Saltar a: navegación, buscar

Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Manuel Fajardo

Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte "Manuel Fajardo"
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Fajardo images.jpeg
Universidad del deporte cubano
Siglas o Acrónimo:UCCFD
Fundación:1961
Tipo de unidad:Educacional
Director/a :Eduardo Becali Garrido
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Santa Catalina e/ Boyeros y Primelles, Cerro, La Habana

Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte "Manuel Fajardo"(UCCFD). Es la institución responsabilizada con la formación y superación de profesores en las ramas del deporte, la Educación Física y la Recreación en correspondencia con los objetivos establecidos por el Sistema Cubano de Cultura Física y Deportes. Se encuentra ubicada en Santa Catalina e/ Boyeros y Primelles, Cerro, La Habana.

Historia y nombre de la institución

Los orígenes de la actual Institución están unidas a la constitución en 1961 del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), organismo deportivo cubano que creó la Escuela Superior de Educación Física (ESEF) para formar los profesores de nivel medio necesarios para la conducción de la enseñanza de la Educación Física, el deporte y la Recreación en Cuba.

Como Centro de Educación Superior funciona desde el 9 de septiembre del 1973, adoptando el nombre de Instituto Superior de Educación Física Manuel Fajardo.

A partir del curso escolar 2009-2010 pasa a ser denominado Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte.

El nombre que lleva el centro, está dedicado a la memoria del Comandante Manuel (Piti) Fajardo Rivero (1930-1960), quien en vida fuera un atleta destacado en la práctica del voleibol.

Formación de profesionales de nivel medio e instructores deportivos

1959 La primera etapa de formación se organizó mediante cursos cortos de cuatro meses o un año y el requisito de admisión exigía acreditar alguna experiencia en la práctica de un deporte y un mínimo de sexto grado aprobado de escolaridad. La certificación que se expedía como culminación de estudios era de instructor.

Entre los años 1962 y 1968, se formaron por esta vía alrededor de 1200 instructores. En esta primera etapa también se capacitaron en la entonces República Democrática Alemana alrededor de 400 técnicos en algunos deportes priorizados.

Con el objetivo de masificar la práctica de la educación física en todas las escuelas primaria del país se desarrollo, en 1964, el “Plan INDER– MINED”, a través del cual se pudo capacitar, mediante cursos cortos de un mes, a 26,000 maestras y maestros de Educación Primaria. Esta medida permitió que la educación física pasara a formar parte de la vida escolar de decenas de miles de niños.

La segunda etapa se inicia en septiembre de 1964 en la Escuela Superior de Educación Física (ESEF) con el primer curso regular para la formación de profesores de educación física de nivel medio, con nivel de ingreso de 9no grado y una duración de tres años.


Entre 1967 y 1972 la ESEF graduó 2503 profesores y 1289 instructores. Desde 1968 se comienzan a crear las EPEF (escuelas provinciales similares a la ESEF) hasta un total de 9, que permitieron elevar considerablemente el número de graduados de nivel medio para extender los servicios de la educación física a todos los niveles de enseñanza.


Como resultado lógico de la elevación del nivel de instrucción de la población cubana, esta formación de nivel medio prácticamente desaparece a finales de los años 80, por cuanto la formación de Licenciados en Cultura Física, con nivel de ingreso de 12do grado, que se inició en 1973, cubría ya casi todas las necesidades de profesionales en esta rama.

No obstante, una tercera etapa en la formación de profesores de educación física de nivel medio se reinicia en las EPEF a partir de 1992 cuando, derivado del “período especial”, se produce un significativo éxodo de estos profesionales, esencialmente hacia otras esferas laborales mejor remuneradas, como el Turismo.

Esta medida, unida a la creación de Cursos de Habilitados a nivel municipal, a partir de jóvenes que habían concluido sus estudios preuniversitarios, constituyeron alternativas para satisfacer la demanda de estos profesionales en sectores priorizados como la Educación General y el Deporte comunitario.

Se logra además que estos jóvenes tengan asegurada la continuidad de estudio en la carrera de Licenciatura en Cultura Física, una vez concluido satisfactoriamente dicho nivel básico de formación.

