Dermatitis seborreica

De EcuRed
Dermatitis seborreica
Información sobre la plantilla
260px
Concepto:Es la inflamación de las zonas de la piel, donde existe un gran número de glándulas sebáceas.

Dermatitis seborreica. Es una dolencia cutánea, inflamatoria y común que hace que se formen escamas, que van de blancas a amarillentas, en áreas grasosas como el cuero cabelludo o dentro del oído, y puede ocurrir con o sin enrojecimiento cutáneo. Costra láctea es el término que se utiliza cuando la dermatitis seborreica afecta el cuero cabelludo de los bebés.

Contenido

Causas

La dermatitis seborreica se debe a una combinación de sobreproducción de grasa en la piel e irritación a causa de una levadura llamada malessizia.

Incidencia

La dermatitis seborreica parece transmitirse de padres a hijos. El estrés, la fatiga, los climas extremos, la piel grasosa, la limpieza de la piel y los champúes no frecuentes, el uso de lociones que contienen alcohol, trastornos de la piel (como el acné) o la obesidad pueden incrementar el riesgo de padecerla.

Factores de riesgo

Las afecciones neurológicas, como la enfermedad de Parkinson, un traumatismo craneal y un accidente cerebrovascular pueden estar asociadas con la dermatitis seborreica. El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) también está asociado con un aumento de los casos de dermatitis seborreica.

Síntomas

La dermatitis seborreica puede ocurrir en muchas áreas diferentes del cuerpo y, de manera característica, se forma donde la piel es aceitosa o grasosa. Las áreas comúnmente afectadas abarcan el cuero cabelludo, las cejas, las pestañas, los pliegues nasolabiales, los labios, la parte posterior de las orejas, el oído externo y a lo largo de los pliegues de la piel en la parte media del cuerpo.

La dermatitis seborreica en bebés, también llamada costra láctea, es una afección inofensiva y temporal. Aparece en el cuero cabelludo del niño en forma de escamas cafés o amarillas, gruesas y costrosas. También se pueden encontrar escamas similares en los párpados, los oídos, alrededor de la nariz y en la ingle. La costra láctea se puede observar en recién nacidos y niños pequeños hasta los 3 años.

La costra láctea no es contagiosa, ni causada por falta de higiene; tampoco es una alergia ni es peligrosa; y puede o no ocasionar picazón. Si se presenta con picazón, rascarse en exceso puede causar una inflamación adicional y las grietas en la piel pueden originar infecciones leves o sangrados.

En general, los síntomas de la dermatitis seborreica abarcan:

  • Lesiones cutáneas.
  • Parches sobre una gran área.
  • Áreas de piel grasosa.
  • Escamas en la piel: blancas y escamosas, o amarillentas, grasosas y pegajosas ("caspa").
  • Prurito: puede ocasionar más picazón si se infecta.
  • Enrojecimiento leve.
  • Pérdida del cabello.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en el aspecto y la localización de las lesiones cutáneas.

Tratamiento

Las escamas y la resequedad de la piel se pueden tratar con champúes de venta libre para la "caspa" o medicados. El cabello se debe lavar con champú frecuente y vigorosamente (preferiblemente todos los días). Se recomienda aflojar las escamas con los dedos y estregar durante por lo menos 5 minutos para luego enjuagar completamente. Algunos de los ingredientes activos en estos champúes son ácido salicílico, alquitrán de hulla, zinc, resorcina, ketoconazol o selenio.

Para los casos severos de esta enfermedad, se pueden prescribir champúes o lociones que contengan selenio, ketoconazol o corticosteroides. Para aplicar el champú, el cabello se debe dividir en pequeñas secciones, aplicarlo por áreas pequeñas y masajear la piel. Si las áreas afectadas son el rostro o el pecho, se debe aplicar una loción medicada dos veces al día. La dermatitis seborreica puede mejorar durante el verano, especialmente después de realizar actividades al aire libre.

Para bebés afectados por la costra láctea:

  • Masajearle el cuero cabelludo suavemente con los dedos o con un cepillo suave para aflojar las escamas y mejorar la circulación en el área.
  • Bañarle el cabello diariamente con suavidad y utilizando un jabón suave, mientras se presenten las escamas. Después de que las escamas hayan desaparecido, el cabello se le puede lavar dos veces por semana.
  • Asegurarse de enjuagarle bien el cabello para que no queden restos de jabón
  • Peinarle el cabello con un cepillo limpio y suave después de cada lavada y varias veces al día.
  • Si las escamas no se aflojan fácilmente y no salen, se aconseja aplicarle vaselina líquida en el cuero cabelludo y envolverle la cabeza en un trozo de tela húmedo y tibio hasta por una hora y luego bañarlo como se indicó anteriormente. Se debe recordar que el bebé pierde mucho calor a través del cuero cabelludo. Cuando se utiliza el trozo de tela tibio y húmedo con la vaselina líquida, es necesario revisarlo frecuentemente para asegurarse de que éste no se haya enfriado, ya que las ropas frías y húmedas podrían bajarle la temperatura drásticamente.
  • Si las escamas siguen siendo un problema o una preocupación o si el bebé parece incómodo y se rasca la cabeza, es necesario contactar al médico, quien puede prescribir una crema o una loción para aplicarle en el cuero cabelludo varias veces al día.

Expectativas (pronóstico)

La dermatitis seborreica es una afección crónica (de por vida) que puede controlarse mediante un tratamiento y que a menudo tiene períodos inactivos extensos seguidos de nuevos brotes.

Complicaciones

  • Sufrimiento psicológico, autoestima baja y vergüenza.
  • Infecciones bacterianas o micóticas secundarias.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe consultar con el médico si los síntomas de la dermatitis seborreica no mejoran con las medidas de cuidados personales o con los tratamientos de venta libre. También si los parches de la dermatitis seborreica drenan líquido o pus, forman costras o se enrojecen y se tornan muy dolorosos.

Prevención

La gravedad de la dermatitis seborreica se puede disminuir controlando los factores de riesgo y prestando mucha atención al cuidado de la piel.

Véase también

Fuente