Saltar a: navegación, buscar

Rehabilitación Cardiopatía Isquémica

Cardiopatía isquémica
Información sobre la plantilla
 

Rehabilitación Cardiopatía Isquémica. La cardiopatía isquémica una profunda y permanente causa de discapacidad que anula gran parte de las capacidades psicofísicas y sociales del enfermo que la padece.
 

Sintomatología

La sintomatología psicológica reactiva de este proceso es frecuentemente el mayor peligro en la adaptación del paciente a una vida activa. El temor a la muerte bajo la forma de un síndrome ansioso alarmígeno casi permanente viene a ser la raiz profunda de muchas actitudes de huída o de reacciones de defensa que disminuye la actividad en esta clase de suceso.


Rehabilitación

La rehabilitación del cardiópata debe estar muy íntimamente ligada a la asesoría e indicaciones del cardiólogo, el cual tiene que controlar, observar y regular cualquier actividad física establecida. El cardiólogo es el encargado de desterrar los terrores del paciente y sus familiares aclarando las ideas sobre la realidad del proceso y aconsejar sobre la convivencia, no permanecer en cama por miedo a un empeoramiento o muerte súbita o prolongar el descanso, anulando con sus consejos el miedo a la actividad física o al trabajo. El miedo aumenta la secreción de adrenalina, lo cual produce una mayor demanda de oxígeno por el músculo cardíaco, aumenta el ácido láctico y pirúvico y el déficit de oxígeno origina una tendencia a la polipnea y la angina, con una progresiva incapacidad para el esfuerzo. Es necesario disminuir la ansiedad que afecta el miocardio para lograr la facilitación del trabajo. Luego, la rehabilitación del paciente cardiaco atenderá los factores físicos y también los psicológicos.

Principios generales de la rehabilitación cardíaca.

  1. Valoración del estado médico, psicológico, social y laboral del paciente.
  2. Aplicación del tratamiento médico y quirúrgico indicado.
  3. Orientación individualizada sobre la actividad física, esfuerzos emocionales y tensiones ambientales.
  4. Discusión acerca de la enfermedad del paciente, la necesidad del tratamiento específico y el pronóstico para la supervivencia y el retorno a una vida normal.
  5. Si es posible, eliminar el temor del enfermo hacia la cardiopatía.
  6. Estimular al paciente a vivir una existencia lo mas normal posible dentro de las limitaciones que imponga su enfermedad.

El desarrollo de un programa de rehabilitación de pacientes cardíacos exige precocidad en la instauración del tratamiento, el inicio de ejercicios durante la convalecencia de un infarto agudo de miocardio y una ambulación muy temprana constituye una excelente norma psicoterápica y física, puesto que estas actividades favorecen la revascularización del miocardio. Por otra parte el tratamiento en grupo es otro elemento importante, porque favorecen la creación de sentimientos de equipo, un factor positivo para la resocialización del paciente.  

Fases de la rehabilitación

Rehabilitación de cardiopatía isquémica se ha dividido en 3 fases:

  1. Durante la hospitalización.
  2. Ambulatoria, 8 a 12 semanas después del alta.
  3. Mantenimiento, desde las 12 semanas hasta un tiempo indefinido. Entrenamiento cardiovascular en la faseambulatoria. La rehabilitación se debe colocar al paciente en 1 a 2 MET . (1 MET = 3,5 ml de O2 x Kg l min- ritmo de consumo de oxígeno en reposo, tan pronto como este pueda responder de manera aproximada .

Es necesario efectuar tomas frecuentes del pulso de entrenamiento durante el ejercicio y mantener especial atención sobre los signos de riesgo (mareos, diseña de esfuerzo). Los ejercicios se aplicarán de forma graduada y luego explorar la resistencia en bicicleta ergométrica o en el tapiz rodante.
Lo ideal es que el paciente ejercite grandes grupos musculares a 60 - 70% de la frecuencia máxima 3 a 5 veces por semana durante 10 a 60 minutos por sesión. Si no puede alcanzar estas frecuencias o intensidades será de utilidad el ejercicio en niveles inferiores.
Estimular a todos los pacientes para que adopten un programa de marcha.


Efectos psicológicos

 Para valorar la influencia de la actividad física sobre la insuficiencia coronaria se han desarrollado estudios valorativos en los efectos de condicionamientos físicos (Chaquette y Verguson). Después de un período de entrenamiento físico se aprecia los siguientes:

  • Disminución de la frecuencia cardíaca.
  • Aumento de la contractividad.
  • Disminución de la tensión sistólica.
  • Descenso del segmento St.
  • Alivio de los síntomas anginosos.
  • Sensación subjetiva de placer.

Esta mejoría se debe a:

  1. Reducción de la actividad simpático-adrenal.
  2. Reducción de la frecuencia de arritmias (por aumentar la estabilidad eléctrica del miocardio).
  3. Reducciónde la hipoxia miocárdica.
  4. Posibilidad de un pequeño ascenso de los niveles séricos de potasio. El ejercicio disminuye la sensibilidad de las arterias coronarias al espasmo.

La actividad física reduce la coagulabilidad, retrasando el desarrollo de la aterosclerosis y previene la trombosis.
 

Tipo de ejercicios 

Las sesiones de ejercicios se iniciarán con 5 o 10 minutos de actividades de calentamiento (estiramientos, ejercicios calisténicos ligeros, paseos) segundos por 30 minutos o mas actividades aeróbicas, finalizando con 5 o 10 minutos actividades similares a las de calentamientos inicial.
 

Enlaces Externos

 

Fuente

  • Documentos Poli III Manzanillo
  • Colaboración del Lic en Tecnología de la Salud Terapia Física: Jorge Luís Biñotte Fonseca