Formación de Licenciados en Cultura Física

Los estudios de la Licenciatura en Cultura Física se inician el 1973 en la Escuela Superior de Educación Física (ESEF) mediante la Resolución 488/73 del Ministerio de Educación que aprueba la transformación de la ESEF “Comandante Manuel Fajardo” en un centro de formación universitaria.

El primer plan de estudio de nivel universitario de Cultura Física, fue elaborado de conjunto por profesores cubanos y del campo socialista que en aquel entonces colaboraban en nuestro país.

Este primer plan tuvo una duración de cuatro años y partía de “un tronco común bastante amplio con profundización, bien en un deporte, en educación física o recreación”.

Plan de Estudio “A”

A partir de 1976, al crearse el Ministerio de Educación Superior, la ESEF pasa oficialmente a denominarse Instituto Superior de Cultura Física “Manuel Fajardo”, ISCFMF. En correspondencia con las directrices y normativas emitidas por dicho ministerio, se elabora el Plan de Estudio “A” con los correspondientes programas.

Este plan incluía dos especialidades: la de deportes con 8 especializaciones y la de educación física con tres especializaciones: Preescolar, Escolar y Recreación, con dos modalidades: por encuentro y vespertino – nocturno. El Plan “A” tuvo una duración de cuatro años y comenzó a desarrollarse en septiembre de 1977.


Un elemento distintivo de este plan fue la forma de culminación de estudios por Trabajo de Diploma, lo que potenció la labor investigativa en la formación de aquellos profesionales. A partir de ese año comenzaron a desarrollarse en las principales capitales de provincias del país filiales de este Instituto, CES Rector, hasta llegar a la cifra de 14 Facultades.

Plan de Estudio “B”

En 1981, se pone en marcha una nueva generación de planes de estudio o Plan “B” en correspondencia con el principio declarado por el Ministerio de Educación Superior, a partir de la fundación, de asegurar un continuo perfeccionamiento de la Educación Superior.

El Plan “B” amplió a cinco años la duración de la carrera. También incrementó el número de especializaciones en deportes a 12 y disminuyó a dos las de educación física: Educación Física y Recreación.

En este plan se incorporó, como nuevo elemento, un semestre de práctica laboral al final de la carrera vinculada al futuro desempeño profesional, denominada práctica de preubicación o preasignación.

Durante los años 80 un plan de estudio muy similar y del que hubo varias graduaciones, se desarrolló en los Institutos Superiores Pedagógicos del país donde se formaban Licenciados en Educación, especialidad Educación Física.

Lo más novedoso del Plan “B” de Cultura Física fue quizá la creación del Curso para Atletas dada la necesidad de atender, de manera especial, a un gran número de miembros de equipos nacionales y juveniles que, como parte del desarrollo deportivo pujante de nuestro país, decidieron matricular la carrera.

Este curso se organizó de manera tal que dichos atletas pudiesen desarrollar los entrenamientos y compromisos competitivos nacionales e internacionales y a su vez, formarse como buenos profesionales de la Cultura Física.

A tales efectos se dictó una Resolución Rectoral que incluía como elementos novedosos el convenio de asignaturas y una extensión de 3 años más para culminar los estudios universitarios. El curso de Atletas se ha seguido perfeccionando en los planes precedentes.

En 1987 la tendencia a incrementar cada vez más la especialización en muchas carreras universitarias, característica de los planes “A” y “B” entre las que se incluye la de Cultura Física, fue fuertemente criticada por la máxima dirección del país.

Con estos antecedentes el Plan “B” quedó sometido a un profundo diagnóstico, que evidenció aspectos tales como: un número excesivo de asignaturas; no se derivaban adecuadamente los objetivos en relación con el modelo del profesional; los volúmenes de asignaturas por semestre ocasionaban un alto número de horas de docencia directa a la semana y de actividades evaluativas, en detrimento de las horas para emplear en la práctica docente; no existía una adecuada articulación entre los componentes laboral e investigativo dirigida a la solución de problemas profesionales; exceso de exámenes finales de asignaturas de corte memorístico en detrimento de trabajos de cursos y evaluaciones más integradoras; el sistema de formación práctico docente había estado vinculado a un concepto de especialidad o especialización, lo que provocaba una verticalización muy grande del perfil de salida de los egresados y un perfil de empleo muy estrecho.

