Síndrome de la vena cava inferior

De EcuRed
Síndrome de la vena cava inferior
Información sobre la plantilla
Concepto:Con este nombre se designa al cuadro clínico causado por la oclusión de la vena cava inferior secundaria a procesos benignos o malignos.

Síndrome de la vena cava inferior. Alrededor de la mitad de los casos tiene como causa la progresión trombótica desde el área de la vena ilíaca, la otra mitad obedece a procesos proliferativos de la vecindad de dicha región.

Contenido

Etiología

Es excepcional que el cuadro sea debido a un tumor primitivo del vaso sanguíneo (leiomiosarcoma). En cambio, es relativamente frecuente que un carcinoma renal se propague por vía intraluminal desde las venas renales a la cava inferior. Entre las causa no tumorales cabe citar la membrana e hipoplasia de la cava inferior, generalmente retrohepática, sinequias de Cockett, fibrosis retroperitoneal, enfermedad de Weber-Christian, traumatismos, procesos sépticos, aneurisma de aorta abdominal, o procedimientos terapéuticos como la interrupción profiláctica de la vena cava inferior.

Diagnóstico

La sospecha diagnóstica, como para la mayoría de entidades nosológicas, parte de la anamnesis y la exploración física. El conocimiento o sospecha de una tumoración abdominal o la existencia previa de una trombosis venosa profunda de la extremidad inferior son antecedentes a tener en cuenta. La confirmación diagnóstica se debe establecer con la práctica de una ilio-cavografía por punción femoral bilateral. Ésta nos informa del grado y del nivel de oclusión y permite proponer una estrategia terapéutica. No obstante, la ecografía, la TC y la RM ayudan a conocer la causa subyacente si la hubiere. Estas técnicas diagnósticas frecuentemente no permiten distinguir si lo que ocupa la luz es un trombo o un tumor. Esta situación supone un problema para plantear correctamente la terapéutica. La gammagrafía con plaquetas marcadas o con AcMo antiplaquetas ayuda a aclarar algunos casos dudosos.

Tratamiento

Si la sintomatología es limitante para el paciente está indicado restablecer el flujo de la vena cava. El tratamiento depende de la causa subyacente. Los tumores asociados al síndrome de cava inferior tienen mejor pronóstico que los que afectan a la cava superior. En éstos, la extirpación quirúrgica de la neoplasia se asociará a la reconstrucción de la vena cava. Cuando se trata de procesos proliferativos irresecables, las técnicas endoluminales la angioplastia transluminal y la aplicación de stents ofrecen una buena alternativa de tipo paliativo. Cuando existe una formación trombótica, no tumoral, el uso de fibrinolíticos se ha demostrado eficaz y seguro, sobre todo si se aplica precozmente. Las trombectomías quirúrgicas raramente se practican en la actualidad. Después de cualquier recanalización o revascularización de la vena cava inferior se recomienda el tratamiento anticoagulante durante un período prolongado.

Fuente

• Ciril Ferreras Rozman, Medicina Interna, Ediciones Harcourt, 14 Edición, 2000.

[1]

• Alpert JS, Sabik J, Cosgrove DM. Mitral Valve Disease. EJ Topol, ed. Textbook of cardiovascular medicine. Filadelfia. Lippincott-Raven Publishers, 1997.

• Bonchek Ll. Current status of cardiac valve replacement: Selection of a prothesis and indications for operation. Am Heart J 1981; 101:96.

• Braunwald E. Valvular heart disease. En: Braunwald E, ed. Heart disease. A textbook of cardiovascular medicine. 5.ª ed. Filadelfia, WB Saunders, 1994.

• Cohn LH. Valvular surgery. Curr Opin Cardiol 1991; 6: 235-246.