Calcitriol

Revisión del 11:55 5 abr 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Calcitriol
Información sobre la plantilla
Calcitriol.jpeg

El calcitriol es una forma de vitamina D que se usa para tratar la hipocalcemia (falta de calcio en la sangre). También se usa para tratar ciertos tipos de enfermedad de los huesos que pueden ocurrir con la enfermedad del riñón en pacientes con diálisis del riñón.

Indicaciones Terapéuticas:

Osteoporosis post­­me­nopáusica establecida; osteodistrofia renal en pacientes con falla renal crónica, particularmente aquéllos sometidos a hemodiálisis; hipoparatiroidismo postoperatorio; hipoparatiroidismo idiopático; pseudohipoparatiroidismo; raquitismo depedendiente de vitamina D. Reacciones secundarias y adversas: Como el CALCITRIOL ejerce actividad de vitamina D, pueden ocurrir efectos similares a aquellos encontrados cuando se ingiere una dosis excesiva de vitamina D; esto es, síndrome de hipercalcemia o intoxicación con calcio (dependiendo de la gravedad y duración de la hipercalcemia). Los síntomas ocasio­nales agudos incluyen anorexia, dolor de cabeza, vómito y estreñimiento. Debido a la corta vida biológica media del CALCITRIOL, las investigaciones farmacocinéticas han mostrado la normalización de calcio ­sérico elevado a los pocos días de la suspensión del tratamiento. Esto es mucho más rápido que en el tratamiento con preparaciones de vitamina D3. Los efectos crónicos pueden incluir distrofia, perturbaciones sensoriales, fiebre con sed, poliuria, deshidratación, apatía, crecimiento suspendido e infecciones del tracto urinario.

En caso de hipercalcemia e hiperfosfatemia concurrentes, puede ocurrir la calcificación de tejidos blandos. En pacientes con función renal ­normal, la hipercalcemia crónica puede estar asociada con un aumento en la creatinina sérica. Pueden ocurrir reacciones de hipersensibilidad en individuos susceptibles.

Dosis y vía de administración

Dosificación estándar: La dosis diaria de CALCITRIOL se debe determinar cuidadosamente para cada paciente de acuerdo con el nivel ­sérico de calcio. La terapia con CALCITRIOL deberá siempre comenzarse con la dosis mínima posible y no deberá ser aumentada sin un monitoreo cuida­doso del calcio sérico. Un prerrequisito para la eficacia óptima de CALCI­TRIOL es una ingesta adecuada, pero no excesiva, de calcio (en adultos aproximadamente 800 mg al día) al principio de la terapia. Pueden ser necesarios suplementos de calcio. Debido a la absor­ción mejorada de calcio a partir del tracto gastrointestinal, algunos pacientes bajo terapia con CALCITRIOL pueden requerir de una ingesta menor de calcio.

Los pacientes que tienden a desarrollar hipercalcemia pueden requerir so­lamente de dosis bajas de calcio o bien no necesitar de la suplemen­tación. La ingesta diaria total de calcio (esto es de alimentos y de medicamentos cuando sea el caso) deberá ser en promedio de 800 mg y no deberá exceder los 1,000 mg. Monitoreo de los pacientes:

Durante la fase de estabilización del tratamiento con CALCITRIOL, los niveles séricos de calcio deberán ser revisados al menos dos veces a la semana. Cuando se haya determinado la dosis óptima de CALCITRIOL, deberán monitorearse los niveles séricos de calcio cada mes (o de acuerdo con las indicaciones individuales que se explican a continua- ción). Las muestras para la estimación del calcio sérico deberán ser tomadas sin usar un torniquete. Tan pronto como los niveles séricos de calcio suben a 1 mg/100 ml (250 µmol/l) sobre el nivel normal

Durante los periodos de hipercalcemia se deberán determinar los ­niveles de fosfato y calcio sérico diariamente. Cuando se alcanzan niveles normales, el tratamiento con CALCITRIOL puede continuarse a una dosis diaria 0.25 mcg más baja utilizada previamente. Deberá hacerse un estimado de la ingesta diaria de calcio nutricional y ajustar la ingesta cuando esto sea indicado

instrucciones especiales de administración

Osteoporosis post-menopáusica: La dosis diaria de CALCITRIOL es de 0.25 mcg dos veces al día. Los niveles de calcio sérico y creatinina deberán ser determinados a las cuatro semanas tres y seis meses y posteriormente a intervalos de seis meses.

Osteodistrofia renal: La dosis inicial es de 0.25 mcg. En pacientes con niveles normales o ligeramente reducidos de calcio sérico son suficientes dosis de 0.25 mcg cada tercer día. Si no se observa una respuesta satisfactoria en los parámetros bioquímicos y las manifestaciones clínicas de la enfermedad dentro de las primeras dos a cuatro semanas, puede incrementarse la dosis diaria en 0.25 mcg en intervalos de dos a cuatro semanas. Durante este periodo deberán determinarse los niveles de calcio sérico al menos dos veces a la semana. La mayoría de los pacientes responden a 0.5-1.0 mcg diarios. Hipoparatiroidismo-raquitismo:La dosis inicial recomendada de CALCITRIOL es de 0.25 mcg/día administrados en la mañana. Si no se observa una respuesta satisfac­toria en los parámetros bioquímicos y las manifestaciones clínicas de la enfermedad, puede aumentarse la dosis en intervalos de dos a cuatro semanas.

Durante este periodo deberán determinarse los niveles de calcio sérico al menos dos veces a la ­semana. Ocasionalmente, se nota malabsorción en pacientes con hipoparatiroi­dismo, por lo cual pueden ser necesarias dosis mayores de CALCITRIOL.

Si el médico decide prescribir CALCITRIOL a una mujer embarazada con hipoparatiroidismo, podría requerirse una dosis mayor durante la segun­da mitad de la gestación, reduciendo la dosis tras el parto o durante la lactancia.

Pacientes ancianos: No requieren modificaciones específicas de la dosis. Deberá monitorearse el calcio sérico y la creatinina. Terapia intermitente (pausada): La terapia oral intermitente (pausada) con CALCITRIOL dos o tres veces a la semana ha demostrado ser efectiva aun en pacientes que no responden a la terapia continua.

Efectos laterales

  • Efectos secundarios que deben ser informados a su médico inmediatamente
  • Señales tardías de una sobredosis grave -- Presión alta; latidos irregulares; dolor de estómago (muy fuerte)
  • Otros efectos secundarios que deben ser informados a su médico

Señales tempranas de una sobredosis -- Estreñimiento (especialmente en los niños o en los adolescentes); diarrea; boca seca; dolor de cabeza (continuo); aumento en la frecuencia de la necesidad de orinar, especialmente de noche, o en la cantidad de orina; aumento de sed; pérdida del apetito; sabor metálico; náuseas o vómitos (especialmente en niños o adolescentes); cansancio o debilidad inusual

Señales tardías de sobredosis -- Dolor de los huesos; orina turbia; sueño; aumento en la sensibilidad de los ojos a la luz o irritación de los ojos; comezón de la piel; cambios mentales o del humor; Dolor de los músculos; náuseas o vómitos; pérdida de peso

Otros efectos secundarios no listados arriba también pueden ocurrir en algunos pacientes. Si nota cualquier otro efecto, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Fuentes

www.salud.com www.facmed.unam.mx

Enlaces Externos

www.Infomed.cu