vasculares exceptuando algunas pteridófitas como las psilotáceas que presentan rizoides. Ciertas espermatófitas especializadas carecen de raíz porque se atrofia el polo radical y el embrión no presenta radícula. Entre estos casos particulares se hallan varias especies de plantas acuáticas y algunas orquídeas. Algunas de estas especies pueden formar raíces adventicias para sustituir a la raíz principal.

Funciones

La raíz cumple varias funciones en la planta. -Permite el anclaje o fijación de la planta al suelo. El tamaño relativo de las raíces determinan también la posibilidad de que una planta pueda tener un mayor o menor desarrollo del vástago aéreo. -Permite la absorción del agua y de los nutrientes minerales disueltos en ella desde el suelo y su transporte al resto de la planta. -Es el soporte de asociaciones simbióticas complejas con varios tipos de microorganismos, tales como bacterias y hongos, que ayudan a la disolución del fósforo inorgánico del suelo, a la fijación del nitrógeno atmosférico y al desarrollo de las raíces secundarias.

Además de estas tres funciones que son generales para todas las plantas superiores, la raíz de algunas especies están especializadas en la acumulación o almacenamiento de reservas. Así, las plantas bienales como la zanahoria (Daucus carota) almacenan en la raíz durante el primer año reservas que utilizarán el segundo año para producir flores, frutos y semillas. En algunas plantas como Isoetes (una pteridófita) y Littorella (una dicotiledónea de la familia de las plantagináceas) las raíces transportan dióxido de carbono para la fotosíntesis, ya que sus hojas usualmente carecen de estomas La raíz, tiene un papel fundamental en la creación y protección del suelo. Las moléculas y enzimas segregadas por las raíces y sus relaciones simbióticas contribuyen a la formación de suelo. Las raíces de numerosos árboles segregan ácidos orgánicos bastante potentes para disolver piedras calizas y liberar el calcio y otros minerales útiles. Las raíces de numerosas especies contribuyen a la fijación del suelo y a protegerlo de la erosión hídrica y eólica.

Partes de la raíz

-Cuello: Separación más o menos evidente de la raíz y el tallo. Puede estar bajo tierra o encima de ella.

-Zona suberificada o de ramificación: a partir de esta zona empiezan a dividirse las raíces.

-Zona pilífera o de maduración: posee pelos radicales temporales que se encargan de la absorción en las primeras fases de crecimiento de la raíz.

-Zona de crecimiento o de división celular: a partir de aquí se produce el crecimiento de la raíz.

-Cofia, caliptra o pilorriza: Conjunto de células parenquimáticas que protegen las células embrionarias del ápice.

Esta estructura no es igual para todas las plantas ya que las acuáticas y las parásitas ,por ejemplo, carecen de pelos radicales ni de caliptra ya que pueden absorber el agua más fácilmente.

Tipos de raíces

Según su aparición

-Principal: la primera que aparece. -Secundarias: raicillas que aparecen a continuación de la primaria y son más pequeñas. - Terciarias...

Según su desarrollo y forma

-raíces pivotantes o axonomorfas en las que destaca más la raíz principal que las secundarias y terciarias. Son las más comunes. -raíces fasciculadas son las que no presentas diferencias de grosor entre unas y otras. Propia de monocotiledóneas como el trigo y la cebolla. -raíces tuberosas las que presentan un engrosamiento mayor de lo normal como la zanahoria (tuberosa napiforme) o la dalia (tuberosa fibrosa).

Según su origen

-Normales o radiculares: provienen directamente del embrión. -Adventicias: no provienen de la radícula del embrión sino de cualquier otro órgano de la planta.

Según el medio en el que se desarrollan

-Terrestres: presentan crecimiento hipógeo -Aéreas: con crecimiento epígeo -Acuáticas -Epífitas o parásitas mediante órganos chupadores llamados haustorios

Según su duración

-Anuales. -Bienales. -Perennes o vivaces.