Plan “C”

Todo ello creó las bases para que la dirección del país hiciera un llamado a cambiar conceptos para dirigirlos a una formación de perfil amplio, con una formación básica sólida, una organización curricular por amplias áreas de conocimiento, con énfasis en las habilidades profesionales y la inclusión de programas directores, tales como: Computación, Español, Inglés y Formación Científica. Sobre estas bases se inició la elaboración de una nueva generación de planes de estudios: los Plan “C”

En el caso específico de Cultura Física, el Plan “C” declara, por primera vez, cuatro esferas de actuación de los profesionales de la Cultura Física: la Educación Física, la Recreación y el Deporte, ya existentes, y como nueva, la Cultura Física Terapéutica y Profiláctica, teniendo en cuenta el desarrollo sociocultural y deportivo que iba alcanzando el país y la necesidad de promover la utilización del ejercicio físico como un estilo de vida más sano y con fines terapéuticos.

El Plan “C” introdujo como elementos novedosos:

  • El principio de la integración de los componentes académico, laboral e investigativo como base del diseño curricular.
  • Los diseños curriculares ajustados a las necesidades y características de los tres tipos de cursos existentes: Curso Regular, Curso de Atletas y Curso para Trabajadores.
  • Sustitución de las Cátedras por Departamentos Docentes y una organización en disciplinas y asignaturas para favorecer una mejor articulación interdisciplinar de las distintas áreas de conocimiento.
  • La realización durante la carrera de práctica docente por los estudiantes en las cuatro esferas de actuación; lo que en la práctica no siempre fue posible, dadas determinadas necesidades sociales.
  • La incorporación al sistema de evaluación de exámenes parciales y finales, así como trabajos de curso en las disciplinas.
  • La articulación entre la formación del profesional y la educación de postgrado, mediante la transferencia de las especialidades a figuras de educación postgraduada, junto a las Maestrías y Doctorados, entre otros importantes cambios.

No obstante, el Plan “C” de Cultura Física mantenía un número elevado de asignaturas (68), entre 8 y 14 objetivos por año, entre otras insuficiencias y no existía el documento de su aprobación oficial por el MES.

El concepto de perfil amplio en el Plan “C” de Cultura Física es interpretado globalmente, es decir, formar un profesional capaz de desarrollar su actuación en las 4 grandes esferas de actuación antes mencionadas, lo que constituyó un viraje de la extrema especialización, de los Planes A y B, al generalista.

Este cambio provocó que la Especialidad pasara a ser una figura del postgrado académico y se rompiera el vínculo directo y masivo formación – especialidad, cuestión que se ha mantenido hasta hoy.

No obstante, estos cambios contribuyeron a desarrollar fuertemente los estudios de postgrado de Cultura Física que cuenta hoy con Diplomados, Especialidades, Maestrías y Programas Doctorales.

Como parte del perfeccionamiento continuo y el desarrollo acelerado que en estos tiempos va alcanzando la ciencia y la tecnología, el Ministerio de Educación Superior (MES) convoca en 1997 a la introducción de los Planes “C” modificados, manteniendo los conceptos de perfil amplio pero introduciendo nuevos adelantos en las esferas científico tecnológicas y del diseño curricular para atemperarlos a las nuevas exigencias de desarrollo social y económico del país.

En el caso específico de Cultura Física el Plan “C” modificado comienza a aplicarse a partir de Septiembre del 2001, previa defensa ante un tribunal de expertos del MES, el INDER y organismos usuarios, elemento novedoso introducido para la aprobación oficial de estos planes.

La Universalización y el nuevo Plan de estudio “D” de Cultura Física

Los días 17 y 18 de enero del 2002 en el II Taller “La Universidad en la Batalla de Ideas” el compañero Fidel Castro Ruz plantea la necesidad de “concebir un nuevo modelo desconcentrado territorialmente, para acercar la docencia a los lugares de residencia y trabajo de los estudiantes, permitirle a las universidades la asimilación de una matrícula masiva y no dar cabida ni al desaliento, ni al fracaso”. A partir este momento se inicia una nueva etapa conocida como la “Universalización de la Educación Superior”.

