Relieve Terrestre

De EcuRed
Relieve terrestre
Información sobre la plantilla
Concepto:El relieve terrestre hace referencia a las formas que tiene la corteza terrestre o litosfera en la superficie.
Relieve terrestre. El relieve terrestre hace referencia a las formas que tiene la corteza terrestre o litosfera en la superficie, se refiere tanto a las tierras emergidas, como al relieve submarino, es decir, al fondo del mar.


Contenido

Proceso que intervienen en su formación

La superficie de la tierra presenta grandes irregularidades, montañas, llanuras y depresiones que en conjunto forman el relieve terrestre emergido y sumergido, como resultado de los procesos geológicos ocurridos, tanto en el interior de la corteza terrestre como en su superficie. La ciencia que estudia las leyes del desarrollo de las formas de relieve de la tierra es la geomorfología. Es decir. Se ocupa de las características. Estructuras, origen y evolución del relieve de la superficie terrestre. .

Procesos endógenos

Son manifestaciones de la actividad interna de la Tierra que al deformar o fragmentar la corteza terrestre origina elevaciones, depresiones, sismos, actividad volcánica y muchas veces, cambio en la disposición de los estratos de rocas. Entre otros fenómenos. Los procesos endógenos se presentan mediante tectonismo y el magmatismo.

El tectonismo origina dislocaciones, deformaciones y rupturas, en las rocas, consiste en dos tipos de movimientos: epirogenicos y orogénicos. Los epirogenicos actúan lentamente al deprimir o elevar una región. Los orogénicos forman montañas de plegamiento o de falla. Cuando las manifestaciones de estos movimientos es muy violenta puede producirse un terremoto.

El magnetismo abarca los procesos asociados a la manifestación de la energía en el interior de la Tierra, bien sea de la actividad del magma sobre la superficie terrestre o en el interior de esta.

El magma que asciende a través de la corteza terrestre en la mayoría de los casos no alcanza la superficie, se enfría y solidifica lentamente para constituir masas de rocas de diferentes formas y tamaños llamadas intrusiones magmaticas.

Por el contrario, si las rocas llegan en estado de función a la superficie a través de las grietas de la litosfera. Se produce una erupción volcánica, fenómeno natural impresionante y de gran violencia.

Otras manifestaciones del vulcanismo son los geyseres y las fumarolas. Estos procesos no pertenecen solo al pasado geológico, sino que también se observan en el presente, lo que demuestra que la Tierra se encuentra en constante desarrollo. Las regiones de América del Sur constituyen ejemplos donde se manifiestan grandes movimientos teutónicos, así se puede comprender que la corteza terrestre no se mantiene estable, en ella se producen movimientos de ascenso y descenso, que alcanzaron gran intensidad en épocas geológicas anteriores.

Estos criterios permiten comprender que el relieve cambia constantemente, aunque no se puede percibir con facilidad, sin embargo, cuando se producen catástrofes como los terremotos, fenómenos locales muy violentos, que pueden ocasionar transformaciones en la corteza terrestre, es posible apreciar dicho cambio.

Movimientos sísmicos

Los movimientos sísmicos son los que originan los terremotos y están asociados a la actividad teutónica. Observa en atlas el planisferio de zonas sísmicas volcánicas y veras la coincidencia de ambas zonas. Los terremotos se producen al inicio de la formación de una falla, o cuando se desplazan repentinamente un bloque a lo largo de una zona de fractura. De su estudio se encarga la sismología.

La actividad volcánica también puede ocasionar terremotos, pero de menor intensidad. Los terremotos son fenómenos frecuentes, se calculan en miles lo que ocurren en un año. En los sismógrafos se registra gráficamente su intensidad. Por los efectos que ocasionan sus sacudidas, la intensidad de los terremotos se mide en diferentes escalas, su violencia y destrucción es proporcional a estas.

El lugar de origen de un terremoto es el foco sísmico o hipocentro, desde donde se emiten ondas sísmicas que se propagan en todas direcciones y a gran velocidad en la parte sólida del planeta. Si se traza una línea recta que atraviese el foco sísmico y se prolonga hasta la superficie terrestre, a este punto se le llama epicentro y es la zona donde se registran las sacudidas más fuertes.

Cuando se producen desplazamientos de bloques de la corteza del fondo oceánico, los sismos se llaman maremotos. Estos fenómenos provocan el desplazamiento de grandes masas de agua, que son olas de origen sísmico denominados tsunamis, las cuales se trasladan hasta centenares de kilómetros y ocasionan grandes daños en áreas distantes del lugar de origen.

Procesos exógenos

Son aquellos que actúan constantemente sobre la superficie terrestre en la zona de contacto de la esfera de la envoltura geográfica y por lo que general se producen en forma simultanea, entre los procesos exógenos están: la meteorización, la erosión y la deposición.

El relieve se transforma como resultado de la acción de la meteorización, o disgregación de las rocas en el lugar, por los cambios químicos, de humedad, así como de temperatura y la erosión que es la disgregación y el arrastres o transporte de las partículas fracturadas por agentes externos, como el viento; el agua y el hielo sobre la superficie terrestre, de modo que quedan al descubierto masas de rocas antes ocultas. Este proceso en conjunto se denomina denudación.

La deposición ocurre cuando las partículas se acumulan en las partes bajas del terreno. Los agentes externos actúan por la acción de la radiación solar y de la atracción de la Tierra. Son poderosos transformadores del relieve que a la vez originan nuevas formas. La acción de estos agentes modela lentamente el relieve de forma tal que pueden rebajar las zonas elevadas y rellenar las deprimidas.

Si en la formación del relieve solo actuaron los agentes externos, la superficie de la Tierra llegaría a ser una gran llanura al nivel del mar. Así se puede apreciar en la naturaleza como el agua de los ríos arrastra arcilla, limo, arena, guijarros, que posteriormente, al depositarse formas llanuras aluviales, deltas y meandros entre otras formas de relieve.

Las aguas procedentes de las lluvias se deslizan por la zona de pendientes y al arrastrar las rocas abren surcos, que erosionan esos terrenos. El mar ejerce una actividad continua de desgaste en las costas que es la superficie de contacto en la cual tiene lugar la acción de modelado denominada erosión litoral, donde intervienen olas, corrientes marinas y mareas, que junto con el viento cambian su configuración al formar playas, arcos, acantilados, entre otros.

Los animales y las plantas también son activos agentes en la transformación que sufren la corteza terrestre, la denudación se produce además por la acción de microorganismos, animales y plantas.

El relieve terrestre evoluciona y se transforma por los efectos de los procesos endogenos y exógenos que al actuar, pueden producir considerables daños, por la erosión fundamentalmente de las laderas de las montañas o en las costas, entre otros. De ahí la importancia de las medidas que se adopten para contrarrestar esa acción como son el sistema de cultivos en terrazas y la construcción de diques de contaminación en las áreas de pendientes, las siembra de árboles que sirvan como cortinas rompevientos, la rectificación del curso de ríos, el drenaje de áreas pantanosas, la recuperación de áreas semidesérticas al mantener una irrigación adecuada y la siembra de árboles.

Enlaces externos

Fuente