Motín del teniente coronel José Sacramento León (Payito)

Motín del teniente coronel José Sacramento León (Payito)
Información sobre la plantilla
Fecha:27 de marzo de 1874
Lugar:Bandera de Cuba Cuba
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba

Motín del teniente coronel José Sacramento León (Payito). Acto significativo de indisciplina de jefes, en el desarrollo de la Guerra de los Diez Años protagonizado por el Teniente Coronel José Sacramento León (Payito), el cual tuvo lugar en el campamento mambí del Pelón, a dos leguas de Yariguá, Las Tunas, el 27 de marzo de 1874.

Historia

La sedición tuvo su origen en un conjunto de descontentos e incomprensiones por parte de los jefes, oficiales y tropas tuneras, resentidas por la nueva estructura de los departamentos militares, la designación de algunos jefes para ocupar cargos importantes y la democión de otros, como fue el caso de los mayores generales Calixto García, nombrado jefe del Departamento Oriental, y de Vicente García designado como secretario de la Guerra, sin mando de tropas. El Teniente Coronel José Sacramento León, quien se desempeñaba como segundo de Vicente García en la región de Las Tunas, quedó al frente de la Brigadier de caballería tunera.

Payito León apoyó la trama contra el presidente Salvador Cisneros Betancourt, encabezada inicialmente por el Comandante. Juan Ignacio Castellanos y el Coronel Cristóbal Acosta, quienes habían resultado muertos al no someterse a la obediencia de las tropas de Limbano Sánchez, encargadas de reestablecer la situación por órdenes de Calixto García. Después, León protagonizó la sedición, al negarse a aceptar el mando directo y la autoridad del Mayor General Calixto García como su jefe superior, y exigir la restauración en el mando de las tropas tuneras de su antiguo jefe, el Mayor General Vicente García. Ante tal situación, este último estuvo de acuerdo y protegió a Payito León.

Consecuencias

El 5 de mayo de 1874 León se presentó ante la Cámara, que acordó hacerle un juicio sumario por insubordinación, pero dos días más tarde decidió amnistiar a todos los sediciosos. La solución dada al conflicto por el Gobierno y la Cámara, demostró su debilidad ante problemas que minaban la disciplina y verdaderamente laceraban la unidad revolucionaria de los patriotas. Como consecuencia de estas debilidades, más adelante se produjeron las sediciones de Lagunas de Varona y Santa Rita.

Fuente