En septiembre de 2003, se aprobó por el Consejo de Dirección del MES el Documento Base para la elaboración de los Planes “D” como parte del proceso de perfeccionamiento continuo de la Educación Superior cubana, ello trajo como consecuencia que los cambios que se estaban produciendo en algunas carreras como consecuencia de la Batalla de ideas que libra nuestro pueblo y en particular, la Universalización, se integraran igualmente a este perfeccionamiento.

Los nuevos Planes “D” responden como su antecesor, al Modelo Pedagógico de Perfil amplio, basado fundamentalmente en la necesidad de una formación básica profunda que le permita al profesional resolver los principales problemas que se presenten en las diferentes esferas de su actuación profesional.

A su vez, declara que los principios fundamentales que sustentan este modelo, que son: la prioridad de los aspectos de carácter educativo en el proceso de formación, en estrecha e indisoluble unidad con los instructivos, el vínculo entre el estudio y el trabajo, en sus diferentes modalidades posibles y el amplio uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones TIC.

Con la Universalización, en el nuevo Plan D, se determinan dos modelos de formación: Modelo Presencial y Modelo Semipresencial. Estos modelos a su vez van a dar cabida a diversas fuentes de ingreso de la carrera como parte de la política de amplio acceso a las universidades. Con el Plan D de Cultura Física se definen tres tipos de cursos, estos son:

  • Curso Regular Diurno, de modalidad presencial, al que se adscriben los estudiantes de provenientes de los preuniversitarios del país y de la orden 18 de las FAR, fundamentalmente.
  • Curso de Universalización en las Sedes Universitarias Municipales, de modalidad semipresencial, que da cabida a miles de jóvenes que combinan el estudio con la actividad laboral.
  • Curso para Atletas de Alto Rendimiento, de modalidad semipresencial, y una duración de 6 años para facilitar que sigan siendo buenos atletas y se puedan desarrollar exitosamente sus estudios universitarios. Como parte de la política de Universalización, estos cursos que antes se desarrollaban en las Facultades de Cultura Física del país, comienza un proceso de reubicación progresiva de la docencia hacia nuevas aulas en los centros de entrenamiento (ESFAAR) para acercar la docencia al lugar donde desarrollan sus actividades de entrenamiento.

Papel que desempeña la institución

Esta institución está responsabilizada con la formación y superación de profesores en las ramas del deporte, la educación física y la recreación en correspondencia con los objetivos establecidos por el Sistema Cubano de Cultura Física y Deportes.

El ISCF y la Red de centros en todo el país abarcan un total de 15 Facultades y un claustro integrado por 54 Doctores en Ciencias, mas de 319 Master y 1200 profesores que ostentan la categoría docente de Titulares, Auxiliares, Asistentes e Instructores.

Actualmente se preparan más de nueve mil estudiantes, nacionales y extranjeros, en los distintos tipos de cursos.

El Instituto desarrolla una amplia actividad que trasciende las fronteras, tanto en la actividad de Pregrado como en el Postgrado y la colaboración internacional y en varios rubros como: Cursos, Entrenamientos, Diplomados, Conferencias, Debates Científicos, Intercambios, Maestrías, Doctorados y las líneas de trabajo se priorizan atendiendo a las directivas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio ambiente, las necesidades del Organismo Deportivo y lo reglamentado por el Ministerio de Educación Superior en Cuba.

Reconocimientos alcanzados

El ISCF ha recibido diferentes condecoraciones nacionales e internacionales entre las que se destacan la Orden al Mérito Deportivo; otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba en el año 1989 y el Diploma de Honor entregado en el año 1986 por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO, por los servicios eminentes prestados en la Educación Física y el Deporte.

