Ataque a Jaruco

Revisión del 13:23 25 mar 2020 de Reynier idict (discusión | contribuciones) (Fuentes)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ataque a Jaruco
Información sobre la plantilla
Combate3.JPG
Ataque y ocupación parcial de este poblado por fuerzas al mando de Antonio Maceo.
Fecha:18 de febrero de 1896


Ataque a Jaruco. El 18 de febrero de 1896, fuerzas del Ejército Libertador, bajo el mando del lugarteniente general Antonio Maceo, atacaron y ocuparon parcialmente este importante poblado de la entonces provincia de La Habana.

Localización

Jaruco es actualmente el pueblo cabecera del municipio de igual nombre, 36 km al este de La Habana, en las alturas de La Habana-Matanzas, a 120 m de altitud. Ya en esa época se comunicaba con la ciudad de La Habana por carretera.

Contextos

Antonio Maceo, después de separarse de Máximo Gómez en la antigua provincia de La Habana el 7 de enero de 1896, marchó hacia occidente para la culminación, tras fieros combates, de la invasión en la provincia de Pinar del Río, lo cual logó el 22 de ese mes. Regresó combatiendo a La Habana, se reencontró con Máximo Gómez y el 23 de febrero comenzó una campaña relámpago en las provincias La Habana y Matanzas, en espera de que se le uniera la infantería oriental que había quedado en territorio villareño durante la invasión.

Desarrollo

El ataque a Jaruco por las fuerzas al mando de Antonio Maceo se inició a las 21:00 horas del 18 de febrero de 1896. El poblado estaba defendido por unos 250 hombres de tropas regulares y voluntarios al servicio de España.

Maceo inició el asalto con dos secciones de infantería que entraron en los suburbios sin dificultades, avanzaron hasta la plaza haciendo fuego cerrado y se apoderaron de la cárcel y liberaron a los presos después de rendir a los guardias municipales y a los bomberos.

Las tropas regulares españolas intentaron recuperar las posiciones ocupadas por los insurrectos, quienes resistieron firmemente hasta que a las 03:00 horas su jefe ordenó la retirada. El pueblo fue incendiado parcialmente y saqueados los principales establecimientos comerciales, excepto los de la calle Real.

El botín obtenido fue abundante en víveres, ropas y otros efectos. Asimismo, obtuvieron 80 fusiles y unos 5 000 cartuchos. Los españoles, según su parte oficial, tuvieron un voluntario muerto y heridos seis soldados del Regimiento de Saboya; los cubanos, tres muertos y 11 heridos.

Fuentes

  • Arcadio Ríos. Hechos y personajes de la Historia de Cuba. Recopilación Bibliográfica. La Habana, 2015. 320 p.
  • Enrique Ubieta. Efemérides de la revolución cubana, 4 t., La Habana, 1920. Tomo I. Págs. 336-337.
  • Enrique Loynaz del Castillo. Memorias de la guerra, La Habana, 1989. Pág. 438.
  • Miguel Varona Guerrero. Guerra de independencia en Cuba, 3 t., La Habana, 1946. Tomo II. Pág. 1126.
  • José Miró Argenter. Crónicas de la guerra, 2 t., La Habana, 1981. Tomo II. Págs. 82-87.