Miramar (Playa)

Revisión del 10:35 23 may 2019 de Suyin patrimonio (discusión | contribuciones) (Vialidad)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Este artículo trata sobre Miramar. Para otros usos de este término, véase Miramar (desambiguación).
Reparto Miramar
Información sobre la plantilla
 de Cuba
 • ProvinciaLa Habana
 • MunicipioPlaya
Población 
 • Total21 003 hab.
Reparto Miramar.jpg
Miramar (Playa)

Reparto Miramar. Reparto del municipio [[Playa]], en la provincia de [[La Habana]], [[Cuba]]. Está conformado por un conjunto de excelentes bienes inmuebles, principalmente de tipologías residenciales, religiosas y civiles, además de espacios públicos, entre ellos, paseos, parques, microparques y áreas verdes, que lo convierten en paradigma de diseño urbano y ambiental. En su territorio se concentra el más variado y admirable catálogo de arquitectura doméstica de la primera mitad del siglo XX habanero. En [[1999]], la [[Comisión Nacional de Monumentos]] declaró [[Quinta Avenida]] y sus alrededores como Zona de Protección, por sus valores históricos culturales, su relevante trazado urbano y paisajístico y su nivel de conservación.

Ubicación geográfica

Limita al norte con el Estrecho de la Florida, al este con el Municipio Plaza de la Revolución, al sur con el consejo popular Sierra Almendares y al oeste con el consejo popular Ampliación Almendares.

Miramar mapa.jpg

Origen

En los primeros años del siglo XX se decide urbanizar la costa noroeste de la desembocadura del río Almendares, donde existían las llamadas fincas rústicas, algunas no explotadas por sus propietarios, y otras con rudimientarias fábricas artesanales de tejares, aceite, ladrillos, abono y canteros.

Historia

Al finalizar el siglo XIX, Marianao había logrado la categoría de municipio y con la intervención norteamericana comenzó a obtener algunos beneficios de orden político administrativo. Esta nueva condición reafirmó la importancia de la zona de la margen oeste del río Almendares, que ofrecía grandes atractivos a la expansión urbana, por lo que comenzó la conversión de las fincas rústicas en repartos de población.

Una de las tempranas parcelaciones a principios del siglo XX fue la de la finca La Miranda, que recibió la aprobación del Ayuntamiento de Marianao el 6 de febrero de 1911. Su propietario en ese momento, Manuel José Morales y Martín, quedaba así autorizado a crear el reparto Miramar, que no ganará fama de lugar privilegiado hasta entrada la década del 20. En 1916, Manuel José Morales y Martín vendió el reparto Miramar a José López Rodríguez (Pote) y Ramón González de Mendoza, quienes, además, compraron el área comprendida desde Quinta Avenida a la costa y de calle 6 a 24, propiedad de William T Burbridge, para integrarla a la urbanización.

En 1920 se crea Reparto Miramar Sociedad Anónima, con un capital de 12 millones de pesos. En ese año ya estaban construidas 8 residencias para ser comercializadas. En 1921, luego de la muerte de Pote y de Ramón González, Miramar pasó a manos de los herederos del primero y de la viuda del segundo. Posteriormente, Mario García Menocal compró a los herederos de Pote la parte de Miramar que había sido de este en $500 000.

La urbanización estuvo a cargo de la Compañía Urbanizadora del Parque de Diversiones y la Playa de Marianao, dirigidos los trabajos por los accionistas conocidos como las tres C: José Manuel Cortina, Carlos Manuel de la Cruz y Carlos Miguel de Céspedes.

Se decidió priorizar la parcelación de alrededor de 30 manzanas desde calle 2 hasta 36, en las avenidas primera, tercera, quinta y séptima. Todavía en la década del 30, sólo Quinta Avenida continuaba hacia el oeste más allá de la calle 36, con residencias construidas en sus flancos.

Vialidad

El surgimiento de Miramar respondió fundamentalmente a un fenómeno de expansión de La Habana y, en particular, de El Vedado. El objetivo era desarrollar la continuidad vial entre El Vedado y Playa de Marianao. Las avenidas de Miramar original se alinean de este a oeste con las calle de El Vedado.

En 1915, La Habana Electric Railway Co. construyó el puente de Línea sobre el río Almendares, que mejoró el acceso a Marianao, al unir El Vedado con la periferia del reparto y permitir la creación de una ruta de tranvías. En 1921 se abrió al tránsito el puente llamado Pote sobre el río Almendares, que enlazaba la calle Calzada de El Vedado con la Quinta Avenida.

Reglamentos urbanos

A pesar del cambio de dueño, la concepción urbana original de Miramar, su estructuración a partir de la Quinta Avenida y el dimensionamiento de manzanas, solares y vías fueron respetados. La trama del reparto Miramar, concebida por el ingeniero Luis Morales y Pedroso, hijo de Manuel José Morales y Martín, guarda más relación con el diseño norteamericano de Manhattan, de avenidas principales y manzanas rectangulares, que con la manzana tradicional cuadrada de los repartos de Marianao y El Vedado. Al igual que en la nomenclatura vial de este distrito de New York, en Miramar se le llamó avenida a las vías de mayor extensión y menor número orientadas este-oeste, y calles, a las de menor extensión, pero más numerosas.

Las manzanas rectangulares de Miramar miden 98.5 x 210 y se estructuraron en 20 lotes. La cara menor de la manzana se dividió en 4 solares, dos de esquina (22.5 x 45 m) y dos centrales (20 x 45 m). Al lado mayor de la manzana le correspondió la cara lateral de los solares de las esquinas y seis solares (20 x 45 m). Completan la manzana parterres y aceras. El propietario de terreno en Miramar estaba obligado a construir sobre él un inmueble espacioso. Otras condiciones eran 5 metros de jardín, 4 metros de portal, 2.50 metros de separación por los linderos laterales y de fondo y un uso residencial. En general, primó la adquisición de varios solares para la construcción de una propiedad. Lo más común era la adquisición de dos solares, uno esquinero y el contiguo, donde se construían residencias de 45 x 45 y 2025 m2 de superficie, o de dos solares centrales, para conformar una propiedad de 40 x 45 m y 1800 m2. El ancho de la propiedad aumentaba, no así la profundidad del solar. De esta manera, el esquema original adquirió variedad, pero mantuvo su ordenamiento.

Avanzados los años 30, el auge de la construcción en altura y la proliferación de los edificios de apartamentos, que rompían el tradicional formato del reparto, obligaron a que se regularan temas como la altura, la introducción de las funciones, la explotación del suelo y las características de la vivienda.

A partir de 1941 se aprobaron una serie de condicionales. Los edificios de apartamentos sólo podían ser de hasta tres plantas y 12 metros de altura. Se prohibió el uso industrial, comercial del suelo, así como la creación de academias de baile y cabarets.


Fuente 5ta ave.jpg

Ver además

Fuentes

  • Chateloin Santiesteban, Felicia y otros. Centenario de Miramar. Reparto Habanero. Ed. Boloña, 2016.
  • Proyecto Identidad
  • Sitio web del Municipio Playa