Saltar a: navegación, buscar

Talofita

Talofita
Información sobre la plantilla
Talofitas 1.png
Reino:Plantae
División:Talofita

Talofitas. División de plantas unicelulares o pluricelulares, con el aparato vegetativo formado por un talo, es decir, por una o varias células que componen una agrupación homogénea y son capaces de desempeñar las funciones de nutrición y de reproducción. División a las que pertenecen un grupo de plantas como: las algas, los mixomicetos, hongos, bacterias, entre otras.

Talofitas unicelulares

Comprenden los vegetales de mayor simplicidad orgánica; en ellas cada célula vive separadamente, siendo, desde los puntos de vista estructural y funcional, un individuo independiente. Esta célula realiza todos los procesos fisiológicos que son esenciales a su vida y a la reproducción de nuevos individuos, pues recibe del medio exterior sus alimentos y puede, al alcanzar un cierto tamaño, separarse en dos partes más o menos equivalentes, por el procedimiento de bipartición celular, para dar dos células hijas, esto es, dos nuevos individuos.

Talofitas pluricelulares

En muchas plantas unicelulares existe una tendencia en los individuos de la misma especie a adherirse para construir colonias; de este modo, las células que resultan de las repetidas divisiones de la célula original, al permanecer asociadas, llegan a semejar un tejido homogéneo y adoptar una forma bien definida. El cuerpo que dan constituye al talo, el cual puede presentarse como un filamento, un plasmodio, un micelio o un verdadero talo.

El filamento se origina cuando la división celular se efectúa en un solo plano. En este caso, después de la división de la célula madre, las células hijas permanecen unidas y se sigue dividiendo en la misma dirección. De organización algo más elevada se considera el filamento en el que se observa una polaridad, o sea una diferencia entre base y ápice. En el plasmodio, una masa homogénea de protoplasma desnudo, provista de numerosos núcleos, se adapta a la vida de los sitios donde no falta la humedad.

El plasmodio es capaz de efectuar distintos movimientos, valiéndose de la emisión de seudópodos. En el micelio, que forma el cuerpo de planta de los hongos, hay numerosos filamentos, conocidos con el nombre de hifas, desprovistos de clorofila y casi siempre cilíndricos y muy ramificados. En el talo verdadero, la división celular en dos planos perpendiculares entre si da lugar a una lámina o placa de células, de una célula de espesor; si estás células se dividen también, hasta cierto límite, en el tercer plano, la estructura del talo llega a tener entonces varias células de espesor. En muchas algas y en distintos Líquenes, el talo es una lámina delgada, en forma de cinta, o una lámina foliácea de simetría bilateral.

A medida que el talo aumenta de tamaño, tiene tendencia a desarrollar partes diferenciadas, las cuales sirven para efectuar determinadas funciones; así, por ejemplo, los aerocistos, cavidades esféricas llenas de gases, tienen la función de mantener la planta a flote, y los conceptáculos, masas gruesas y terminales, guardan las células sexuales.

Reproducción

En las talofitas, la reproducción se verifica por simple disociación de las células del talo, y también por esporas, o por conjugación, mediante gametos, iguales unas veces (isogamia) o desiguales (heterogamia), fijos o móviles, que pasan insensiblemente a la verdadera reproducción sexual. El órgano masculino diferenciado es el anteridio, y el femenino es el oogonio; el anteridio produce las anterozoides o células masculinas, y el oogonio origina la oosfera o célula femenina.

División

A las talofitas pertenecen la bacterias, las algas, los hongos y los líquenes. Las bacterias son unicelulares y microscópicas, desprovistas de núcleo; las algas, anteriormente considerada como una clase, llevan clorofila sola o asociada a otros pigmentos, y se distribuyen en la actualidad en siete clases, a saber : Cianofíceas, algas azules; las Bacilariofícelas o Diatomeas, algas silíceas; las Conjugadas; las Clorofíceas y las Carofíceas, algas verdes, con clorofila pura; las Feofíceas, algas pardas, y las Rodofíceas, algas rojas y violáceas. Los Hongos o Micofitas, desprovistos de clorofila, también incluían a los Mixomicetos, antes considerados como hongos rudimentarios.

Los Líquenes, en fin, se estudian ahora como un apéndice de los hongos, pues se consideran como una asociación en simbiosis de hongos y algas o como casos de verdadero parasitismo de hongos sobre algas, y por esta razón han dejado de construir una clase independiente en Sistemática.

Fuentes

  • Isidoro Castellanos y Rodiles, Elementos de Botánica, Quinta Edición, Editorial Obispo 530, Minerva La Habana 1960.