POR SU CONSISTENCIA

  • Carnosas
  • Herbáceas
  • Leñosas
  • Semileñosas

Funciones

La raíz cumple varias funciones en la planta. Permite el anclaje o fijación de la planta al suelo. El tamaño relativo de las raíces determinan también la posibilidad de que una planta pueda tener un mayor o menor desarrollo del vástago aéreo. La raíz también permite la absorción del agua y de los nutrientes minerales disueltos en ella desde el suelo y su transporte al resto de la planta. Asimismo, la raíz es el soporte de asociaciones simbióticas complejas con varios tipos de microorganismos, tales como bacterias y hongos, que ayudan a la disolución del fósforo inorgánico del suelo, a la fijación del nitrógeno atmosférico y al desarrollo de las raíces secundarias. Además de estas tres funciones que son generales para todas las plantas superiores, la raíz de algunas especies están especializadas en la acumulación o almacenamiento de reservas. Así, las plantas bienales como la zanahoria (Daucus carota) almacenan en la raíz durante el primer año reservas que utilizarán el segundo año para producir flores, frutos y semillas. En algunas plantas como Isoetes (una pteridófita) y Littorella (una dicotiledónea de la familia de las plantagináceas) las raíces transportan dióxido de carbono para la fotosíntesis, ya que sus hojas usualmente carecen de estomas.

Importancia Gastronómica

Conocemos como plantas con raíces comestibles aquellas que producen engrosamientos en sus raíces que se alargan o se redondean mucho para terminar en un filamento largo y estrecho. La raíz engrosada es utilizada por la planta como recurso para elaborar su crecimiento exterior y para la producción de flores y frutos.

La mayoría de estas plantas son bianuales, es decir su ciclo vital se produce en dos temporadas. Durante el primer año sus energías se centran en el engrosamiento de la raíz donde acumulan substancias de reserva. La parte aérea de estas plantas está formada generalmente por una roseta basal de hojas más o menos divididas. En el segundo año, las hojas mueren y estas plantas, aprovechando los recursos almacenados en la raíz, desarrollan los tallos externos donde nacen las nuevas hojas, generalmente más pequeñas, y las flores a partir de las cuales se desarrollaran los frutos y semillas necesarias para el nacimiento de nuevos ejemplares.

Principales raíces comestibles

Existen numerosas plantas silvestres comestibles cuyas raíces se pueden digerir, constituyendo un recurso de supervivencia en casos necesarios. Sin embargo, nos referiremos aquí a aquellas plantas cultivadas por las propiedades alimentarias de sus raíces que pueden encontrarse fácilmente en los principales establecimientos de frutas y verduras o que pueden plantarse fácilmente en nuestra huerta o jardín. Entre las principales raíces comestibles tenemos:

  • Remolachas = acelgas (Beta vulgaris): Caracterizadas por ser plantas que crecen durante dos temporadas ( bianuales) Durante el primer año las energías de esta especie se centran en la producción de la raíz, que es redondeada y de color rojo. En la parte exterior nacen los tallos de color rojizo y las hojas verde oscuras con venación muy destacada del mismo color. En la segunda temporada se produce el crecimiento más elevado de la parte exterior a expensas de la raíz que da lugar a los tallos espigados con las flores. Normalmente se extrae la raíz después de la primera temporada para utilizarla como alimento, forraje, colorante o producción de azúcar. Pertenece a la familia de las quenopodiáceas. Posee varias variedades:
    • La betabel (Beta vulgaris crassa) que se utiliza para la producción de remolachas de mesa
    • La acelga ( Beta vulgaris cicla) que se emplea principalmente para el consumo de las hojas, aunque antiguamente solo se comían las raíces
    • La remolacha azucarera ( Beta vulgaris vulgaris )
    • La remolacha forrajera que se utiliza para alimentar a los animales ( Beta vulgaris macrohiza)
  • Zanahorias (Daucus carota ): Caracterizadas por sus raíces más alargadas y de color naranja, aunque más raramente se pueden encontrar variedades blancas o púrpura. Al igual que las remolachas, son plantas bianuales que desarrollan la raíces en el primer año como reserva para construir un tallo de hasta metro y medio de altura en el segundo, coronado por las flores amarillo verdosas reunidas en umbelas. Sin embargo, las raíces son recogidas tiernas en el primer año, antes que se vuelvan fibrosas, cuando la planta muestra externamente un ramillete de hojas que muy divididas y de poca altura.

La zanahoria pertenece a la familia de las umbelíferas o apiáceas dentro de la cual tenemos plantas comestibles tan conocidas como el apio ( Apium graveolens) , el ajo ( Allium sativum), el coriandro ( Coriandrum sativum), el perejil (Petroselim crispum), el hinojo ( Foeniculum vulgare) o las chirivias ( Pastinaca sativa)

  • Las chirivías (Pastinaca sativa): son muy parecidas a las zanahorias y, como éstas, pertenecen a la misma familia. Poseen también una raíz engrosada, aunque es de color más blanquecino y de olor muy destacado. La raíz es comestible aunque muy picante por lo que resulta aconsejado comerla cocida. Las chirivias cultivadas son variedades obtenidas de la chirivía silvestre (Pastinaca sativa subs sylvestris) con la cual se diferencia por que la variedad silvestre posee tallos más peludos, es más pequeña y sus raíces no son tan gruesas.

