Saltar a: navegación, buscar

Síndrome del músculo temporal (SMT)

Síndrome del músculo temporal (SMT)
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
Concepto:Síndrome del músculo temporal (SMT), es una de las patologías funcionales mecánicas del aparato masticatorio.

Síndrome del músculo temporal (SMT), es una de las patologías funcionales mecánicas del aparato masticatorio y una de las causas más frecuentes de cefaleas, migrañas y tensionales. Estas cefaleas no se pueden catalogar de enfermedad sino que hay que incluirlas como síntomas de unas patologías funcionales mecánicas del aparato masticatorio que requieren un tratamiento interdisciplinario empezando desde la pediatría.

Característica

Se caracteriza por dolor espontáneo o a la palpación en la zona del pómulo, en la apófisis coronoides mandibular, y pérdida de la estabilidad, mareos o vértigos. El dolor puede irradiarse hacia la Articulación Temporomandibular (ATM), oído, ojo, sien, nuca, etc. Puede ser uni o bilateral. Algunos pacientes refieren en la anamnesis que les duele alrededor de los pómulos.

Causas

Hay un periodo en el que el paciente padece lo que se llama atropamiento o impingement del músculo temporal en el agujero cigomático, única y singular circunstancia en nuestro organismo: un músculo deslizándose a través de un agujero óseo, dando la sintomatología de cefaleas tensionales, mareos, y las mismas alteraciones sensitivas descritas en el Síndrome del Compromiso mandibular (CAT). El síndrome del músculo temporal (SMT) afecta a 1-5% de la población, a cualquier edad, y en 4/1 más al sexo femenino, coincidiendo la mayor frecuencia de bilateral y siendo más intenso según el lado de dormir y lado de masticar.

Diagnóstico

Anatómicamente es singular que el músculo temporal "alcance su mayor espesor" (Sicher y Tandler) dentro de un orificio óseo, el orificio cigomático, y que ejecute unos movimientos funcionales tan complejos como son los de la masticación y encima dependan de la articulación dentaria que es la que le marca a la musculatura masticatoria las características mecánicas de dichos movimientos. Otra peculiaridad consiste en la presencia de una masa celuloadiposa que le ayuda en su deslizamiento a través del orificio cigomático. Morfológicamente nos podemos encontrar una hipertrofia del músculo temporal y/o a una disminución del diámetro del orificio cigomático, pero la experiencia nos confirma que en la mayoría de los casos no se aprecia una alteración morfológica notable y que son los movimientos o posiciones mandibulares la causa común del atrapamiento. El SMT está relacionado con el lado habitual de masticación y el lado de dormir, de tal forma que el paciente suele comer y dormir por el lado del dolor. La relación del Síndrome del músculo temporal (SMT) con el lado habitual de masticación es lógica ya que es esa musculatura la hipertrofiada por ser la mas empleada en dicha función unilateral. También coincide con el lado de dormir de acuerdo con la teoría del pulvinismo, el paciente se apoya de ese lado sobre la almohada y a veces se le suma que introduce la mano bien debajo de la almohada bien entre la cara y la almohada. El diagnóstico es evidente cuando después de escuchar la anamnesis hacemos una palpación externa del borde anterior de la coronoides, comprobando la limitación dolorosa de la protusiva. Así mismo, haciendo una palpación intraoral se pediría al paciente que fuese abriendo la boca despacio para palpar, lo más alto posible, la inserción del temporal en esa apófisis coronoides lo que despertaría un intenso dolor.

Formas de explorar el dolor

  1. Con palpación extrabucal : Se realiza situando la yema de nuestro pulgar en el borde anterior de la rama mandibular justo debajo del pómulo y pidiendo al paciente que abra muy despacio la boca. Iremos notando como se va deslizando hacia bajo la mandíbula hasta llegar a palpar la apófisis coronoides y a partir de aquí empieza a ser muy dolorosa la palpación de la inserción del tendón del temporal. Primero un lado y después el otro para comparar
  1. Con palpación intrabucal: Para la palpación intrabucal situamos la yema del dedo índice, con la boca entreabierta, sobre la cara interna mandibular lo mas alto posible tratando de llegar a la parte inferior del orifico cigomático en la región de la fosa cigomática y entonces le pedimos al paciente que vaya abriendo muy despacio la boca y notaremos como se nos va acercando la apófisis coronoides y el tendón del músculo temporal, aumentando el dolor por poco que presionemos hacia arriba durante la palpación.

Se le explica al paciente que los movimientos mandibulares que debe evitar son los que conllevan una protrusión y sobre todo si se acompañan de una flexión del cuello.

Fuentes