Atresia esofágica congénita

Atresia esofágica congénita.
Información sobre la plantilla
Atresia esofágica congénita.jpg
Trastorno congénito caracterizado por una falta de continuidad en el trayecto del esófago,
Región de origen:Anormalidades en el desarrollo del tabique lateral, el esófago y la tráquea.

Atresia esofágica congénita. Trastorno congénito caracterizado por una falta de continuidad en el trayecto del esófago, anomalía muy rara que puede ser la responsable de algunos casos de muerte de lactantes. La producen las anormalidades en el desarrollo del tabique lateral que separa el esófago de la tráquea primitivos, y la recanalización del obliterado esófago primitivo.

Patogenia

El esófago y la tráquea se diferencian a partir de un pliegue del intestino anterior durante la cuarta semana embrionaria. Las alteraciones en el proceso de diferenciación del esófago provocan una separación incompleta del esófago y la tráquea permaneciendo una fístula. Trastornos más importantes hacen que no haya continuidad en la luz del esófago. Con frecuencia existe una conexión entre la tráquea y uno de los sacos ciegos —bien sea el superior o proximal, o el inferior o distal— o en ambos.

Anatomía patológica

Hay dos tipos principales:

  1. La parte superior del esófago termina ciega y está conectada a la parte inferior por una banda fibrosa.
  2. La parte superior termina ciega, pero la parte inferior está conectada a la tráquea o a un bronquio (Fistula traqueoesofágica), este es el tipo más frecuente. El meconio puede regurgitarse a la tráquea.

Características clínicas

  1. La regurgitación de alimentos suele manifestarse al segundo día de vida.
  2. La tos es producida por “rebosamiento” del extremo superior ciego del esófago. Puede producirse parada respiratoria y asfixia.

Diagnóstico

El hidramnios en la madre durante el parto, debe sugerir la posibilidad de este defecto.

  • Introducción de un catéter. Un catéter blando no puede entrar hasta el estómago.
  • Examen radiográfico. Se prefiere el aceite yodado a la emulsión de bario, como medio de contraste, para evitar la neumonía. La presencia de aire en el estómago indica que hay una fístula.

Tratamiento

Se debe practicar inmediatamente el cierre de la fístula con anastomosis terminoterminal, una vez que se haya establecido el diagnóstico (atresia con fístula traqueoesofágica). Se hace mediante abordaje transtoráxico.

La gastrostomía se debe practicar en los casos de atresia simple, sin fístulas; si las hay, tiende a agravar la neumonía por aspiración.

Fuentes

  • John C. Ballantyne y John Groves. Manual de Otorrinolaringología Tomo único. Pág. 413. Edición Revolucionaria. La Habana. Cuba. 1977.
  • Información sobre Atresia congénita (en línea). Consultado: 22 de noviembre de 2016. Disponible en: www.es.wikipedia.org
  • Información sobre Atresia congénita (en línea). Consultado: 22 de noviembre de 2016. Disponible en: www.cirujanopediatracancun.com