Saltar a: navegación, buscar

Rehabilitación a pacientes quemados

Información sobre la plantilla

Rehabilitación post-aguda del paciente quemado. Para la rehabilitación de pacientes quemados hay que tener los objetivos básicos del ejercicio, el acomodamiento, el control de edema y la ortesis.

Objetivos y métodos del los ejercicios

La rehabilitación requiere para la realización de ejercicios los siguientes objetivos:

  • Estirar la piel en vías de curación.
  • Mejorar la circulación de tejidos que estan cicatrizando.
  • Mantener amplia movilización articular.
  • Promover locomoción y actividades motoras.
  • Preservar independencia funcional.
  • Mantener fuerza y resistencia.
  • Disminuir el dolor y la depresión.
  • Devolver el control al paciente.

Objetivos del control del edema

  • Mejorar duración de las heridas.
  • Reducir el dolor y el depósito de ditritus.

Síntomas

  • Dolor, prurito, ansiedad, depresión.

Signos

  • Contracturas articulares, edemas, ampollas, cicatrices hipertróficas, limitaciones articulares.

Métodos más seguros para conseguir una movilización asistida, pasiva o autodirigida:

  • Poleas recíprocas.
  • Calistenia bimanual.
  • Bicicleta lenta.
  • Ejercicios de rodillo.

La movilización activa y estiramiento final deben mantenerse aunque tenga exposición de los tendones excepto en la exposición de los mecanismos de cobertura dorsal de las articulaciones interfalángicas proximales (dejar en extensión hasta la curación o hasta que el cirujano recomiende una posición alternativa).

Cuello, axila, codos, muñecas, dedos pulgares, tobillos y caderas son especialmente vulnerables a las contracturas si adaptan postura en flexión no controlada.

Maniobras de estiramiento suave por el terapeuta (para que el paciente entienda que es necesario después de los ejercicios activos y que reducen las molestias si el paciente realiza el estiramiento articular).

Rehabilitación post-aguda

Este es el período en que el paciente se somete a múltiples cambios físicos y emocionales. Usualmente durante esta fase para el paciente y familia ha sido desastroso el ataque al cuerpo del paciente y frecuentemente una reacción adversa que puede afectar el resultado correcto.

El proceso de recuperación se prolonga por años, durante este período, las frecuentes modificaciones en la situación del paciente requiere un proceso terapéutico.

Ejercicios

Se recupera la movilización activa completa de forma mas rápida si los procesos inflamatorios son mínimos, cuando los injertos se colocan sobre restos dérmicos y cuando el paciente realiza una movilización y elevación activa, mientras permanece despierto.

No eficaz

Sesiones de 30 minutos de estiramiento agresivo y doloroso por un terapeuta para alargamiento del tejido conectivo.

Acomodamiento

Método para prolongar el estiramiento de los tejidos contraídos.

Animar al paciente para que por su cuenta adopten posiciones que estiren las contracturas durante las fases de reposo entre las sesiones de ejercicios.

Ej. En la contractura axilar colocar los brazos flexionados hacia delante sobre una mesa o separados por el respaldo de un sofá; favorece retorno venoso, reduce ampollas dolorosas.

Uso soportes y férulas para los pies que se pueden fijar o incorporar a las camas.

Objetivos del acomodamiento

  • Prevenir las contracturas.
  • Reducir edema.
  • Proteger los tendones vulnerables o expuestos.
  • Facilitar el cuidado de las heridas.

Ortesis

Permiten la conservación indolora de los progresos obtenidos con el ejercicio y son muy apreciados por el paciente.

Las férulas evitan el movimiento indeseable y favorecen la movilización activa más que las ortesis restrictivas.

  • Uso de dispositivos correctores. Ej. Microstomía facial.
  • Conformador nasal . Cicatrices interiores del vestíbulo nasal.
  • Protectores craneales si no puede el paciente cerrar los párpados por estado de coma o por contractura de piel.
  • Férula cervical.
  • Ortesis facial.
  • Uso de vendajes elásticos.

En pacientes con quemaduras externas 750% de superficie corporal vigilar desarrollo de osificaciones heterotópicos (radiografías, ganmagrafías para modificar el tratamiento si es necesario).

  • Ejercicios activos resistidos progresivos.
  • Ejercicios con pesas.
  • Beneficios del tratamiento ambulatorio.
  • Obliga al enfermo a abandonar todos los días su medio domiciliario protector.

Reincorporación temprana a un trabajo a tiempo parcial aumenta los contactos sociales y mejora la autoestima, la fuerza y la resistencia.

Tratamiento

Tratamiento postural

La postura elevada con el soporte vascular puede controlar la tumefacción.

En quemaduras circulares el linfedema se puede controlar con prendas industriales: vendajes de sostén con forma tubigrif, los cilindros de algodón y goma, chalecos y guantes, dedales o medias, tan efectivas como las prendas hechas a la medida.

Tratamiento del dolor

  • Quemaduras superficiales, dolorosas 1 a 2 d. (Ibuprofeno, paracetamol).
  • Quemaduras de grasa parcial superficiales, dolorosas, 5 a 14 d. (paracetamol con codeína).
  • Quemaduras de grasa parcial profunda son muy dolorosas a lo largo de todo el proceso de curación y el dolor se debe controlar desde el inicio con metadona, morfina oral de liberación lenta o “cocteles para el dolor”.
  • Recientes fármacos orazepan y midazolan proporcionan amnesia del dolor agudo.
  • Métodos conductivos: hipnosis, visualización y relajación.
  • Alivian depresión, sentimientos de angustia, miedo, soledad o incapacidad que llevan el dolor a la conciencia del paciente.
  • Control del prurito: antihistamínicos.

El prurito que sigue a la curación desaparece espontáneamente a los 12 meses.

En el tratamiento del prurito postquemaduras:

  • Conservar la piel húmeda.
  • Mantener soporte vascular, externo, utilizar Cte. TENS. Vibradores o métodos conductistas como la relajación o la hipnosis.

Enlaces Externos

Sala de rehabilitación Poli III

Rehabilitación Cardiopatía Isquémica

Fuentes

Documentos Policlínico  III Manzanillo
Colaboración: Lic en Tecnología de la Salud Terapia Física: Jorge Luís Biñotte Fonseca.