El producto académico internacional del ISCF

El producto académico internacional del ISCF se ha dirigido a profesores de Educación Física, Entrenadores Deportivos, Promotores de la Recreación Física y el Turismo, así como a todos aquellos especialistas: médicos, paramédicos, pedagogos, psicólogos, sociólogos y maestros, interesados por ampliar sus conocimientos en la esfera de la Cultura Física y el Deporte, estructurados en 6 esferas de trabajo:

  • Deporte
  • Educación Física
  • Recreación
  • Promoción de Salud
  • Ciencias Aplicadas
  • Administración Deportiva

En estas esferas se han comercializado los siguientes productos

  • Cursos Modulares de alto rendimiento.

Los cursos modulares de alto rendimiento se ofertan en todos los deportes, estos módulos están integrados por diferentes cursos relacionados unos con otros y con cierta precedencia con una duración cada uno de 40 horas, estos módulos pueden contener de 4 a 6 cursos.

Los cursos que integran los módulos abordan un determinado objeto de estudio, siempre relacionados con los géneros de la preparación del deportista (la técnica y la metodología, la táctica, la preparación física, etc.).

El objetivo fundamental de los cursos modulares de alto rendimiento es la especialización de los profesionales en los principales contenidos del Deporte, Educación Física y Recreación en los aspectos teóricos, técnicos y metodológicos.

Estos cursos modulares de alto rendimiento pueden ser impartidos tanto en Cuba como en el extranjero.

En Cuba, las principales fechas para su realización se ubican en Semana Santa, los primeros 20 días de julio, la segunda quincena de septiembre y octubre, la primera quincena de diciembre.

Cada curso modular se realiza en una semana, pudiéndose realizar tantos cursos como semanas disponga el cursista.

Los cursos modulares de alto rendimiento se ofertan tanto para los graduados de Nivel Superior como para los graduados de Nivel Medio, así como especialistas empíricos.

  • Cursos modulares en Educación física.

Los Cursos Modulares en Educación Física se ofertan en las esferas de la Educación Física Escolar y la Educación Física para Adultos.

Los cursos que integran los módulos de la Educación Física Escolar tienen su objeto de estudio en la Educación Física Preescolar y Escolar, las actividades físicas con el niño en edades tempranas así como el tratamiento científico metodológico de los planes y programas de estudio de la Educación Física Escolar.

El objetivo de los cursos modulares de la Educación Física Escolar es la especialización de los profesionales en los campos de acción de la Educación Física en el preescolar, la primaria y la secundaria.

Estos cursos modulares se ofertan tanto para los graduados de nivel superior, como para el nivel medio y especialistas empíricos.

Los cursos modulares de la Educación Física para Adultos tienen su objeto de estudio en aquellas actividades de la Educación Física ofertadas para los adultos como son: Cultura Física Terapéutica y Profiláctica, Gimnasia Masiva, Preparación Física, Educación Física en la Enseñanza Superior.

El objetivo de los cursos modulares en la Educación Física para Adultos es la de actualizar a los profesionales en los contenidos de una Cultura Física Popular y Masiva.

  • Cursos Modulares de Ciencias aplicadas al deporte.

Los cursos Modulares de las Ciencias Aplicadas se ofertan en las siguientes esferas de la ciencia: Medico Biológico, Psicológicas, Pedagógicas, Administración, Informática y Computación, Ciencias Sociales.

Estos módulos están integrados por diferentes cursos de la propia especialidad con una duración cada curso de 40 horas.

El objeto de estudio es la profundización de los conocimientos de las ciencias aplicadas al Deporte y la Educación Física con el objetivo de integrar estos conocimientos a la actividad práctica y científica.

  • Cursos modulares de Recreación física.

Los Cursos Modulares de Recreación Física se ofertan en las diversas especialidades de la Recreación, especialmente aquellas relacionadas con el Tiempo Libre, Campismo, Excursionismo, Pesca y Actividades Subacuáticas. Los Cursos tienen una duración de 40 horas.

  • Cursos especiales diseñados a solicitud de los estudiantes.

El ISCF y sus Departamentos Docentes a partir de las necesidades y solicitudes de los cursistas diseña e imparte diversos cursos con las temáticas y contenidos solicitados. Los mismo pueden ofertarse en las esferas del Deporte, la Educación Física, Recreación y Ciencias Aplicadas

  • Entrenamientos académicos.

