Saltar a: navegación, buscar

Teresa Heredia

Teresa Heredia
Información sobre la plantilla
Teresa Heredia.jpeg
Heroína venezolana
NacimientoOspino Portuguesa, Venezuela) Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
NacionalidadVenezolana

Teresa Heredia. Patriota independentista venezolana, sufrió como muchas mujeres las consecuencias de la Guerra por la emancipación, perdió a sus padres y otros familiares al ser asesinados por estar con la causa de la independencia. Comprometida con la gesta revolucionaria, fue apresada, sufriendo maltratos, entre otras cosas al escarnio publico para que fuese objeto de burlas, fue condenada a ser expulsada de Venezuela.

Síntesis biográfica

Nació en Ospino , Portuguesa, Venezuela en año 1799, en el seno de una familia de elevada posición tanto social como económica, que estaba emparentada con el coronel Fermín de Heredia, jefe realista que murió en la Batalla de Araure, en 1813.

La niña creció en un ambiente en el que se hablaba mucho de las ideas de emancipación, y siendo todavía muy joven optó por la independencia. Sus padres, activistas de la causa patriótica, pagaron con la vida su amor por la libertad, dejando a la joven huérfana, al cuidado de una tía que la llevó a vivir con ella a La Guaira, donde comenzó a transformarse en la mujer de gran personalidad, comprometida con la causa de la independencia.

A los 17 años, contrajo matrimonio con el canario José Antonio Agüero. Dos años después, quedó viuda y se incorporó al movimiento emancipador, en el cual conoció al coronel José Maria Ladrón de Guevara, un joven patriota cautivo de los realistas en la cárcel de La Guaira, de quien se enamoró entrañablemente, y para procurar su fuga se confabuló con el vigilante de la prisión, el soldado de artillería José Hidalgo, haciéndose pasar por su prometida, para no despertar sospechas.

Su relación con los insurrectos, quienes habían buscado y encontrado asilo a su lado, fue descubierta por las autoridades españolas; la interrogaron y ante su negativa a reconocer alguna vinculación con los insurgentes y a informar sobre su paradero, fue recluida en la prisión de La Guaira, donde vivió seis meses de angustia y amargura.

El 8 de mayo, la transfirieron a la cárcel de Caracas y le correspondió a Don Antonio Guzmán, Sargento Mayor de la Plaza, hacerle el juicio sumario por sospecha de infidelidad, para lo cual le pagó a un grupo de personas que testificaron en su contra.

La acusada se defendió con valentía y dignidad y negó que fuesen ciertos los cargos que se le imputaban, así como toda vinculación con grupos insurgentes; denunció que fue vejada por el Gobernador de Valencia, el capitán Dato, quien la arrestó sin fórmula de juicio, le mando a cortar el pelo, la embadurnó con melado y dejó caer sobre ella miles de plumas que se pegaron a su cuerpo, paseándola por las calles para después ponerla en libertad, solo porque no quiso ser su cortesana.

El consejo de guerra no pudo probar su actividad revolucionaria, pero uno de sus asesores, de apellido Oropeza, despiadadamente, propuso se expulsara a América del Norte. Después que fue expulsada del país, nada más volvió a saberse de ella, pero su nombre quedó escrito para la posteridad en el corazón de los venezolanos.

Fuentes

  • Artículo Teresa Heredia Disponible en "heroinasvenezolanas.ve.tripod.com" Consultado: 2 de octubre de 2012
  • Artículo Teresa Heredia Disponible en "heroinasvenezolanas.ve.tripod.com" Consultado: 2 de octubre de 2012