Las variedades silvestres crecen prácticamente en toda Europa junto a las carreteras, caminos, al lado de las zanjas húmedas o entre las hierbas. En estado silvestre su aspecto es muy parecido a la cicuta ( Conium maculatum), otra planta de la misma familia muy tóxica. Hay que tener cuidado si se pretende recoger alguna variedad silvestre de chirivía para no confundirla con la cicuta, aunque se aconseja comer solamente las plantas cultivadas.

  • Nabos ( Brassica napus ): Existen varias especies agrupadas en dos grupos: el grupo de los nabos verdaderos y el de los colinabos. Los nabos verdaderos presentan raíces engrosadas redondeadas de color blanco o púrpura. Las hojas, muy divididas y grandes poseen pelos en las nervaduras que resultan muy destacadas. Son tiernas y comestibles y se conocen con el nombre de grelos. Los nabos se cultivan desde la antigüedad en las zonas templadas de Europa.
  • Los colinabos ( Brassica napobrassica): Son muy parecidos a los nabos , aunque las hojas son más lisas y brillantes y las raíces tienen la carne amarilla o blanca. Esta especie se formó a partir de un cruce de los nabos con las coles ( Brassica oleracea) Mientras que los nabos. Se cultivan principalmente en las zona más frías de Europa.

Nabos y colinabos pertenecen a la familia de las crucíferas, dentro de la cual tenemos plantas comestibles tan importantes como las mencionadas coles, los rábanos ( Rhaphanus sativus) o las mostazas ( Brassica nigra, Brassica juncea, Brassica hirta). Todos ellos son plantas bianuales que pierden las hojas en el segundo año, periodo en el cual, si no se recoge la raíz, aprovechan para desarrollar un tallo exterior con las flores, de color amarillo, y los frutos.

  • La colza ( Brassica rapa silvestris): Esta variedad se utiliza fundamentalmente para la alimentación animal y para la obtención de aceite de colza. Cuando crece silvestre en el campo, este tipo de nabo contiene un nivel muy elevado de ácido erúcico que resulta venenoso cuando se toma en cierta cantidad, pero las variedades obtenidas en Canadá, conocidas como canola, están prácticamente libres de este tóxico y son las que se utilizan para la obtención este aceite.
  • Los rábanos (Rhaphanus sativus) : posen raíces blancas, amarillas, púrpuras o negras que son recogidas durante la primera estación. Dependiendo de la época en que se recogen cambian el tamaño, la forma y la textura de la raíz. Así, los que se recogen en otoño son los más grandes y duros y deben cocerse para que resulten blandos, mientras que los que se recogen en primavera o en verano son más tiernos y, normalmente se comen crudos. Los nabos de primavera suelen tener una forma más redondeada, mientras que los de verano u otoño son más alargados. Todos ellos presentan un sabor picante, cuando se comen crudos en ensalada. Los nabos tienen los tallos leñosos y las hojas lobuladas y se vuelven ásperas y peludas a medida que la planta crece.

Los rábanos tienen los tallos leñosos y las hojas lobuladas y se vuelven ásperas y peludas a medida que la planta crece. Procede del rábano silvestre ( Rhaphanus raphanistrum) que crece silvestre en las tierras de Asia occidental y región mediterránea. Desde un punto de vista alimentario, los rábanos constituyen el mayor remedio antiescorbútico, la razón se encuentra en la gran cantidad de vitamina C.

    • Rábanos picantes (Armoracia lapathifolia): posee una raíz engrosada muy alargada y estrecha que puede alcanzar los 60 cm de longitud y los 5 cm de diámetro . Esta raíz, una vez seca y molida, se utiliza para la confección de una especia empleada para condimentar platos, principalmente de pescado y de carne. También forma parte de la composición de la mostaza.

Es conocida también por sus usos como una de las hierbas medicinales, para tratar anomalías del aparato digestivo y respiratorio, así como para el tratamiento natural del dolor producido por la artritis. Su sabor tan picante se debe a la presencia de un componente llamado sinigrina que se descompone por la acción de una enzima llamada mirosina produciendo un aceite muy pungente.

Fuente