Saltar a: navegación, buscar

Vejiga natatoria en los peces

Enfermedad de la vejiga natatoria en los peces
Información sobre la plantilla
Sintomas de vejiga natatoria.JPG
Síntomas de un pez afectado por la enfermedad de la vejiga natatoria.

Enfermedad de la vejiga natatoria en los peces:Cuando el pez es afectado por la enfermedad de la vejiga natatoria nadará panza arriba, invertido. No se mueve con naturalidad, parece torpe y se golpea con los objetos que lo rodean.En ocasiones debido a varias causas como un mal mantenimiento de las condiciones acuáticas, cambios súbitos de temperatura, infecciones bacterianas o víricas y en algunas especies concretamente por una alimentación inadecuada causan que la vejiga no pueda ser hinchada y deshinchada a voluntad

Que es la vejiga natatoria

Vejiga Natatoria en peces.jpeg

Es un órgano interno, presente en la mayoría de los peces, y que les sirve para controlar su flotabilidad. El pez regula la cantidad de gas en su interior, según desee ascender, descender, o permanecer en flotabilidad neutral.

Síntomas de la enfermedad

Sintomas de Enfermedad de la vejiga natatoria en Peces.jpeg

El pez afectado nadará panza arriba, invertido. No se mueve con naturalidad, parece torpe y se golpea con los objetos que lo rodean.Algunas veces quedara en el fondo de la pecera sin poder nadar.

Causas

Esta enfermedad se debe a infecciones bacterianas por descuido severo de las condiciones del agua.También puede ser un [[problema congénito.[[ En algunas ocasiones puede presentarse casos de hidropesía, ésta es otra dolencia de origen generalmente vírico o bacteriano también afecta a la vejiga imposibilitando el correcto funcionamiento de la misma.

Incidencia de la enfermedad

Afecta a sujetos determinados y su presencia en el acuario no es causa de afección a otros animales, siempre y cuando su origen no sea en una infección bacteriana de los órganos digestivos. Tanto si está causada por una alimentación pobre en fibras, inadecuada o un mal mantenimiento los daños causados en el saco suelen ser irremediables. En estos casos la única opción que nos queda es proporcionar al animal las mejores condiciones que podamos o en caso extremo su eliminación de forma indolora.

Tratamiento

En este apartado veremos como solucionar solamente el problema de la hinchazón de la vejiga, sin embargo si la causa de ésta es una infección u otra enfermedad que tenga como efecto añadido el problema en la vejiga, habrá que tomar otro tipo de medidas para curar esa infección o enfermedad además del problema de la vejiga en si.

  1. Antes de nada, como para tratar cualquier enfermedad, retiramos el pez a otro acuario, que denominaremos "acuario hospital". Este acuario lo llenaremos con agua limpia, tratada con algun anticloro o purificador de agua y no introduciremos ningun tipo de filtro, objeto ni decoración, simplemente un aireador para favorecer la circulación de agua.
  2. Si el pez lleva mucho tiempo volteado y lo notamos estresado, podemos llenar el acuario hospital con el nivel de agua mínimo para que cubra al pez, lo cual le permite moverse con mayor soltura e incluso puede ayudarle a colocarse el solo en posición correcta. Podemos intentar también mantenerlo nosotros mismos recto con la mano, siempre con inmenso cuidado y sujetándolo lo menos posible, haciendo que el pez se sienta liberado y que pueda marcharse en cualquier momento. Si vemos que el pez se siente incómodo es mejor dejarlo pues podemos estresarlo más y ser contraproducente.
  3. Básicamente lo dejaremos sin comer durante 3 o 4 días, y al siguiente día le daremos de comer guisantes, previamente cocidos (sin sal ni ningún tipo de aditivo) y sin cáscara. Los guisantes son un excelente alimento para prevenir y curar problemas digestivos y relacionados que le harán expulsar toda la materia acumulada en sus intestinos.
  4. Si tras este tratamiento básico el pez no se recupera tendremos que darle una pequeña dosis de aceite de oliva o vegetal. Con un goteador o una jeringa le daremos 2 o 3 gotitas de aceite directamente en la boca, teniendo mucho cuidado de que no caiga sobre las branquias o los ojos.
  5. En cualquiera de los dos casos, como tratamiento adicional puede aplicarse metrodinazol (comercialmente conocido como Flagyl, en una dosis de 250mg por cada 20l. de agua.
  6. Para casos extremos donde ningún tratamiento de los anteriores funciona existe la posibilidad de una pequeña operación que consistirá en extraerle el aire acumulado con una jeringuilla, pero esto sólo deben realizarlo veterinarios o acuaristas expertos pues es una operación peligrosa que puede dañar irreversiblemente al pez

Consejos

Es poco probable que identifiquemos con exactitud el origen de la enfermedad. mejore la calidad del hábitat, especialmente el agua. Traslade al pez al acuario de cuarentena. Solicite el químico adecuado en un comercio especializado y aplíquelo tanto en el acuario principal como en el de cuarentena. Espere una semana, si el pez afectado no mejora, probablemente no lo haga luego. No quedará más que sacrificar al animal.

Cómo prevenir la enfermedad

Es un error muy habitual entre los acuaristas noveles es alimentar a sus peces exclusivamente con alimento comercial seco, además de echarlo directamente en el acuario, lo cual provoca que no llegue a humederse completamente antes de que lo coman los peces.

  • Siempre que demos de comer a nuestros peces con alimento seco, debemos remojarlo previamente en un vaso con agua del propio acuario durante un espacio de tiempo de 4 o 5 minutos como mínimo, lo cual evitará que este llegue seco al organismo de nuestros peces.
  • Es altamente recomendable alimentar como mínimo una o dos veces por semana a nuestros peces con alimento vegetal: guisantes, zanahorias, espinacas, lechuga, etc previamente cocidos o ablandados en agua y cortados en trozos muy pequeños, quitándoles la cáscara a los que lo requieran (los guisantes por ejemplo).
  • Si a pesar de nuestros cuidados el pez tiene tendencia a padecer de vejiga natatoria, tendremos directamente que eliminar la comida seca de su alimentación, y darle exclusivamente alimento vegetal o vivo (larvas de mosquito, artemia, etc)

Fuentes