Los Entrenamientos Académicos se ofertan para profesores, docentes y especialistas que se encargan de la formación, capacitación y superación de los recursos humanos en las esferas del Deporte, la Educación Física, la Recreación y las Ciencias Aplicadas al Deporte.

Los Entrenamientos Académicos se efectúan desde un mes hasta un año con participación directa en las actividades académicas, laborales y científicas de las asignaturas o disciplinas propias del entrenamiento.

Los contenidos teóricos, técnicos y metodológicos de las actividades de la Cultura Física son abordados por los profesores principales de las asignaturas y disciplinas de los planes y programas de estudios de la carrera en Cultura Física.

Los cursantes de los entrenamientos tienen desde el inicio de los estudios la tutela de un Profesor responsabilizado con su entrenamiento.

  • Entrenamientos deportivos

Los Entrenamientos Deportivos, especialmente en los deportes de especialización temprana y en los niveles Infantiles y Juveniles, se desarrollan con la participación de destacados especialistas del Instituto Superior de Cultura Física y en coordinación con las Federaciones Deportivas del país.

Estos entrenamientos se efectúan en ambos sexos y pueden tener una duración de una semana hasta un mes.

El objetivo fundamental es el perfeccionamiento de los elementos técnico-tácticos y de preparación física, así como la orientación metodología a los entrenadores que participan.

  • Diplomados

Los Diplomados se ofertan en los deportes en los que Cuba ha obtenido relevancia y los mayores resultados en la arena internacional. Los Diplomados tienen una duración de 240 a 300 horas lectivas.

Están integrados por 4 o 5 cursos propios de la Especialidad Deportiva, un curso de Metodología de la Investigación y un curso de Defensa de Tesis. Cada curso de los Diplomados tienen una duración de 40 horas lectivas y el estudiantes cuenta con la tutela de un especialista o docente desde los inicios del Diplomado.

Los diferentes cursos del Diplomado tienen precedencia y responden a un determinado objeto de estudio en correspondencia con la orientación del mismo.

Los diplomados son una especialización que se oferta solo para graduados universitarios y con vinculo laboral en el deporte.

Otros Diplomados se ofertan en las esferas de la Educación Física, la Recreación Física y las Ciencias Aplicadas.

El vencimiento de la enseñanza de los cursos modulares no implican la obtención de créditos ni la convalidación de algunas de las disciplinas del diplomado.

Se debe terminar la enseñanza modular debido a que puede afectar el vencimiento del programa del diplomado.

Requisitos: Graduado universitario.

  • Formación académica de postgrado.
  • Maestrías: Estudios de Postgrado de Cuarto Nivel cuyo perfil tributa al desarrollo de habilidades investigativas, elevación del nivel académico y de desarrollo científico.

Su ejecución se origina alrededor de líneas investigativas y culmina su realización con la defensa exitosa de la Tesis de Master ante tribunales compuestos por Drs. Profesores Titulares y Masters. Las maestrías pueden desarrollarse a tiempo parcial o completo según las condiciones y necesidades.

En la formación Académica de Postgrado el Instituto Superior de Cultura Física oferta los estudios en Maestría con una duración de dos años tanto en Cuba como en el extranjero.

  • Especialidades de postgrado.

La Especialidad de Postgrado es el proceso de formación de postgraduado que proporciona a los graduados universitarios la profundización o ampliación de sus conocimientos en áreas particulares de profesiones afines, desarrollando modos de actuación propios de esta área y en correspondencia con los avances científico-técnicos, las necesidades del desarrollo económico, social y cultural del país y las exigencias particulares de determinado perfil ocupacional.

Los programas de las Especialidades de Postgrado tienen una duración de 2 años y se reconoce con un titulo oficial y se homologan a las maestrías profesionales que se diseñan e imparten por universidades e instituciones académicas extranjeras.

Las Especialidades que se están desarrollando son aquellas que más medallas aportan al deporte nacional como:

Enlaces relacionados

Fuentes