Saltar a: navegación, buscar

Día del Trabajador Forestal

Día del trabajador forestal
Información sobre la plantilla
Forestal.jpg
“Preservación y conservación del Medio Ambiente"
Fecha:21 de junio desde 1975

Día del trabajador forestal. Se creo el 21 de junio de 1975. Los festejos por este día coinciden con el primer día del verano y el mes más lluvioso en Cuba, cuando ya las posturas están en condiciones para ser llevadas a los campos y su siembra en esas condiciones germinan de la mejor manera posible.

Oficio del trabajador forestal

El trabajador forestal es aquel que realiza labores directas de roce, plantación, poda, raleo, corta, asereno, madero, cuidado y explotación de bosques, bajo las órdenes del dueño del predio, obra o faena, o de su contratista o subcontratista. El trabajador forestal cumple con una jornada de trabajo definida según estación del año y características climáticas de la zona y tiene por ello derecho a una remuneración convenida y determinada.

Remuneración y gratificación

  • El empleador no puede pactar una suma inferior al ingreso mínimo mensual.
  • La remuneración debe pagarse como se acordó; al día, semana, quincena o mes. Jamás podrá pasar de un mes.
  • El empleador no puede descontar del sueldo del trabajador herramientas perdidas o producción dañada, salvo que exista sentencia judicial que lo autorice.
  • Las gratificaciones un beneficio con carácter anual, sin perjuicio de que el empleador pague sumas por concepto de anticipo de gratificación.

El empleador puede optar entre dos modalidades de pago de gratificación:

  • Distribuir el 30 por ciento de la utilidad líquida entre todos los trabajadores y de acuerdo a las remuneraciones percibidas por cada uno de ellos.
  • Pagar o abonar al trabajador el 25 por ciento de las remuneraciones percibidas durante el año, cualquiera sea la utilidad líquida que obtenga la empresa.

Obligaciones, derechos y deberes del trabajador forestal

Obligaciones

  • Efectuar el trabajo personalmente y por el tiempo que dure el contrato.
  • Utilizar y mantener adecuadamente los Elementos de Protección Personal (EPP) proporcionados gratuitamente por el empleador.
  • Respetar todas las medidas de prevención de riesgos implementadas para desarrollar su labor con seguridad, especialmente tratándose de trabajos con motosierra, aserraderos y uso de plaguicidas.

Derechos

  • Exigir la escritura de su contrato de trabajo en 4 ejemplares si se trata de faenas de temporada.
  • Recibir la remuneración por sus servicios en la fecha pactada.
  • Disponer de 30 minutos para colación además de descanso diario, terminada la jornada y antes del inicio de la jornada del día siguiente y un descanso semanal o bisemanal si así fue acordado por las partes.
  • La jornada ordinaria diaria no puede superar de 10 horas por día.
  • Pactar por escrito hasta 2 horas extraordinarias diarias en forma temporal cuando sea necesario en la faena y, siempre que no perjudique su salud. La vigencia de este pacto no puede superar los 3 meses, pudiendo ser renovado de la misma forma.
  • Exigir que el empleador señale los riesgos y las medidas de prevención que se deben adoptar en el trabajo.

Deberes

  • Entregar gratuitamente los Elementos de Protección Personal acorde con los riesgos existentes en la labor.
  • Suministrar condiciones adecuadas e higiénicas de alojamiento, en el caso del trabajador de temporada, salvo que éste pueda alojar en su casa o en un lugar de alojamiento que por la distancia y los medios de transporte le permitan desempeñar el trabajo sin mayores dificultades.
  • Mantener un lugar adecuado e higiénico para que sus trabajadores mantengan, preparen y consuman sus alimentos. En el caso que no puedan adquirirlos, por la distancia o dificultades de transporte, el empleador debe proporcionarlos gratuitamente.
  • Suministrar un medio de locomoción gratuito y seguro si entre el lugar de trabajo y el de alojamiento hay 3 o más kilómetros y no existe locomoción pública. Sólo se debe transportar pasajeros sentados.

Elementos de protección personal

Son todos aquellos elementos que permiten prevenir o minimizar los efectos que pueda sufrir un trabajador a raíz de un accidente del trabajo o enfermedad profesional, transitoria o permanente, provocado por la ejecución de alguna labor. El uso de los EPP dependerá del riesgo a que se expone el trabajador, de cómo puede ser afectado su organismo y del tiempo durante el cual estará expuesto.

  • Ropa protectora: Protege contra cortes, frío, calor y agua. Se incluye aquí el Pantalón Anticorte.
  • Bototo de seguridad: Debe tener puntera metálica, un forro resistente a cortes y adecuado al clima en el que se desarrolla la labor. Su uso evita accidentes como cortes, resbalones y caídas.
  • Casco: Debe ser liviano y tener incorporado dispositivos para montar visera y orejeras antirruidos. Protege contra la caída de ramas, árboles y fuego, así como del retroceso de una motosierra.
  • Protector facial y ocular: Debe ir montado en el casco de seguridad. Protege los ojos y cara contra astillas o aserrín, contra golpes y rasguños de ramas.
  • Protector auditivo: Pueden ser de orejeras adheridas al casco o tapones. Previene la sordera provocada por el ruido de la motosierra.
  • Máscara respiratoria: Protege contra gases, vapores y humos presentes en faenas como fumigaciones, quemas y otros.
  • Guantes: El tipo a utilizar dependerá del riesgo de la faena realizada, como el roce, quema, aplicación de plaguicidas entre otros.

Riesgos más comunes en las faenas forestales

Durante la cosecha de madera por golpes, caídas de árboles y cortes. En el uso de maquinarias como motosierra, trineumático, skidder y en torres de Madereo. Enfermedades derivadas de la actividad como lumbagos, sorderas y otras provocadas por el uso de sustancias químicas. Por Plaguicidas

  • Los plaguicidas son tóxicos, por lo que deben ser adquiridos en lugares autorizados, transportados en envases herméticos, separados de los alimentos y de las personas, almacenados en bodegas especiales cerrados con llave y debidamente etiquetados.
  • Los plaguicidas deben ser aplicados por personal entrenado, mayor de 18 años, equipado con Elementos de Protección Personal y lejos de los niños y de la vivienda o campamento
  • Una vez aplicado el plaguicida se deben lavar los equipos, la ropa contaminada separadamente de la ropa de uso diario, bañarse con agua y jabón, lavar los envases vacíos 3 veces, destruirlos y enterrarlos.
  • Quienes manipulen plaguicidas deben someterse periódicamente a exámenes médicos de sangre y orina, para detectar si han estado expuesto a niveles peligrosos.

Fuente