De Magnete

Revisión del 10:36 30 ago 2012 de Marbelis GT (discusión | contribuciones) (De Magnete (Libro) trasladada a De Magnete)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
De Magnete
Información sobre la plantilla
De Magnete.jpg
Título originalDe magnete, magneticisque corporibus, et de magno magnete tellure
Autor(a)(es)(as)William Gilbert
GéneroCientífico
Primera edición23 de mayo de 1600
PaísInglaterra

De Magnete (El imán). Originalmente escrito por completo en Latín De Magnete causó una revolución debido a lo novedoso de su contenido y lo detallado de sus apuntes, en él, Gilbert revela muchas de sus experiencias en el uso de su modelo terrestre como base de sus experimentos. El concepto de libro de texto científico era extraño cuando apareció De Magnete en 1600. Se había escrito anteriormente sobre temas científicos y sobre geomagnetismo (p.e. por Petrus Peregrinus en su Epístola de Magnete, 1269), pero fueron más unos informes sobre utillajes y fenómenos, que investigaciones a fondo de un tema, con pruebas experimentales y su interpretación como lo es sin dudas De Magnete. Por lo que no existía una regla con la que comparar De Magnete. No fue hasta 1687 que se publicó el Principia de Newton; De Magnete también antecede al Astronomía Nova (1609) de Johannes_Kepler, en el que enunció las dos primeras de sus tres leyes del movimiento planetario y al Sidereus Nuncius (1610) de Galileo Galilei, donde se describen las primeras observaciones de objetos astronómicos.

Partes del libro

En De Magnete, se describe a la Tierra como un enorme imán, debido a sus propiedades magnéticas. El autor justifica la razón por la cual las brújulas apuntan siempre hacia el norte, lo que destruye las teorías existentes en ese entonces al respecto.La obra esta dividida en un total de 6 tomos originalmente escritos en Latín y luego traducidos al inglés por varios autores.

El primer libro

El primer libro comienza con una revisión histórica, luego revisa las propiedades magnéticas básicas de la calamita (polos, atracción y repulsión, magnetización del hierro)y finaliza con el capítulo famoso sobre el tema del gran imán que es la Tierra). Tiene un debate interesante de las propiedades médicas del hierro y la calamita, donde saca la conclusión de que el magnetismo no desempeña ningún papel, dado que: "cuando se bebe de un trago" [no la calamita] "no beneficia para atraer o repeler".

El segundo libro

En el segundo libro se dibuja una diferencia clara entre las propiedades atractivas de los imanes y el ámbar frotado: "para esto nos agrada más llamarlo una fuerza eléctrica". Se describen muchos experimentos magnéticos y electroestáticos, incluyendo investigaciones de los efectos del material interpuesto, la forma de la calamita y el efecto del "armar" los polos con cápsulas de hierro. Se rebate mucho tradicionalismo, no menos la posibilidad de la máquina de movimiento perpetuo: "¡O que los dioses, al final, traerán un fin miserable esos trabajos ficticios, locos, con los que están cegadas las mentes de los estudiosos!".

El tercer libro

El libro tercero se interesa por las propiedades directivas de un imán, pero también con detalles de la magnetización de agujas y la distribución del magnetismo en una terrella (la denominación de Gilbert para una calamita esférica). Los experimentos con la terrella son de particular importancia, ya que fueron las que condujeron a Gilbert a trazar la analogía entre el campo magnético terrestre y el de la terrella.

El cuarto y quinto libro

La introducción al geomagnetismo se desarrolla con más detalle en el libro cuarto (sobre la declinación, que era conocida como "variación") y el quinto (sobre la inclinación, que Gilbert llamó declinación).

El sexto libro

El último libro y más especulativo de los libros, tiene que ver con los movimientos estelares y terrestres, que Gilbert asoció erróneamente con el magnetismo y creía que eso añadía un apoyo a la teoría de Copérnico. Esto fue inaceptable para la visión religiosa de esos tiempos y muchas copias europeas de De Magnete eliminaron o mutilaron el libro 6. No obstante, la idea de una acción a distancia para el control de los movimientos planetarios fue una semilla para las ideas de Hooke y Newton sobre la gravedad.

Resumen

Una mera lista de sus contenidos puede dar solo una pista sobre el libro. Es necesario recordar constantemente mientras se lee lo antiguo que es. Aquí hay ciencia baconiana, basada en los experimentos y en la observación más que en los rumores, llevándose a la práctica veinte años antes de la publicación del Novum Organum de Bacon. Y, más de cien años antes de que dejase de ser un delito, punible con azotes, que el aliento de un timonel naval inglés oliese a ajo por miedo a que desmagnetizase la brújula del barco, De Magnete descarta como "fábula y falsedad" la idea de que la calamita embadurnada con ajo pierda su poder. Todo esto en tiempos en que era una herejía fijar experimentos contra las enseñanzas de la iglesia. La cotización de De Magnete puede ser un poco desorientativa cuando se agotaron, sin el beneficio de esta revisión, las cuatro ediciones en latín de 1600, 1628, 1633 y 1892 (un facsímil de la primera edición). A pesar de que aparecen ocasionalmente en subastas copias de segunda mano, no son baratas: se ha vendido ejemplares de una primera edición en buen estado por 15.000 US $. La edición en inglés de Chiswick Press de 1900 (traducida por Thompson) se limitó a 250 copias y actualmente es virtualmente imposible de conseguir, pero se reimprimió un facsímil en 1958 Basic Books, editada y con una introducción de Derek J. de Sola Price. Se publicó una reimpresión de la traducción de Mottelay por Dover en 1958 y aún esta en impresión.

Una vez que el lector se habitúa a su inevitable estilo arcaico, De Magnete es un libro sorprendentemente legible. No es necesario recomendárselo a los historiadores de la ciencia, ya que ya lo habrán leído. No es solo que cualquier geofísico se beneficiará de él, sino que también disfrutará leyéndolo.

Vease también

William Gilbert (Autor)

Fuentes