Saltar a: navegación, buscar

Síndrome Peritoneal

Síndrome Peritoneal
Información sobre la plantilla
Cavidad peritoneal.jpg
Inflamación de una parte o de toda la cavidad abdominal por invasión bacteriana o irritación química

Síndrome Peritoneal. Es la inflamación de una parte o de toda la cavidad abdominal por invasión bacteriana o irritación química. La inflamación puede ser de dos tipos: peritonitis aguda primaria o secundaria.

Peritonitis primarias

Es la enfermedad en que ningún foco de infección se encuentra en la cavidad abdominal. Es mas frecuente en la niñez y en la primera infancia, aunque puede verse en todas las edades. El estreptococo hemolítico y el neumococo son los gérmenes mas frecuentes en 75% de los casos. Síntomas y signos: los síntomas son mas graves y la evolución más rápida con relación a peritonitis secundaria. Se presenta por lo general por debajo de los 10 años, casi siempre acompañado de manifestaciones de infección respiratoria que suelen enmascarar el cuadro abdominal.

Los niños mayores se quejan de dolor abdominal difuso, los más pequeños se muestran irritables y llorosos. Los vómitos son frecuentes y la fiebre es, por lo general, mas elevada que en las peritonitis secundaria; la diarrea esta presente en la mitad de los enfermos y comienza con la irritación peritoneal. Examen físico: signos de gran intoxicación, de deshidratación marcada, hipertermia, taquisfígmia. Signos de infección respiratoria. Abdomen: distendido, simétrico, timpánico, doloroso. RHA aumentados al inicio luego disminuido. Tacto rectal doloroso.

El diagnóstico de las peritonitis primarias se plantea cuando en una laparotomía no se encuentra la causa y aparece en la cavidad un liquido acuoso o tenido con sangre, sin fibrina ni olor en los casos de origen estreptocócica o de color verdoso e inodoro en los casos de origen neumocóccica.

Peritonitis secundarias

Es la más frecuente. Es aquella en que la causa esta en la cavidad abdominal. Es causada por gérmenes que viven en el tubo digestivo. La Escherichia Coli es el microorganismo mas encontrado en las peritonitis secundarias, su exudado es purulento y abundante. Se dividen en causas ginecológicas y extraginecológicas.

Causas ginecológicas

Paciente con vida sexual activa, con antecedente de leucorrea, instrumentaciones ginecobstétricasiebre y leucorrea. También, se acompaña de toma del estado general, y aumento de la temperatura vaginal.

Parametritos

Inflamación del tejido conectivo parauterino. Se ve pos a sepsis postaborto o posparto, o posterior a un parto laborioso. Puede ser uni o bilateral, la lesión de los ligamentos anchos se llama parametritis derechas o izquierda. Si la lesión es del ligamento del útero sacro (parametritis posterior). Se caracteriza por fiebre elevada, en horas de la tarde de 39-40 C, dolor espontáneo o provocado en hipogastrio. TV: engrosamiento, emplastamiento de los ligamentos afectados, endurecimiento del fondo del saco con hipersensibilidad dolorosa, útero fijado con muy poca movilidad y en ocasiones desplazado hacia el lado contrario de la tumoración. TR: doloroso, permite mejor el diagnóstico.

Peritonitis pelviana (pelvis peritonitis)

Se recoge antecedente de TB, gonorrea, flujo o de haber pasado la menstruación recientemente. Se caracteriza por dolor intenso, náuseas, vómitos, taquicardia, fiebre elevada. TV: fondo de saco abombado, doloroso, fluctuante, aumento de la temperatura vaginal.

Causas extraginecológicas. Pueden ser perforativas o inflamatorias. Causas perforativas: Ulcera gastroduodenal perforada.

Se recoge el antecedente de ulcera GD, o de cuadro clínico que haga pensar en ulcera GD. Se ve en pacientes somatotipo delgado, más frecuente en hombres, los pacientes son sorprendidos por fuerte dolor en abdomen superior, en forma de puñalada, de comienzo brusco, en que se puede discriminar el momento en que comenzó, luego del cual adopta un estado de postración para impedir la movilización y la exacerbación del dolor. La intensidad y la irradiación del dolor dependen de la cantidad de liquido derramado. Puede irradiarse hacia el hombro derecho si la perforación es duodenal o en ambos hombros si es en la cara anterior o curvatura menos del estomago. Al ex. físico: paciente rígido, no se mueve, piernas flexionadas, cara pálida, sudoroso, taquicárdico, hipotenso, con polipnea superficial. Puede haber vomito reflejo. El abdomen no sigue los movimientos respiratorio (abdomen en tabla). Hay gran contractura abdominal, inicialmente en epigastrio, luego se hace generalizada, hay reacción peritoneal, borramiento de la matidez hepática por neumoperitoneo (signo de Jaubert), RHA normales o disminuidos. TR: doloroso.

Perforación gástrica por neoplasia

Cuadro clínico similar al anterior. Es un paciente con antecedente de dolor en epigastrio, astenia, anorexia, perdida de peso, anemia inexplicable, que puede palparse tumor a ese nivel.

Perforación de Intestino delgado y Intestino grueso

Se puede producir por fiebre tifoidea, trauma, cuerpo extraño. En caso de fiebre tifoidea, se puede recoger genio epidémico de la enfermedad, que el paciente haya ido a cumplir misión en zona endémica, H2O insalubre, fiebre que aumenta progresivamente un grado centígrado la temperatura, es recurrente, sin escalofríos puede sentir el pulso dicroto (se siente como una onda en el medio), disociación pulso temperatura. A la segunda semana puede aparecer diarrea con sangre, debilidad, distensión abdominal, sensibilidad abdominal aumentada, esplenomegalia, letargia, torpeza intelectual, roséola tifoídica.

Fuentes

  • Adams JT. Pared abdominal, epiplón, mesenterio y retroperitoneo en Principios de Cirugía de Schwartz SI, Shires GT, Spencer FC, Cowles HW.McGraw-Hill Interamericana. 1991, vol II, Quinta Edición:1331-1360.
  • Avilés Cruz P. y col. : Cuidados intensivos en peritonitis graves. Experiencia en 6 años de trabajo. Rev. Cub. Cir. 26(5) : 115, 1987.
  • Baker C.C., Huynh T; Sepsis in the critically ill patient. Current problem in surgery. 1995 Dic., 32(12), 1013. 1092
  • Bockus HL. Abdomen agudo. Gastroenterología. Ediciones Revolucionarias1980. 4:3.