Agitador magnético

Revisión del 09:17 4 jul 2019 de Carlos idict (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Agitador magnético
Información sobre la plantilla
Agitador mag.jpg
Dispositivo electrónico que utiliza un campo magnético para mezclar de manera automatizada un solvente y uno o más solutos.


Agitador magnético. Consiste de una pequeña barra magnética (llamada barra de agitación) que normalmente está cubierta por una capa de plástico (usualmente teflón) y una placa debajo de la que se encuentra un imán rotatorio o una serie de electroimanes dispuestos en forma circular a fin de crear un campo magnético rotatorio. Es muy frecuente que tal placa tenga un montaje de resistencias eléctricas con la finalidad de dotarle del calor necesario para calentar algunas soluciones químicas.

Historia

Arthur Rosinger originario de Newark Nueva Jersey, Estados Unidos, obtuvo la patente 2.350.534 bajo el nombre de Agitador Magnético el 6 de junio de 1944, habiéndose registrado su primera aplicación a partir del 5 de octubre de 1942. La patente contiene una descripción detallada de la barra magnética recubierta colocada dentro de un contenedor, accionada por la influencia magnética de otro imán colocado debajo de la base de soporte. Rosinger también explica en su patente que el recubrimiento del imán agitador ("pulga") debería ser de vidrio o porcelana a fin de hacerlo químicamente inerte.

El recubrimiento plástico de la barra fue independientemente creado por Edward McLaughlin empleado de los laboratorios Torpedo Experimental Establishment (TEE), localizados en Greenock, Escocia, quien nombró precisamente a la barra de agitación, como "pulga" debido a que comenzaba a saltar rápidamente cuando la velocidad de rotación se elevaba de manera importante.

Una patente anterior para una mezcladora magnética es la número 1.242.493 extendida el 9 de octubre de 1917 a nombre de Richard H. Stringham de Bountiful, Utah, Estados Unidos. La mezcladora de Stringham usaba electroimanes estacionarios en la base, a diferencia del imán permanente del modelo original, que para accionar la barra magnética, se hacía girar mediante un motor eléctrico.

El primer agitador magnético multipunto fue desarrollado por Salvador Bonet de la compañía SBS en 1977. También introdujo la rotación con la potencia necesaria para agitar "litros de agua", convertido en estándar hoy en día.

Funcionamiento

El movimiento circular de la barra imantada es impulsado por otro imán o conjunto de electroimanes (es decir, bobinas), ubicados debajo de la superficie sobre la que se apoya la vasija que contiene el líquido y que poseen un movimiento de rotación, cuya velocidad se puede controlar.2 Puesto que el vidrio no afecta apreciablemente a un campo magnético (es transparente al magnetismo), y la mayoría de reacciones químicas tienen lugar en recipientes de vidrio (vasos de precipitados, matraces Erlenmeyer, etc.), estas barras de agitación magnética funcionan bien en esos recipientes de vidrio.

Ventajas y desventajas

Son preferibles en lugar de los de mecanismo de engranajes debido a que son más silenciosos, más eficientes, y no tienen partes móviles que puedan romperse o desgastarse (únicamente la barra de agitación en sí misma). Debido a su pequeño tamaño, la barra de agitación es más fácil de limpiar y esterilizar que otros aparatos de agitación.

Resuelven dos problemas mayores al usarse en lugar de los agitadores motorizados. Primero, los agitadores motorizados requieren el uso de lubricantes, que en un momento dado pueden contaminar los reactivos. Segundo, en un agitador motorizado puede ser un problema el sellar herméticamente la conexión mecánica rotatoria del agitador motorizado en el caso de tratarse de un sistema cerrado (porque requiera regulación ambiental o por tratarse de un proceso en el cual debe haber ausencia de polvo, agua u oxígeno).

Desventajas

Así, las limitadas dimensiones de la barra de agitación significan que no puede ser utilizado más que para experimentos a nivel de laboratorio (a pequeña escala o en análisis químicos). Además, los líquidos viscosos o suspensiones espesas, son muy difíciles de agitar por este dispositivo, aunque existen algunos modelos con imanes especiales que consiguen este objetivo.

Fuente