Discusión:Recetas de elaboración del Conejo (Importancia nutricional)

Revisión del 06:41 13 ago 2015 de Adriana jc.medialuna2 (discusión | contribuciones) (Página creada con «{{Receta |nombre= Recetas de elaboración del Conejo |imagen= Preparación 1.jpg |descripción= |país de origen= |género=Carne blanca |ingredientes= conejo, Vino blanco,...»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Recetas de elaboración del Conejo
Información sobre la plantilla
Preparación 1.jpg
Género
Carne blanca
Ingredientes
conejo, Vino blanco, Arroz, Chipirones…


Descripción

La carne es un alimento sumamente rico en proteínas, indispensable dentro de una dieta equilibrada, que debe ser consumido cada semana. No obstante, no debemos confundir la carne roja con la denominada como carne blanca, ya que tanto su aporte nutricional como su contenido en calorías/grasas no es en absoluto el mismo, siendo evidentemente más saludable la segunda opción (esto es, la carne blanca).

Teniendo en cuenta que la carne de conejo es una carne blanca, no hay duda que destaca por ser una carne con menos grasas, aportando apenas 140 calorías por cada 100 gramos.
Se convierte en una opción saludable –y recomendada- para acompañarlo con ensaladas, verduras u hortalizas, siendo ideal precisamente dentro de una dieta saludable y equilibrada.

Propiedades de la carne de conejo

  • Es un alimento magro, por lo que es bajo en grasas.
  • Recomendado en dietas bajas de colesterol, sobretodo en caso de enfermedades o trastornos cardiovasculares.
  • Al ser rico en vitamina B12 está aconsejado su consumo para mujeres embarazadas o durante la lactancia materna.
  • Ayuda a personas con problemas estomacales, siendo una carne fácil de digerir.
  • Bajo contenido en sodio, siendo interesante su consumo en personas con hipertensión.
  • Elevado contenido en potasio.
  • Rico en proteínas de alto valor biológico.
  • Recomendado en dietas de adelgazamiento junto con la carne de pollo y pavo, por su bajo contenido calórico.

Información nutricional de la carne de conejo

  • Calorías: 140 calorías por cada 100 gramos.
  • Proteínas: 10,35 gramos.
  • Grasa: 5,30 g.
  • Purinas: 132 mg.
  • Colesterol: 71,95 mg.
  • Vitaminas: vitamina A (0,35 ug.), vitamina B1 (0,10 mg.), vitamina B2 (0,12 mg.), vitamina B3 (10,99 mg.), vitamina B5 (0,80 ug.), vitamina B6 (0,40 mg.), vitamina B7 (1 ug.), vitamina B9 (4,85 ug.), vitamina E (0,28 mg.), vitamina K (4 ug.).
  • Minerales: calcio (22,80 mg.), potasio (350 mg.), sodio (45 mg.), fósforo (215 mg.).

Importancia del consumo de conejo en dietas de deportistas

La carne de conejo es una carne magra con un contenido calórico moderado, un contenido proteico elevado y rica en vitaminas y minerales. Por lo tanto, es idónea para incluirla en la dieta habitual de deportistas.
Las personas que practican ejercicio físico de manera habitual necesitan una mayor cantidad de energía disponible. Esta es la principal razón por la cual los deportistas tienen aumentados la mayoría de los nutrientes. Así, su organismo necesita una mayor cantidad de proteínas que las personas que no realizan ninguna actividad física. Esto es consecuencia del mayor catabolismo proteico que se produce durante el ejercicio físico y obedece también a la mayor necesidad de aminoácidos que hacen falta para conseguir el aumento óptimo de la masa muscular. Por estos motivos es aconsejable que la alimentación de los deportistas aporte el doble de proteínas que la alimentación de las personas sedentarias, de manera que si la recomendación para la población en general es de 0,8g/kg/día de proteína, para los deportistas es de 1,4-2/kg/día.

