Saltar a: navegación, buscar

Vasos capilares

Vasos Capilares
Información sobre la plantilla
Vasossanguineos.jpg
Concepto:Los vasos y los capilares linfáticos son muy parecidos a los capilares venosos. Son vías por las que circula la linfa en una sola dirección, sin poder retroceder porque los grandes vasos tienen válvulas que lo impiden.

Los vasos capilares son vasos sanguíneos que surgen como pequeñas ramificaciones de las arterias a lo largo de todo el cuerpo y cerca de la superficie de la piel. Llevan nutrientes y oxígeno a la célula y traen de ésta los productos de deshecho. Al reunirse nuevamente forman vasos más gruesos conocidos como vénulas que al unirse luego forman las venas.

Características

Los capilares son vasos sumamente delgados en que se dividen las arterias y que penetran por todos los órganos del cuerpo. Al unirse de nuevo forman las venas.

La circulación de la sangre en los capilares superficiales se puede observar mediante el microscopio. Es posible observar cómo los glóbulos rojos avanzan con rapidez en la zona media de la corriente sanguínea, mientras que los glóbulos blancos lo hacen con mayor lentitud y se encuentran próximos a las paredes de los capilares.

La superficie que entra en contacto con la sangre es mucho mayor en los capilares que en el resto de los vasos sanguíneos, y por lo tanto ofrece una mayor resistencia al movimiento de la sangre; por ello ejercen una gran influencia sobre la circulación. Los capilares se dilatan cuando la temperatura se eleva, enfriando de esta forma la sangre, y se contraen con el frío, con lo que preservan el calor del organismo.

También desempeñan un papel muy importante en el intercambio de sustancias entre la sangre y los tejidos, debido a la permeabilidad de sus paredes. Los capilares llevan oxígeno hasta los tejidos y toman de ellos sustancias de desecho y dióxido de Carbono, que transportan hasta los órganos excretores y los pulmones, respectivamente. Allí se produce de nuevo un intercambio de sustancias de forma que la sangre queda oxigenada y libre de impurezas.

Los vasos sanguíneos funcionan como conductos por los cuales pasa la sangre bombeada por el corazón.
Los vasos sanguíneos pueden clasisficarse en:

Arterias

Por definición son aquellos vasos sanguíneos que salen del corazón y llevan la sangre a los distintos órganos del cuerpo. Todas las arterias excepto la pulmonar y sus ramificaciones llevan sangre oxigenada. Las arterias pequeñas se conocen como arteriolas que vuelven a ramificarse en capilares y estos al unirse nuevamente forman las venas. Las paredes de las arterias son muy elásticas y están formadas por tres capas. Sus paredes se expanden cuando el corazón bombea la sangre, de allí que se origine la medida de la presión arterial como medio de diagnóstico. Las arterias, contrario a las venas, se localizan profundamente a lo largo de los huesos o debajo de los músculos.

Venas

Son vasos sanguíneos mayores que las arterias y que corren superficialmente a la fascia ,Tejido conjuntivo que recubre a los músculos, como venas superficiales y acompañan a las arterias dos por cada arteria, como venas profundas, su circulación se debe a la presión de la sangre que efluye de los capilares, a la contracción de los músculos y del cierre de las válvulas. Forman dos sistemas de vasos, los de la circulación pulmonar y los de la circulación general.

Las venas pulmonares llevan sangre oxigenada de los pulmones al atrio izquierdo. Comienza en los alvéolos hasta formarse en tres troncos venosos del pulmón derecho y dos para el izquierdo; uniéndose luego el lóbulo superior del pulmón derecho con el que sale del lóbulo medio para formar cuatro venas pulmonares: dos para cada pulmón. Las venas de la circulación general traen sangre de todas las regiones del cuerpo al atrio derecho del corazón. Incluyen las venas que se vacían en el corazón, las que van a la vena cava superior y a la vena cava inferior.

Fuentes