Consumo de conejo en determinados grupos poblacionales

La carne de conejo posee una serie de características nutricionales que la hacen muy aconsejable en determinadas etapas del desarrollo de una persona, fundamentalmente en la niñez, adolescencia y la vejez.

La infancia

La infancia es una etapa de la vida muy delicada, ya que los niños se encuentran en un período en el que sus requerimientos nutricionales se ven aumentados por el crecimiento y desarrollo que experimenta su organismo. Además debido a que el organismo aún está inmaduro, las deficiencias o desequilibrios alimentarios pueden tener un mayor impacto que en otras edades o llevar a alteraciones irreversibles.

Por otra parte, en esta etapa se van consolidando los hábitos alimentarios que posteriormente resultan muy difíciles de cambiar. De ahí que es importante que las pautas de alimentación que se instauren en la infancia sean saludables.

A partir de los 6-7 meses de edad los niños pueden comenzar a consumir carnes blancas como la de conejo o pollo. Entre los 8-9 meses se puede introducir la ternera en su dieta, y al de un año o año y medio, el resto de carnes.
La carne de conejo colabora a la hora de cubrir las ingestas recomendadas de proteínas, vitaminas y minerales recomendadas en esta etapa tan importante del desarrollo. La vitamina B12, por ejemplo, es necesaria, junto con el ácido fólico, para evitar procesos anémicos y de degeneración de neuronas. Por otra parte, para combatir la deficiencia de hierro que puede sufrir el niño, el hierro hemo contenido en la carne de conejo de mayor biodisponibilidad que el hierro contenido en los vegetales, colabora a reducir la incidencia de anemias en la etapa preescolar.
Esta etapa está caracterizada por un gran desgaste físico y mental. De ahí la importancia de que los niños consuman minerales, como los contenidos en la carne de conejo, como son el fósforo, el selenio o el potasio.

Por último, la fácil digestibilidad que permite esta carne la convierte en idónea para la dieta infantil. La adolescencia

Durante esta etapa se producen importantes cambios físicos y psicológicos, por lo que resulta fundamental una nutrición y un contenido proteico adecuados que garanticen tanto el crecimiento como los cambios en la composición corporal. Durante la pubertad se puede incrementar el porcentaje de las calorías a favor de la proteína de un 10-15% a un 12-15%.
La carne de conejo colabora a la hora de cubrir las ingestas recomendadas de proteínas, minerales, vitaminas del grupo B, así como de fósforo y potasio.

Personas mayores

Las personas de edad avanzada son, desde el punto de vista nutricional, un grupo de población vulnerable, debido al aumento de las enfermedades crónicas como a los cambios físicos y psicosociales asociados al envejecimiento. Es importante poner énfasis en la prevención de la desnutrición energético-proteínica en esta etapa de la vida.
A pesar de la disminución de la actividad y de la masa muscular, las ingestas recomendadas de proteínas son las mismas en ancianos y adultos. Lo que si cabría matizar es que conviene que la mayoría de las proteínas sean de origen animal, para garantizar una mejor absorción. En concreto, el 60% de aporte en proteínas deben ser de origen animal, frente a un 40% que deben serlo de origen vegetal. Además, las personas que tienen problemas de movilidad pueden necesitar aportes más altos de proteínas para mantener su balance de nitrógeno. Sólo en caso de insuficiencia renal puede ser necesario restringir el consumo proteico.

Razones para consumir carne de conejo dentro de una dieta variada y equilibrada

La carne de conejo es un alimento adecuado para incluir en una dieta equilibrada, completa y sana, porque.

  • Es una carne magra.
  • Es fuente de proteínas.
  • Tiene un alto contenido en fósforo, es fuente de selenio y potasio.
  • Tiene un alto contenido en cianocobalamina (B12), niacina (B3) y piridoxina (B6).
  • Tiene una gran versatilidad gastronómica, ya que admite una amplia variedad de formas de preparación y cocinado.
  • Es una carne sabrosa que gustará a toda la familia.
  • Es una carne tradicional de nuestra cocina mediterránea.
  • Sus preparaciones culinarias suelen incorporar especias y hierbas aromáticas, por lo que se puede prescindir de la sal en su preparación.

Recetas elaboradas con carne de conejo

Arroz meloso de conejo y chipiron Ingredientes para 4 personas:

  • 1 conejo
  • Agua 1 l
  • Vino blanco ½ l
  • Arroz 250 g
  • Chipirones 250 g
  • Zanahoria 100 g
  • Puerro 100 g
  • Cebolla 100 g
  • Aceite de oliva 50 g
  • Tomillo 10 g
  • Pimienta 5 g
  • Jengibre 5 g
elaboración del arroz meloso y chipiron.

Elaboración:

Cortar con un cuchillo los dos lomos del conejo y reservar. Cortar las demás partes y tostarlas en el horno a 200ºC durante 20 minutos. Sacar del horno, ponerlas en un cazo alto y reservar. Aparte, limpiar y cortar las verduras en juliana, y ponerlas a rehogar en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando estén rehogadas, añadir al conejo troceado junto con el vino, el agua y las especias. Dejar cocer durante 35m. Colar el caldo y reservar.
Limpiamos los chipirones y cortarlos en dados, lo mismo que los lomos de conejo. Sazonamos ambos el tomillo, la pimienta y el jengibre y poner todos a rehogar en la sartén unos 5 minutos; añadir el arroz y el caldo anterior, dejando cocer unos 12 minutos.

Presentación: Poner en un plato hondo una porción de arroz meloso y decorar con un poco de tomillo fresco.


La carne de conejo goza de un apreciado sabor y se presta a múltiples preparaciones. Se puede elaborar al horno, guisado, estofado, frito o a la parrilla. Cocinado de una u otra forma el conejo admite guarniciones muy variadas -verduras, hortalizas, incluso él mismo puede formar parte del acompañamiento de otros platos como puede ser una menestra de verduras, un guiso de patatas, de arroz o de legumbres.


Conejo guisado

Ingredientes para Conejo guisado

  • 1 Unidades de Conejo
  • 1 Unidades de Pimiento rojo seco
  • 10 Unidades de Aceitunas verdes
  • 10 Unidades de Aceitunas negras
  • 1 Unidades de Cebolla morada
  • 1 Chorro de Aceite de oliva
  • 1 Pizca de Oregano
  • 1 Vaso de Vino blanco
  • 2 Cuchara sopera de Salsa de tomate sin Azúcar
  • 1 Pizca de Sal
conejo guisado.

Modo de preparación:

  • Lo primero que debemos hacer es marcar el conejo. Para ello, calienta una sartén con un poco de aceite y coloca el conejo hasta que se dore por todos lados. Reserva.
  • Utiliza la misma sartén y sofríe la cebolla y el pimentón. La cebolla cortala finamente y el pimentón en trozos más o menos grandes.
  • Cuando estén tiernas las verduras devuelve el conejo a la sartén y baña toda la preparación con el vino blanco y la salsa de tomate. Deja cocinar a fuego medio bajo por unos minutos.
  • Por último incorpora las aceitunas a la sartén y sazona con todos los condimentos al gusto.Tapa la sartén y deja en cocción por 5 minutos.
  • Sirve el conejo guisado acompañado con un poco de arroz blanco y buen vino rosado. Esta comida sana y ligera es perfecta para la hora de la comida o la cena.

Fuentes

http://www.recetasgratis.net/receta-de-conejo-guisado-facil-55737.html#ixzz3ia6mrS00

http://www.natursan.net/carne-de-conejo-propiedades-y-beneficios/ http://www.monografias.com/trabajos73/cualidades-nutricionales-carne-conejo/cualidades-nutricionales-carne-conejo2.shtml